Eclipse

Eclipse solar.

El eclipse (del griego Έκλειψις, Ekleipsis, que quiere decir ‘desaparición’, ‘abandono’) es un fenómeno en el que la luz procedente de un cuerpo celeste es bloqueada por otro, normalmente llamado cuerpo eclipsante.[1] Existen eclipses del Sol y de la Luna, que ocurren solamente cuando el Sol y la Luna se alinean con la Tierra de una manera determinada. Esto sucede durante algunas lunas nuevas y lunas llenas.

Sin embargo, también pueden ocurrir eclipses fuera del sistema Tierra-Luna. Por ejemplo, cuando la sombra de un satélite se proyecta sobre la superficie de un planeta, cuando un satélite pasa por la sombra de un planeta o cuando un satélite proyecta su sombra sobre otro satélite.

Un eclipse, al igual que los tránsitos y las ocultaciones, es un tipo de sizigia.

En el Sistema Solar

Progresión de un eclipse. Montaje de fotos con espaciado de 3 minutos. Eclipse solar del 1 de agosto de 2008 visto desde Novosibirsk.

Los eclipses del sistema Tierra-Luna solo pueden ocurrir cuando el Sol, la Tierra y la Luna se encuentran alineados. Estos eclipses se dividen en dos grupos:

  • Eclipse lunar. La Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, oscureciendo a esta última. La Luna entra en la zona de sombra de la Tierra. Esto solo puede ocurrir en luna llena. Los eclipses lunares se dividen a su vez en totales, parciales y penumbrales, dependiendo de si la Luna pasa en su totalidad o en parte por el cono de sombra proyectado por la Tierra, o si únicamente lo hace por la zona de penumbra.
  • Eclipse solar. La Luna oscurece el Sol, interponiéndose entre él y la Tierra. Esto solo puede pasar en luna nueva. Los eclipses solares se dividen a su vez en totales, parciales y anulares.

Para que ocurra esta alineación, es imprescindible que la Luna se encuentre en fase llena o nueva. Así y todo, como el plano de traslación de la Luna alrededor de la Tierra está inclinado unos 5° respecto a la eclíptica, no siempre que hay luna llena o luna nueva se produce un eclipse. A veces la Luna pasa por encima o debajo de la sombra terrestre, por lo que no se produce eclipse lunar, mientras que al encontrarse en el punto opuesto de la órbita, la sombra que proyecta pasa por encima o debajo de la Tierra. Con todo, cuando la luna llena o nueva ocurre suficientemente cerca del nodo —es decir, cerca de la intersección del plano de translación de la luna con la eclíptica—, se produce un eclipse solar o lunar, respectivamente.

Other Languages
Afrikaans: Verduistering
aragonés: Eclix
العربية: كسوف
ܐܪܡܝܐ: ܚܘܦܝܐ
azərbaycanca: Tutulma (astronomiya)
беларуская: Зацьменне
беларуская (тарашкевіца)‎: Зацьменьне
български: Затъмнение
भोजपुरी: गरहन
Bahasa Banjar: Garaha
català: Eclipsi
Ελληνικά: Έκλειψη
English: Eclipse
Esperanto: Eklipso
eesti: Varjutus
euskara: Eklipse
فارسی: گرفت
suomi: Pimennys
français: Éclipse
Frysk: Eklips
galego: Eclipse
हिन्दी: ग्रहण
hrvatski: Pomrčina
Հայերեն: Խավարում
Bahasa Indonesia: Gerhana
italiano: Eclissi
日本語: 食 (天文)
Patois: Iklips
қазақша: Тұтылу
ಕನ್ನಡ: ಗ್ರಹಣ
한국어: 식 (천문)
Latina: Eclipsis
lumbaart: Eclissi
lietuvių: Užtemimas
latviešu: Aptumsums
മലയാളം: ഗ്രഹണം
मराठी: ग्रहण
Bahasa Melayu: Gerhana
Malti: Eklissi
Napulitano: Aggrisse
नेपाली: ग्रहण
नेपाल भाषा: गंकि
norsk nynorsk: Formørking
norsk bokmål: Formørkelse
ਪੰਜਾਬੀ: ਗ੍ਰਹਿਣ
polski: Zaćmienie
português: Eclipse
română: Eclipsă
русский: Затмение
संस्कृतम्: ग्रहणम्
sicilianu: Ecclissi
Scots: Eclipse
srpskohrvatski / српскохрватски: Pomrčina
Simple English: Eclipse
slovenčina: Zatmenie
slovenščina: Mrk
српски / srpski: Помрачење
Basa Sunda: Samagaha
svenska: Eklips
தமிழ்: கிரகணம்
Tagalog: Laho
Türkçe: Tam Tutulma
українська: Затемнення
Tiếng Việt: Thiên thực
Winaray: Bakunawa