Economía de Australia

Economía de Australia
City of sydney from the balmain wharf dusk cropped2.jpg
La ciudad de Sídney desde el Balmain Wharf.
MonedaDólar australiano
Año fiscal1 de julio - 30 de junio
OrganizacionesAPEC, OMC y OCDE
Estadísticas
PIB (PPA)1 100 449 millones (2014)[1]​ (19º lugar.º)
Variación del PIB3,3 % (2012)
PIB per cápita67 460 (2012)
PIB por sectoresagricultura: 4 %, industria: 26,6 %, servicios: 69,4 % (2012)
Tasa de cambio0,96 AUD por US$ 1 (2012)
Inflación (IPC)2,1 % (2012)
IDHsin informaciones
Población bajo la línea de pobrezasin información
Coef. de Gini0,305 (2006)
Fuerza Laboral12,27 millones (2012)
Desempleo5,7 % (2016)
Industrias principalesminería, industria e equipamientos de transporte, procesamiento de alimentos, productos químicos, acero
Comercio
Exportaciones263 900 millones (2012)[1]
Productos exportadoscarbón, hierro, oro, carne, lana, aluminio, trigo, máquina y equipamientos de transporte
Destino de exportacionesBandera de la República Popular China China 27,4 %
Bandera de Japón Japón 19,2 %
Bandera de Corea del Sur Corea del Sur 8,9 %
Bandera de India India 5,8 % (2011)
Importaciones258 100 millones (2012)[1]
Productos importadosmáquinas y equipamientos de transporte, computadoras y máquinas de oficina, equipamientos de telecomunicación y piezas, petróleo
Origen de importacionesBandera de la República Popular China China 18,5 %
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos 11,4 % Bandera de Japón Japón 7,9 %
Bandera de Singapur Singapur 6,2 %
Bandera de Alemania Alemania 4,7% (2011)
Finanzas Públicas
Deuda externa (pública y privada)1 466 000 millones (2012)[1]
Ingresos516 300 millones (2012)
Gasto público528 300 millones (2012)
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses
[editar datos en Wikidata]

La economía de Australia ha experimentado un crecimiento continuado con reducido desempleo, inflación controlada, deuda pública muy reducida, y un fuerte y estable sistema financiero.[1]​ El país posee un próspero crecimiento al estilo occidental, ocupando el sexto puesto mundial en términos de PIB per cápita por encima de países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Alemania según los valores nominales emitidos por el Fondo Monetario Internacional en 2012. Disfruta, además, de un costo de la vida relativamente bajo.

La ventaja competitiva en productos primarios es un reflejo de la riqueza natural de soledad y su pequeño mercado doméstico; 20.3 millones de personas ocupan un territorio casi del tamaño de los Estados Unidos. Industrias de servicios se han expandido en décadas recientes a expensas del sector manufacturero, el cual en la actualidad representa un poco menos del 12 % del PIB.

El énfasis de Australia en las reformas es un factor clave detrás de la continua fortaleza de la economía. En la década de 1980, el Partido Laborista Australiano, dirigido por el primer ministro Bob Hawke y el tesorero Paul Keating, dieron inicio a la modernización de la economía australiana al liberar el tipo de cambio del dólar australiano en 1983, conduciendo a una total desregularización financiera (en 1992 se permitió la libre entrada de bancos extranjeros).

Hoy en día, áreas de preocupación para algunos economistas incluyen el crónico déficit de su cuenta corriente y también los altos niveles de endeudamiento externo neto del sector privado.

Reforma microeconómica

Otras reformas claves han sido: reducir unilateralmente los altos aranceles y otras barreras comerciales; racionalizar y reducir el número de sindicatos; esfuerzos por reestructurar el altamente centralizado sistema de relaciones industriales y de negociación laboral; mejor integración de las economías de los estados en un sistema nacional federal; mejora y estandarización de la infraestructura; y privatización de muchos de los servicios gubernamentales y las utilidades públicas.

Desde 1996, el gobierno de la Coalition (Coalición Australia), dirigida por el primer ministro John Howard, continuó implementando políticas de reformas macroeconómicas. Las reformas del gobierno de Howard se enfocaron en el mercado laboral, y ha tratado de reducir el poder de los sindicatos y su involucramiento en los lugares de trabajo. El gobierno de la Coalición desreguló muchas otras industrias, como las telecomunicaciones, y privatizó muchos monopolios. Desde la recesión de principios de los 90’s, la economía australiana no ha sufrido otra depresión en 14 años. Para septiembre de 2005, el desempleo había caído al 5 por ciento, el nivel más bajo desde finales de los años 70. El precio de las acciones en la bolsa de valores australiana también han crecido significativamente desde principios de los años 90.

Muchos materiales en bruto (incluso muchos recursos aún por descubrir) permanecen inexplotados. Economistas muy comúnmente se refieren a Australia como la “granja del mundo”. Los sectores agrícola y de recursos naturales de Australia contribuyen significativamente al PIB, ambos directa e indirectamente, a través del sistema de carreteras y ferrocarriles del sistema de transporte nacional, el cual en algunas zonas existe enteramente para cubrir las necesidades industriales y como apoyo a las economías rurales. En años recientes, el gobierno australiano se ha enfocado en el desarrollo del turismo, educación y tecnología. El gobierno promueve la investigación científica y el desarrollo por medio de las universidades, la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés), y por alianzas estratégicas entre los sectores público y privado llamadas Centros de Investigación Cooperativa.

Other Languages