Ecúmene

Reconstrucción del mapa de la Ecúmene de Heródoto, circa 450 a. C.

La ecúmene (del griego οἰκουμένη, oikouménē, «[tierra] habitada»)[1] es el conjunto del mundo conocido por una cultura. Generalmente se distingue como aquella porción de la Tierra permanentemente habitada, en contraposición al anecúmene o áreas deshabitadas o temporalmente ocupadas.

Historia del término

Durante el período helenístico, ecúmene hacía referencia a la parte de la Tierra que estaba habitada, ya fuera por toda la humanidad o sólo por un subconjunto de ésta. Con frecuencia se refería a las tierras habitadas por los griegos, excluyendo aquellas que estaban ocupadas por los bárbaros.

En la koiné del Imperio romano y el Nuevo Testamento, ecúmene significa literalmente mundo; sin embargo, por lo general se entendía que hacía referencia al mundo romano.

Los bizantinos utilizaban ecúmene para referirse al Imperio bizantino (véase también concilio ecuménico). El concepto subyace al título de Patriarca ecuménico que se le da al Patriarca de Constantinopla, así como al proceso del ecumenismo.

Other Languages
azərbaycanca: Oykumena
беларуская: Айкумена
català: Ecumene
کوردیی ناوەندی: ئیکیومەنا
čeština: Ekumena
dansk: Økumene
Deutsch: Oikumene
Ελληνικά: Οικουμένη
English: Ecumene
suomi: Oikumene
français: Écoumène
עברית: אויקומנה
Հայերեն: Օյկումենա
Bahasa Indonesia: Ekumene
italiano: Ecumene
日本語: エクメーネ
ქართული: ოიკუმენე
Latina: Oecumene
lietuvių: Oikumena
polski: Ekumena
português: Ecúmena
română: Oicumenă
русский: Ойкумена
srpskohrvatski / српскохрватски: Ekumena
shqip: Ekumena
српски / srpski: Екумена
svenska: Oikoumene
Türkçe: Ekümen
українська: Ойкумена