Don de lenguas

En la teología cristiana, se llama don de lenguas a una facultad milagrosa concedida por una divinidad a una persona, y que corresponde a la capacidad de hablar múltiples idiomas que dicha persona desconoce.

Antecedentes bíblicos

Los cristianos justifican la existencia de este don amparados en la Biblia. Según ella, esta facultad sería transmitida mediante el Espíritu Santo.[2]

Pablo de Tarso, en su Primera epístola a los corintios, escribió que el don de lenguas servía de «señal (...) a los incrédulos», es decir, a los no cristianos.[6]

Other Languages