Domus Sanctae Marthae

La residencia de Santa Marta.

La Domus Sanctae Marthae[1] (en español Casa de Santa Marta o Residencia de Santa Marta), es un edificio construido en 1996, adyacente a la Basílica de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano, durante el pontificado de Juan Pablo II, conocida principalmente por ser la residencia de los cardenales electores durante los cónclaves a partir de su designación como tal por el propio Juan Pablo II en la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis. Se encuentra ubicada en la Plaza de Santa Marta, al lado de la puerta de entrada del " Perugino".

Historia

S.S. el Papa Francisco entrando a la Casa de Santa Marta (2013).

El edificio que hoy ocupa la Domus Sanctae Marthae, fue con anterioridad una casa de asistencia para enfermos, constituida por el papa León XIII, para atender a los enfermos de la epidemia de cólera que azotó Roma en 1881. Igualmente, en tiempos del Holocausto, durante la Segunda Guerra Mundial, fue utilizada, por orden de Pío XII, para refugiar a prófugos judíos y representantes diplomáticos que rompieron relaciones diplomáticas con Italia.

Con la promulgación por Juan Pablo II de la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis el 22 de febrero de 1996, la casa fue constituida como el lugar de descanso de los cardenales participantes en el cónclave,[3]

Other Languages