ER (serie de televisión)

ER del inglés "Emergency Room", (Emergencias en Latinoamérica, y Urgencias en España) fue un drama médico estadounidense, creado por el novelista y médico Michael Crichton, emitido por cadena NBC entre el 19 de septiembre de 1994 y el 2 de abril de 2009, con un total de 331 episodios repartidos en 15 temporadas. ER sigue la vida profesional y personal de los doctores y enfermeras de la sala de urgencias del ficticio Hospital County General del condado de Cook, Chicago, Illinois. En inglés, ER significa emergency room, lo cual se traduce al castellano como sala de urgencias.

La serie, producida por Constant c Productions y Amblin Entertainment, se convirtió en el drama médico en horario estelar de más larga duración en la historia de la televisión estadounidense. Se hizo acreedora de 124 nominaciones a los Premios Emmy (la serie con más nominada en la historia),[3]

La serie se estrenó en Estados Unidos en 1994 y posteriormente en otros países (en España debutó en 1996). En sus últimas temporadas, la serie no pasaba por su mejor momento, debido a la poca audiencia que la está siguiendo en Estados Unidos, llegando solo al #30 de Series más vistas en EE.UU. Por ello se decidió que la decimoquinta temporada sería la última.[4]

Producción

Origen

Michael Crichton, autor, director y productor, había estudiado medicina a finales de la década de 1960, ingresando como estudiante al Hospital General de Boston en 1969. Durante su cuarto año de estudios, en 1970, realiza un documental sobre cinco pacientes, añadiendo observaciones y experiencias de la sala de urgencias del hospital bostoniano. En 1974, ya médico, escribe el guion de una película sobre una sala de urgencias, que completó el mismo año,[5]​ ofreciendo su guion en los años siguientes a varios estudios de televisión, siendo rechazado ya que se alegaba que necesitaba una gran cantidad de mejoras. El guión contaba con opiniones personales muy interesantes, pero era demasiado técnico, rápido, exigente y extraño para las productoras. Las demandas de cambios, como la simplificación de la terminología médica o el final de muchas historias, no funcionaron con Crichton, quien se resistió siempre a realizar cambios en su trabajo.

Michael Crichton.
Fotografía de 2002.

Con Crichton centrándose en otros temas, en 1990 publica la novela Parque Jurásico e inicia, en 1993, una colaboración con el director Steven Spielberg para la adaptación cinematográfica del libro.[8]

Debido a la falta de tiempo y dinero necesarios para construir un set, el episodio piloto de ER fue filmado en el ex-Hospital Linda Vista en Los Ángeles, que había dejado de operar en 1990.[10]​ Con Crichton y John Wells como productores ejecutivos, y el apoyo de Spielberg, lograron finalmente grabar un episodio piloto de dos horas.

Warren Littlefield, entonces director de NBC Entertainment en aquella época, quedó impresionado por la serie:

Estábamos intrigados, pero tenenemos que admitir que estábamos un poco asustados con el intento de volver a entrar a ese territorio pocos años después de St. Elsewhere. (...) ER se estrenó enfrentando a Monday Night Football de la ABC y lo hizo sorprendentemente bien. Luego pasamos al jueves y despegó.[11]

Warren Littlefield

En la primavera de 1994, NBC estrena el piloto 24 Hours. Las audiencias de los diferentes países en los que se emitió, reaccionaron favorablemente, sorprendiendo a la industria televisiva y a críticos por igual, especialmente a David E. Kelley, cuyo drama médico Chicago Hope, emitido por la CBS, se esperaba que aplastara a la serie de Crichton.[12]

Guiones y precisión médica

Todos los eventos médicos ocurridos estaban basados en casos reales, recogidos por asesores médicos a través de comunicaciones regulares con enfermeras y médicos de las salas de urgencia de todo el país, quienes relataban sus experiencias. Por otra parte, los guionistas visitaban durante largas horas las salas de urgencias locales, intentando formarse una idea de las experiencias profesionales y personales del personal médico, en especial de las enfermeras. La búsqueda de generar una esencia de realismo en la serie era planificada durante varias semanas por los equipos de producción, estableciéndose un acercamiento directo a conceptos médicos, en la que las acciones de los actores, sus accesorios e indumentaria, los pacientes, y la infraestructura y equipamiento médico del set estaban en perfecta consistencia con lo que se encontraría en una sala de urgencias real.

Para mantener este nivel de precisión médica, la jerga médica con la que Crichton había insistido durante el episodio piloto, fue mantenida durante el resto de la serie, al igual que el lenguaje corporal típico, buscando dar la impresión que se estaba en un hospital real. Para participar de las escenas en la sala de urgencias, doctores y enfermeras reales eran consultadas para dar instrucciones precisas sobre la realización de procedimientos médicos.

Other Languages