Dopaje en los Juegos Olímpicos

Las pruebas anti- dopaje fueron introducidas en los Juegos Olímpicos desde México 1968.

Historia

El caso más conocido de dopaje es el del canadiense Ben Johnson quien resultó positivo durante los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, fue despojado de la medalla de oro que había conseguido en la prueba de 100 m y fue sancionado por dos años. Tras regresar a los deportes, dio positivo nuevamente y terminó excluido de por vida de las competencias deportivas.

Prácticamente ningún país está excluido del dopaje en la actualidad, pero la mejora en la calidad de las pruebas hace cada día más difícil que un atleta consuma sustancias prohibidas y no sea descubierto.

Other Languages