Dragón de la Cólquida

Jasón tomando el Vellocino de oro del árbol del dragón.

En la mitología griega, el dragón de la Cólquida (en georgiano კოლხური დრაკონი), llamado así por el lugar donde habitaba y también llamado dragón insomne, y a veces mencionado como serpiente, era hijo de Equidna y Tifón. Tenía un larguísimo cuello e incontables anillos como una serpiente, y silbaba horriblemente a tal punto que lo escuchaban a la distancia. Tenía la capacidad de no dormir nunca y era el encargado de custodiar el vellocino de oro. Cuando los argonautas fueron en busca de éste, Medea, con su magia, hizo dormir al dragón insomne, ocasión que aprovechó Jasón para robar el vellocino. Según otras versiones, Jasón mató al dragón.[1]

Other Languages