Ducado de Edimburgo

El rey Jorge I de Gran Bretaña creó el título de duque de Edimburgo para su nieto Federico, en 1726.

El Ducado de Edimburgo es un título nobiliario de la realeza británica, nombrado en honor a la ciudad de Edimburgo, en Escocia. Ha sido conferido únicamente a miembros de la Familia real británica y solo cuatro veces desde que fue creado en 1726. El actual titular es el príncipe Felipe, consorte de la reina Isabel II.

Historia del título

El título fue el primero creado como dignidad de par de Gran Bretaña, el 26 julio de 1726, por Jorge I, que lo otorgó a su nieto el príncipe Federico, quien se convertiría al año siguiente en príncipe de Gales. A la muerte de Federico, el título fue heredado por su hijo el príncipe Jorge. Cuando el príncipe Jorge se convirtió en el rey Jorge III, en 1760, el título fue incorporado a la Corona y dejó de existir.

Cuatro años más tarde, el 19 de noviembre de 1764, Jorge III creó una variante del título para su hermano más joven, el príncipe Guillermo, nombrándolo duque de Gloucester y Edimburgo. En 1805 fue heredado por el único hijo de Guillermo, el príncipe Guillermo Federico, quién murió sin descendencia masculina legítima, por lo que el título se extinguió.

La reina Victoria volvió a crear el título el 24 de mayo de 1866 para su segundo hijo, el príncipe Alfredo, esta vez en la dignidad de par del Reino Unido. Cuando Alfredo se convirtió en el soberano de los dos ducados alemanes de Sajonia-Coburgo y Sajonia-Gotha, en 1893, él y sus cinco hijos tuvieron que renunciar a sus títulos británicos, por lo que el título dejó de existir otra vez.

El título fue creado por tercera vez el 19 de noviembre de 1947 por Jorge VI, otorgándoselo al día siguiente por la mañana a su yerno el teniente Felipe Mountbatten, cuando se casó con la princesa Isabel. A principios de ese año, Felipe había renunciado a sus títulos reales griegos y daneses (nació siendo príncipe de Grecia y Dinamarca, al ser nieto por línea masculina del rey Jorge I de Grecia y bisnieto, también por línea masculina, del rey Cristián IX de Dinamarca) junto con sus derechos al trono griego. En 1957, Felipe se convirtió en príncipe del Reino Unido.

En 1999, se anunció que, posterior a la muerte del actual duque y a la ascensión de Carlos de Gales al trono, el príncipe Eduardo de Wessex asumirá el Ducado de Edimburgo. Dado que el conde de Wessex es el tercer hijo del duque de Edimburgo e Isabel II, no heredará el título automáticamente, sino que tendrá que ser creado por cuarta vez por el eventual monarca.

Actualmente, los títulos subsidiarios asociados al ducado de Edimburgo son conde de Merioneth y barón Greenwich.

Other Languages