Dolores Tosta de López de Santa Anna

Dolores Tosta de López de Santa Anna
Juan Cordero - Portrait of Doña Dolores Tosta de Santa Anna - Google Art Project.jpg

Primera Dama de México
20 de abril de 1853-5 de agosto de 1855
PresidenteAntonio López de Santa Anna
PredecesorRefugio Alegría de Lombardini
SucesorÁngeles Lardizábal

Información personal
Nacimiento29 de junio de 1827
Ciudad de México, México Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento11 de agosto de 1886 (59 años)
Ciudad de México, México
NacionalidadMexicana
Información profesional
OcupaciónSocialité Ver y modificar los datos en Wikidata

Dolores Tosta de López de Santa Anna. Su nombre de soltera era María de los Dolores Diega Ignacia Tosta Gómez. Nació y murió en la Ciudad de México (1827-1886). Fue hija de Bonifacio Tosta Sánchez-Montaño, rico minero nacido en Madrid, España, y de su esposa, María Manuela Sabina Gómez Palomino, originaria de Córdoba, Veracruz.

Matrimonio

Fue la segunda esposa del general Antonio López de Santa Anna quien el 8 de octubre de 1844, 40 días después de enviudar de María Inés de la Paz García de López de Santa Anna se casó con ella por poder. Un alcalde de apellido Cañedo representó al novio, con la asistencia de Valentín Canalizo, presidente de la República,[1]​ cargo al que novio había renunciado un año antes.

La boda de López de Santa Anna con Dolores Tosta causó gran escándalo pues rompió los códices de luto de la época, que obligaban al cónyuge que se quedara viudo a guardar dos años de luto riguroso. No tuvieron descendencia.

Para alejarse de la escena política que, además de la boda, le reclamaba la pérdida de Texas, Santa Anna se autoexilió en La Habana, Cuba, de donde regresó en 1846 para defender al país en la Guerra México Estados Unidos.

Normal mexico el-lencero 13.jpg

Aunque cuando viajaba el general López de Santa Anna, no llevaba a su esposa, sí lo acompañaba cuando cambiaba de residencia. Vivían en Palacio Nacional, tenían un palacete de descanso en Tacubaya, en terrenos que hoy están cerca de la Mapoteca, a un costado del Periférico y la hacienda El Lencero, Veracruz, que su marido compró en 1842 por 50 mil pesos, a donde iban frecuentemente, dado que Manga de Clavo había sido semidestruida después de la derrota de México en la guerra con Estados Unidos.

Other Languages