Economía de México

Economía de México
Tulum - 01.jpg Thunder Horse Semisub.jpg
Ciudad.de.Mexico.City.Distrito.Federal.DF.Paseo.Reforma.Skyline.jpg
Masretta of Mexico, The MXT - Flickr - Moto@Club4AG.jpg San Pablo Autopan.jpg
En el sentido de las agujas y a partir de la imagen superior izquierda: Playas de Tulum (turismo), plataforma de Pemex en el Golfo de México, Paseo de la Reforma en el distrito financiero de Ciudad de México, el Mastretta MXT por el montador Mexicano de automóviles Mastretta y cosechas.
Moneda Peso mexicano (MXN, $)
Año fiscal Ene-Dic
Banco central Banco de México
Organizaciones NAFTA, Alianza del Pacífico OMC y OCDE
Mercado de valores Bolsa Mexicana de Valores
Estadísticas
PIB (nominal) $$1.291 billón (2014)[1] ( 13..º)
PIB ( PPA) $$2.149 trillion (2014 est.)[2] ( 11º lugar.º)
Variación del PIB +2.5 % ( 2015)[3]
PIB per cápita $18,000 (2014 est.) CIA[4]
PIB por sectores Primario: 4,1 %
Secundario: 34,2 %
Terciario: 61,8 %[5]
Tasa de cambio 1 dólar (USD) = 20.70
Inflación ( IPC) 4,07 (julio, 2014)
IDH 0,756 (alto) (2013)[6]
Población bajo la línea de pobreza 37,1 % ( 2012)[7]
Coef. de Gini sin informaciones
Fuerza Laboral

53 800 000 60.2% ( 2015)

Error en la cita: Error en la cita: existe un código de apertura <ref> sin su código de cierre </ref>[8]
Desempleo 4.2 % ( 2016)Error en la cita: Error en la cita: existe un código de apertura <ref> sin su código de cierre </ref>
Comercio
Destino de exportaciones Bandera de Estados Unidos 78,26 %
Bandera de Canadá 2,74 %
Bandera de España 2,05 %
(2013)[9]
Importaciones $308.6 billion (2008 est.)[10]
Origen de importaciones Bandera de Estados Unidos 50,06 %
Bandera de República Popular China 15,05 %
Bandera de Japón 4,75 %
(2013)[11]
Finanzas Públicas
Deuda externa (pública y privada) 348 498 millones(2012) (+17.2%)[12]
Reservas internacionales 193,304 millones (junio 2015)[13]
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses
[ editar datos en Wikidata]

La economía de México está basada en el mercado libre orientado a las exportaciones. Es la 1.ª economía más grande de Hispanoamérica, la 2.ª de América Latina y la 3.ª economía (PPA) de mayor tamaño de toda América, solo después de la de los Estados Unidos y la de Brasil, [5]</ref> Según datos de 2014 de la CIA, el Producto interior bruto, supera el billón de dólares, convirtiendo a la economía mexicana en la 13.ª más grande del mundo.[15] Las corporaciones Moody's y Fitch IBCA le han otorgado grados de inversión a la deuda soberana de México.

A pesar de su estabilidad macroeconómica que ha reducido la inflación y las tasas de interés a mínimos históricos y que ha incrementado el ingreso per cápita, existen grandes brechas entre ricos y pobres, los estados del norte y los del sur, y entre la población urbana y rural.[16] Algunos de los retos para México siguen siendo mejorar la infraestructura, modernizar el sistema tributario y las leyes laborales así como reducir la desigualdad del ingreso.

La economía contiene una mezcla de industrias y sistemas agrícolas modernos y antiguos, ambos dominados cada vez más por el sector privado. Los gobiernos recientes han expandido la competencia en puertos marítimos, telecomunicaciones, la generación de la electricidad, la distribución del gas natural para modernizar la infraestructura. Se trata de una economía orientada a las exportaciones, con un comercio exterior regulado en tratados de libre comercio (TLC) con más de 40 países, incluyendo a la Unión Europea, Japón, Israel y varios países de la América Central y la América del Sur. El TLC más influyente es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado en 1992 por los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y México, el cual entró en vigor en 1994 En 2006 el comercio de México con sus socios norteamericanos representaba cerca del 90 % de sus exportaciones y el 55 % de sus importaciones.[18]

La cumbre de inversión en México (Mexico Investment Summit)[21]

Historia

Crecimiento promedio anual del PIB
ACC-20Foto 20-01.jpg
Director del Banco de México, Agustín Carstens Carstens.
1900-1929 3,4 %
1929-1945 4,2 %
1945-1972 6,5 %
1972-1981 5,5 %
1981-1996n 1,5 %
1995-2000 5,1 %
Fuentes:IMEF[23]

Después de cinco décadas de turbulencia política tras la independencia de México, las cuatro administraciones consecutivas del presidente Porfirio Díaz, durante el último cuarto del siglo XIX produjeron un crecimiento económico sin precedentes acompañado de inversión e inmigración extranjera, así como el desarrollo de un sistema ferroviario eficiente y la explotación de los recursos naturales del país. El Producto interno bruto (PIB) per capita a principios de la década de 1900 estaba a la par del de Argentina y Uruguay, casi tres veces más que el de Brasil y Venezuela.[25] Sin embargo, la represión política y la repetida reelección de Díaz, así como la enorme desigualdad del ingreso exacerbada por el sistema de la distribución de la tierra en grandes latifundios y haciendas donde trabajaban millones de campesinos en condiciones precarias fueron las principales causas que motivaron la Revolución mexicana ( 1910- 1917) un conflicto armado que transformó radicalmente la estructura política, económica, social y cultural del país durante el siglo XX.

El periodo de 1930 a 1970 fue denominado por los historiadores económicos como el "Milagro Económico", una etapa de crecimiento económico acelerado estimulado por el modelo industrialización con la sustitución de importaciones (I SI) el cual protegía y promovía el desarrollo de la industria nacional. A través del modelo ISI, el país experimentó un auge económico en el que las industrias expandieron rápidamente su producción.[26] Para proteger la balanza de pagos el gobierno ejerció políticas proteccionistas; además aumentó el crédito privado a la industria a través de Nacional Financiera (NAFINSA).

El modelo ISI llegó a su última expansión a finales de la década de 1960, culminando en el reconocimiento del desarrollo mexicano en la selección de la ciudad de México como sede de los juegos olímpicos de verano. Frente a una posible recesión económica, y al tratar de dar una respuesta a las demandas sociales de la población, durante la década de 1970 las administraciones de Echeverría y López Portillo trataron de reavivar la economía a la vez que introducían el desarrollo social en sus políticas lo cual requería un mayor gasto público. En la década de 1970 se formaron instituciones financieras del gobierno para apoyar a los trabajadores, como INFONAVIT y FONACOT. Con el descubrimiento de nuevos yacimientos petroleros, cuando los precios del petróleo se encontraban en máximos históricos y las tasas de interés en mínimos -incluso negativas-, el gobierno aceptó préstamos de los mercados internacionales para invertir en la compañía estatal petrolera, la cual parecía proveer un ingreso de largo plazo para financiar el bienestar social en un plan que se nombró plan de desarrollo compartido. De hecho, este método produjo un aumento considerable del gasto social,[27] El plan, sin embargo, fue muy ineficiente y su administración estuvo acompañada de un manejo inadecuado de los recursos y de inflación.

Comparación del PIB per cápita nominal de España, Portugal y México, durante el siglo XX, basado en World Population, GDP and Per Capita GDP, 1-2003 AD.
Comparación del PIB per cápita nominal de Argentina, Brasil, Chile y México, en el último siglo, basado en World Population, GDP and Per Capita GDP, 1-2010 AD.

En 1981 el panorama internacional cambió abruptamente: los precios del petróleo se desplomaron y las tasas de interés se incrementaron. En 1982, el presidente López Portillo, antes de terminar su administración suspendió los pagos de la deuda externa, devaluó el peso mexicano y nacionalizó el sistema bancario junto con otras industrias afectadas por la crisis. Aunque el modelo ISI había producido el crecimiento industrial en décadas anteriores, había sobreprotegido al sector, haciéndolo poco competitivo, poco rentable y poco productivo.[23]

El presidente de la Madrid fue el primero en implementar una serie de reformas de carácter neoliberal. Después de la crisis de 1982 pocas organizaciones internacionales estaban dispuestas a conceder préstamos a México, de modo que para mantener el balance de cuenta corriente ajustado, el gobierno recurrió a continuas devaluaciones, lo cual produjo altos índices de inflación,[28] Algunos efectos de las políticas de su administración fueron un incremento en el déficit público y el crédito interno.

El primer paso hacia la liberalización del comercio fue la admisión de México al GATT en 1986. Durante la administración del presidente Salinas, la mayoría de las empresas nacionalizadas fueron privatizadas con la notable excepción de la industria petrolera y energética (protegidas constitucionalmente). En 1992 se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre los Estados Unidos, Canadá y México, el cual entró en vigor el 1 de enero de 1994. Salinas también introdujo controles de incrementos de precio estrictos y negoció aumentos salariales muy pequeños, con el fin de reducir la inflación. Aunque la estrategia sí redujo la inflación a un solo dígito, el crecimiento económico anual tan sólo promedió 2,8 %[23] No obstante, los drásticos efectos de la crisis, en el poder adquisitivo, y en el sistema bancario, durarían por muchos años más, ya que las tasas de interés superaron el 100 % durante los primeros seis meses de la crisis.

Los presidentes Zedillo y Vicente Fox continuaron con la liberalización comercial y durante sus administraciones se firmaron diversos TLCs con países latinoamericanos y europeos, con Japón e Israel, y mantuvieron la estabilidad macroeconómica, aunque poco redujeron la desigualdad del ingreso y la brecha entre los estados ricos del norte y el sur, la clase urbana y la rural. México se ha vuelto uno de los países más abiertos al libre comercio y la base económica se ha reconfigurado en consecuencia. El comercio con los Estados Unidos se triplicó desde la firma del TLC.[30] La inversión extranjera ahora es en su mayoría inversión extranjera directa.

Debido a los continuos problemas financieros del gobierno no se puede subsidiar adecuadamente las universidades (o la investigación básica que proporcione el empleo completo para científicos e ingenieros mexicanos, y que en última instancia se mejore la economía nacional). El Colegio del la Frontera Norte en Tijuana hizo una evaluación que estimaba que más de 100,000 de los inmigrantes ilegales que entran a los Estados Unidos cada año tienen un grado universitario.

Trayectoria de la economía Mexicana según el FMI (1980-2011)[31]
Other Languages