Doom metal

Doom metal
Orígenes musicales Heavy metal
Blues rock
Acid rock
Orígenes culturales Mediados de los años 70 en Europa y Estados Unidos
Instrumentos comunes Guitarra - Bajo - Batería
Popularidad Moderada, medianamente alta en Norteamérica y Europa ( Escandinavia, Reino Unido, Alemania e Italia). Escasamente conocido en Sudamérica.
Derivados Metal gótico, Bic metal
Subgéneros
Doom tradicional - Epic doom - Drone metal
Fusiones
Stoner doom - Death/Doom - Black/Doom
[ editar datos en Wikidata]

El doom metal es un subgénero del heavy metal, se distingue por su atmósfera lenta y pesada, de tonalidad oscura con riffs graves. [1] normalmente entre C y Db, bajos protagónicos y generalmente acompañado por voces limpias, especialmente en el doom metal tradicional.

Historia

Inicios del doom metal

Sus orígenes musicales se remontan a la década de los 70 con la publicación del álbum homónimo[3] ambos en 1970. Canciones como «Hand of Doom» (de donde algunos sugieren proviene el nombre del estilo), « Electric Funeral» y « Iron Man» ya perciben lo que posteriormente serían los rasgos del subgénero: riffs graves, armonía oscura, ritmos lentos, pesados y distorsiones opresivas, que inmediatamente trasladan a ambientes oscuros, depresivos y lúgubres.

El peculiar sonido de la banda, y por ende del estilo, se debe en parte a la mutilación de la punta de los dedos anular y corazón de Tony Iommi en su juventud mientras trabajaba en una fábrica metalúrgica, viéndose obligado a disminuir la tensión de las cuerdas de su guitarra y obteniendo de ésta manera la afinación #C que distigue su sonido, creando de ésta manera no solamente el heavy metal sino además el doom metal. Si bien la influencia de Black Sabbath se extiende a todos los géneros de heavy metal, se les considera sin duda como la banda originaria del doom metal por excelencia.

En 1971, del otro lado del océano se funda la pionera del subgénero, Pentagram liderada por Bobby Liebling; en sus inicios la banda contaba con una marcada influencia de Iron Butterfly, Cream y Blue Cheer, no es sino hasta 1974, momento en que se une Randy Palmer ( Bedemon) como segundo guitarrista, que la influencia doom de la banda británica liderada por Tony Iommi se manifiesta en Pentagram a su máximo potencial, dejando ver el camino que habría de tomar el nuevo género aún sin nombre. Y Kiss hace un aporte importante con la canción «God of Thunder» del álbum Destroyer de 1976.

Más lejanamente, del otro lado del globo la banda japonesa Flower Travellin' Band lanza su segundo álbum de estudio, la muy aclamada obra musical Satori en 1971, poderosamente inspirada en el rock ácido y la música tradicional japonesa, pero sobre todo por las obras de Black Sabbath, consiste en un álbum conceptual cargado de ritmos muy pesados y ambientalmente sobrecogedores, siendo su más aclamado trabajo musical en toda su trayectoria y el único en haber explorado los terrenos del metal en general,[4] inspirando a una generación más joven de grupos de rock pesado japoneses en adelante.

Consolidando un estilo

Si bien en los 70 se da el semillero metalero de doom con bandas como Black Sabbath, Bedemon y Pentagram, es en los ochentas donde comienza a definirse el estilo con bandas como Saint Vitus,[10] en la vena del metal extremo europeo y un power metal obsesionado con los electrizantes riffs de Black Sabbath. Al mismo tiempo en Potomac, Maryland, la banda The Obsessed lanzaba la canción «Concrete Cancer» con un sonido cargado de violencia y malas intenciones; y Saint Vitus, en Los Ángeles, afinaba los riffs y las distorsiones características del subgénero, en su LP Born Too Late.

Sin embargo no es sino hasta finales de los 80 que el ex-vocalista de Napalm Death, Lee Dorrian funda Cathedral, banda británica extremadamente lenta y rítmica en contraposición con su pasado extremadamente veloz y ruidoso con el grindcore. Con fuerte influencia en los riffs y voz gutural del death metal pero con influencias psicodélicas del proto doom y doom metal tradicional de bandas como Pentagram y Dream Death, sienta las bases del doom metal actual, permitiendo que el subgénero alcanzara fama insospechada. Lo que la banda oriunda de Pensilvana, Estados Unidos, Dream Death inició y nunca pudo terminar, al mezclar el doom metal con las características agresivas del thrash metal y death metal, Dorrian lo llevaría a puntos insospechados con LP como In Memorium o Forest of Equilibrium.

Los años noventa

Así como el black metal encuentra su nicho en Escandinavia y el death metal brilla en Estados Unidos, es en Inglaterra donde el doom metal comienza su crecimiento comercial, bajo la tutela de la casa de discos Peaceville Records. A principios de los noventas, con el death metal dominando el mercado del metal pesado, bandas como Paradise Lost, My Dying Bride y Anathema surgen innovando en el rápido y gutural sonido del death metal con los riffs lentos y pesados que Candlemass y Pentagram ya habían domesticado hace más de una década. Pronto se constituyen como el death/doom y le otorgan, junto con Cathedral, un lugar prominente al doom metal en la escena metalera mundial. Era la segunda camada de bandas de doom metal inyectándole sonidos propios del heavy metal emergente (death metal y black metal).

Bandas más underground, con un temperamento mucho más fúnebre y agónico, con tempos tan o más lentos que el grave o el largo, como diSEMBOWELMENT en Australia, cuyos miembros se iniciaron en el grindcore de Napalm Death y Carcass, o Thergothon y Skepticism en Finlandia de fuerte vena del black metal al puro género musical de Venom o Bathory, y Winter en Estados Unidos de vena deathgrind de Cannibal Corpse y Death se unirían a este movimiento, aunque, lamentablemente, a diferencia de las bandas británicas, su gloria vendría una vez desmembradas. En todos ellos, además de la violencia y ferocidad características del death metal, sobresale la lentitud que sólo el doom metal posee. En 1991 Paradise Lost lanza al mercado el disco Gothic con indudable influencia de sonidos del rock gótico, con algún apunte sinfónico, que pronto se convertiría en material de colección y piedra angular de nuevas bandas de lo que se llegaría a conocer como metal gótico y el gothic doom.

La repercusión generada fue enorme, sobre todo para la escena musical de la segunda mitad de los años 90; mientras las generaciones jóvenes tendían a reivindicar un sonido mucho más extremo, los grupos de death/doom interesados en crear sonidos más melancólicos que densos, con más experiencia dentro de la escena del doom metal, optarían por suavizar su sonido y dar una respuesta más abierta, perdiendo el marcado carácter underground del doom metal. Este sería el caso de grupos como Tiamat, Lacrimas Profundere o The Gathering, así como las primeras generaciones de metal gótico (más influidos por el doom metal que por el power metal) como es el caso de Dark, Moonspell (los lusos beben también de referencias del black metal) y Lacuna Coil. Más en la vena de las clásicas bandas de rock gótico, con un estilo que involucra a bandas como Bauhaus o Sisters of Mercy, o al Folk de Leonard Cohen, Jack Frost (que toma su nombre de una canción de Saint Vitus) contribuía al gothic doom, pero respetando el sonido del doom tradicional de Saint Vitus y Trouble.

Al otro lado del Atlántico, bandas de la corriente del hardcore punk y grindcore también reclamaban su papel en la historia del doom metal. Tal es el caso de las bandas de Luisiana Eyehategod y Crowbar, que más en la vena de sludge metal y hardcore punk, comenzaban a sonar en la escena metalera americana; o Grief en Boston que combinaba el grindcore y death metal con doom extremadamente lento. Este movimiento fue lo que pronto comenzó a conocerse como sludge metal, donde el sonido grasiento y denso característico de grupos como Pantera se desenvuelve de una manera más desgarrada, dolorosa, lenta y densa, pero sin perder un peculiar carácter psicodélico, con lo que en este aspecto podemos distinguir al sludge metal como una versión mucho más extrema del stoner doom.

Pronto cientos de bandas alrededor del mundo se unen al movimiento underground del doom metal, como Dragonauta desde Argentina, Chile con Aseidad, Bitterdusk y Poema Arcanus, Brasil con Alchemy o Arcanum XIII, hasta China o Japón con 206 & Thinkers, Dot o Corrupted, o Rusia con Ekklesiast, cada uno agregándole su particular influencia y haciendo del género, probablemente uno de los movimientos más heterogéneos que existen.

Other Languages
العربية: دوم ميتال
azərbaycanca: Dum metal
беларуская: Дум-метал
беларуская (тарашкевіца)‎: Дум-мэтал
български: Дуум метъл
বাংলা: ডুম মেটাল
bosanski: Doom metal
کوردیی ناوەندی: دووم مێتاڵ
čeština: Doom metal
dansk: Doom metal
Deutsch: Doom Metal
Ελληνικά: Doom Metal
English: Doom metal
فارسی: دوم متال
suomi: Doom metal
français: Doom metal
galego: Doom metal
עברית: דום מטאל
hrvatski: Doom metal
magyar: Doom metal
Bahasa Indonesia: Doom metal
italiano: Doom metal
ქართული: დუმ-მეტალი
한국어: 둠 메탈
lietuvių: Doom metal
latviešu: Dūmmetāls
Bahasa Melayu: Doom metal
မြန်မာဘာသာ: Doom metal
Nederlands: Doommetal
norsk bokmål: Doom metal
polski: Doom metal
português: Doom metal
română: Doom metal
русский: Дум-метал
Scots: Doom metal
srpskohrvatski / српскохрватски: Doom metal
Simple English: Doom metal
slovenčina: Doom metal
српски / srpski: Дум метал
svenska: Doom metal
Türkçe: Doom metal
українська: Дум-метал
Tiếng Việt: Doom metal
中文: 末日金屬