Drakkar

Drakkar en el Museo Náutico Vikingo de Oslo.

Un drakkar (también långskip, en español: «barco largo») es una embarcación de casco trincado que data del período comprendido entre los años 700 y 1000. Fue utilizado por los escandinavos, sajones y vikingos en sus incursiones guerreras tanto costeras como del interior. Fueron el mayor exponente del poderío militar de los escandinavos, que los consideraban como su más valiosa reliquia. En las islas Lofoten ( Noruega), algunos barcos de pesca aún siguen fabricándose siguiendo las mismas técnicas.

Origen del nombre

La palabra drakkar es una transformación de un antiguo término islandés usado para designar a los dragones. A las embarcaciones conocidas como drakkar se las ha llamado así debido a que a menudo el mascarón de proa consistía en la representación de la cabeza de estas bestias fabulosas. Se llamó por tanto drakkar a estas embarcaciones por metonimia de una de las partes que las constituían. En los antiguos escritos islandeses se cita que las leyes paganas prohibían el uso de esas cabezas cuando salían a la mar, pero que, si se hacía la pieza, debía ser desmontable, de manera que se quitase al acercarse a la costa de nuevo para evitar que los landvættir (espíritus protectores de la tierra) se vieran intimidados.[1]

«Dragón», en singular, era dreki; en plural, drekkar, de manera que drakkar es deformación de lo que significaba «dragones», «mascarones», o bien «barcos».[2]

Other Languages