Economía de Vanuatu

Economía de Vanuatu
MonedaVatu
Año fiscalsin información
Banco centralsin información
OrganizacionesOMC (observador)
Mercado de valoressin información
Estadísticas
PIB (nominal)560 millones (2008)
PIB (PPA)1,11 mil millones ([1]2008) (200.º)
Variación del PIB+6,5% (2008)
PIB per cápita4 700 (2008)
PIB por sectoresagricultura 20%, industria 17%, comercio e servicios 63% (2010 est.)
Tasa de cambio111,93 por US$ 1 (2006)
Inflación (IPC)2,6 (2010)
IDHsin informaciones
Coef. de Ginisin informaciones
Fuerza Laboral81 020 (2009)[1]
Desempleo1,7
Industrias principalesalimentos y pescado helados, café, taro, ñame, frutas, legumbres, carne, peces
Comercio
Exportaciones105 millones (2006[1]​)
Productos exportadoscopra, carne, cacao, madera, pimienta, café
Destino de exportacionesTailandia 58,3%, India 18,5%, Japón 8,3% (2007)[1]
Importaciones142 millones (2006[1]​)
Productos importadosmáquinas y equipamientos, alimentos, combustibles
Origen de importacionesAustralia 20,7%, Singapur 11,8%, Nueva Zelandia 11,2%, Noruega 8,5%, Estados Unidos 8,3%, Fiyi 8,1%, China 7,2%, Nueva Caledonia 4,5% (2007)[1]
Finanzas Públicas
Deuda externa (pública y privada)73,2 millones (2009)
Ingresos82 millones
Gasto público71,1 millones (2005)
Reservas internacionales48,54 millones (2009)
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en dólares estadounidenses
Un mercado en Port Vila.

La economía de Vanuatu está basada principalmente en la agricultura familiar, que suministra sustento para aproximadamente un 70% de la población. La pesca, los servicios financieros y el turismo, con los más de 167.000 visitantes en 2007, son otros de los sectores esenciales de la economía. Los depósitos minerales son insignificantes; el país no tiene ningún depósito conocido de petróleo. Un pequeño sector industrial aprovisiona el mercado local.[1]

La fuente principal de impuestos es principalmente las importaciones. El desarrollo económico está limitado por la dependencia de relativamente pocos productos de exportación, por la vulnerabilidad a los desastres naturales, y por su situación geográfica, a gran distancia de los principales mercados consumidores.[1]