Dogma

Un dogma (del griego δογμα, a su vez de δοκειν, dokein, "parecer") de acuerdo al DRAE es una "proposición que se asienta por firme y cierta, como principio innegable";[3]

El término deriva del griego δόγμα "parecer, opinión o creencia",[5]Dogma pasó a significar leyes u ordenanzas decretas e impuestas a otros en el siglo primero.[cita requerida] El término inglés dogmatics se usa como sinónimo de teología sistemática, como se usó en manual de neo-ortodoxia de Karl Barth, volumen decimocuarto, Church Dogmatics.

Dogmas en la religión

Los dogmas religiosos establecen las bases de la teología de determinado sistema de creencias. En otras palabras, los dogmas son un conjunto fundamental de creencias que definen determinada religión, y la distinguen de otras religiones. Por tanto, los dogmas no son ideas sujetas al cambio ni consenso.

La modificación de dogmas religiosos ha sido una importante causa para la existencia denominaciones, cultos y sectas.

Los dogmas son a menudo objeto de estudio y escrutinio dentro de la filosofía de la religión, y suelen ser sujeto de crítica para otros grupos religiosos y seculares.

Judaísmo

En el judaísmo, fue Saadia Gaon quien por primera vez sistematizó la fundamentación de las verdades, o dogmas, de la tradición, estableciendo a la vez la racionalidad del judaísmo y la prioridad de la tradición sobre la razón filosófica y la investigación. Su obra Emunot ve deot (‘Creencias y doctrinas’) fue titulada originalmente Libro de los artículos de fe y las doctrinas dogmáticas.

Los elementos fundamentales del judaísmo son la creencia en un solo Dios y en la elección de Israel para guiar al mundo.

El Estado de consagración a Dios se manifiesta por los objetos que se utilizan en la plegaria: el talit, que es un manto con flecos, que señala que el fiel, es decir una persona que cree en algo, está revestido de dicha consagración. Los tefilin, pequeñas cajas de cuero que se atan en la frente. Además, estas cajas, contienen unos manuscritos de pergamino de determinados pasajes de la escritura.

Cristianismo

Cristianismo ortodoxo

Para la mayoría de las Iglesias orientales, los dogmas están contenidos en el Símbolo Niceno y los cánones de los primeros siete Concilios ecuménicos. Desde el séptimo, el Concilio de Nicea II, no consideran que haya sido posible un concilio genuinamente ecuménico, ya que fue a partir de él que las Iglesias de Oriente y la Romana comenzaran a separarse, consecuencia de lo cual se dio el llamado Cisma de Oriente, cuando las primeras consideraron que Roma se había apartado de lo que éstas consideraban el cristianismo "ortodoxo" (de ahí el nombre con el que se conoce comúnmente a estas Iglesias). Sin embargo, la doctrina ortodoxa no dista demasiado de la occidental, con ciertos matices. Por ejemplo, los ortodoxos no consideran que María haya sido concebida sin el pecado original (al contrario del dogma católico de la Inmaculada Concepción), sino que se le quitó el pecado al momento de la aceptación de llevar en su vientre al Hijo de Dios (el fiat: "hágase en mí").

Obviamente, la gran diferencia dogmática con Occidente es la de que la Iglesia ortodoxa niega la supremacía papal, y en consecuencia la infalibilidad papal. En contraposición, los ortodoxos tienen un patriarca en cada Iglesia, siendo el principal el Patriarca de Constantinopla o Patriarca Ecuménico, llamado primus inter pares (primero entre iguales); y consideran infalible a la Iglesia en su conjunto, sin primacía de ningún miembro (ni siquiera el Patriarca de Constantinopla). En consecuencia, tampoco ha sido posible una nueva declaración absolutamente definitiva del dogma ortodoxo,[7]​ De todas formas, consideran de carácter normativo fundamental, además de los Concilios Ecuménicos antes mencionados, los Concilios locales, los Escritos de los Santos Padres, el Testimonio de la Tradición Litúrgica e Iconográfica y el consenso universal de doctrinas y prácticas.

Catolicismo

En la doctrina católica, un dogma es una verdad revelada definida por la Iglesia católica. La entiende como una verdad perteneciente al campo de la fe, revelada por Dios y transmitida desde los Apóstoles a través de la Escritura o de la Tradición, y propuesta por la Iglesia para su aceptación por parte de los fieles.

El Magisterio de la Iglesia ejerce plenamente la autoridad que tiene de Cristo cuando define dogmas, es decir, cuando propone, de una forma que obliga al pueblo cristiano a una adhesión irrevocable de fe, verdades contenidas en la Revelación divina o también cuando propone de manera definitiva verdades que tienen con ellas un vínculo necesario.[8]

La Iglesia católica tiene una posición muy clara con respecto al dogma, y es que las verdades divinas siempre han existido, sólo que cuando se tiene una duda, o una desviación doctrinal, es necesario reafirmar dicha verdad por medio de un dogma. Por ejemplo: desde el inicio del cristianismo se reconoció a Jesucristo como hijo de Dios; ahora bien, cuando se dio la desviación doctrinal de Arrio sobre la naturaleza divina de Jesucristo, fue necesario hacer un artículo de fe, que determinara y zanjara esta situación, de manera que ya no habría dudas, sino que se determinara como una verdad; esto ocurrió en el Concilio de Nicea (año 325).

El primer uso registrado en este sentido se remonta al Hechos 16:4, donde designa las instrucciones que el primer Concilio ecuménico dirigió a los protocristianos. En los textos de los Padres de la Iglesia el término pasó a indicar los preceptos instituidos por Jesús de Nazaret o por los apóstoles. De la escolástica data la distinción entre dogmas divinos, enseñados directamente por Jesús, apostólicos, enseñados por los apóstoles, o eclesiásticos, instituidos por concilios o papas posteriores.

Es importante señalar que ciertas reglas u orientaciones que la Iglesia católica dicta, por ejemplo el propio papa en forma de encíclica o los obispos locales, no devienen en obligatoriedad ni se consideran dogmas. Las revelaciones privadas tampoco constituyen dogmas. Las verdades reveladas no adquieren su carácter formal de dogmas hasta que son definidas o propuestas por la Iglesia luego del debido estudio. En tiempos recientes se ha sentido cierta hostilidad hacia la religión dogmática, considerada como un cuerpo de verdades definidas arbitrariamente por la Iglesia; más aún cuando se suele considerar que es el Papa quien las define por su cuenta. Es por esto que la teoría del dogma católico presupone la aceptación de la doctrina de la infalibilidad del oficio de enseñar (Magisterio) de la Iglesia católica y del Pontífice Romano.

Protestantismo

En la teología protestante se distinguen frecuentemente verdades fundamentales, sin aceptar las cuales no sería posible confesarse cristiano, esencialmente las declaradas en el Credo de los Apóstoles, y otras doctrinas, cuya aceptación sería optativa en la medida en que cada cristiano puede juzgar los dogmas escriturales según su libre examen. Sin embargo, dependiendo de las distintas denominaciones (luteranismo, calvinismo, episcopalianismo, etc.), existen distintas verdades fundamentales dentro de las distintas Iglesias.

Islam

En el islam, los dogmas están contenidos en el Aqidah, término equivalente a credo. Consiste en una serie de artículos de fe que aparecen claramente definidos en el Corán, y sobre la verdad de los cuales las distintas tendencias doctrinales se muestran de acuerdo, aunque con diferencias en cuanto a su desarrollo e implicaciones.

La religión musulmana se apoya en cinco pilares fundamentales:

  • La profesión de fe: no hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta.
  • La oración: celebrada en comunidad o individualmente, cinco veces al día en dirección a La Meca con previa purificación (wudu).
  • La limosna: recaudada como un impuesto calculado estrictamente en función de los beneficios anuales de cada persona y de los que de él dependen. Se destina al beneficio de los menos favorecidos.
  • Ayunar el mes de Ramadán: Se trata de un mes del calendario islámico lunar destinado a ejercicios espirituales. Durante el mes de Ramadán, no se debe ingerir alimento ni bebida, así como abstenerse de toda práctica sexual y actitud o lenguaje obsceno o grosero, durante las horas de sol.
  • La peregrinación a La Meca: al menos una vez en la vida si se tienen medios que lo permitan.

Existen también otros cinco pilares de fe en el Islam:

- La fe en Alá.

- La fe en todos los libros rebelados por Alá a sus profetas.

- La fe en los ángeles (el concepto de ángeles en el Islam difiere categóricamente del existente en el cristianismo).

- La fe en todos los enviados y profetas de Alá, desde Adán, pasando por Moisés y Jesús y llegando hasta el último de los profetas, Mahoma.

- La fe en el "qadar", el destino o "lo que está escrito", tanto lo positivo como lo negativo.

Dicho esto, es necesario apuntar que en el Islam, a diferencia de en la Cristiandad, no existe una Iglesia que dicte doctrinas ni dogmas de fe. Igualmente el concepto de "religión" es problemático a la hora de traducir la voz árabe "din" que es como el Corán define al Islam y que vendría a significar "sistema de valores".[9]

Hinduismo

El sistema de castas y el culto son dos aspectos muy importantes del hinduismo.

Los hindúes creen en la reencarnación (samsara), es decir, que ellos regresan a la vida otra vez como animales o como personas. También creen en el karma. Karma significa que el comportamiento en la vida anterior afecta el lugar de las personas en esta vida, y lo que hacen en esta vida determinará su lugar en la venidera. Si guardan las leyes de su casta, creen que nacerán de nuevo en una casta más alta. Creen que finalmente cesarán de vivir como personas para alcanzar el nirvana (convertirse en parte del dios Brahman, que no debe ser confundido con el dios Brahmá, de cuatro cabezas). Los renacimientos pueden continuar de manera interminable, ya que los hindúes nunca pueden estar seguros de haber hecho todo correctamente.

La mayoría de los hindúes son vegetarianos. Creen que los animales y los insectos tienen almas, y por lo tanto no comen carne ni quitan la vida si lo pueden evitar. Piensan que la vaca es especialmente sagrada, y por ello se les permite vagar libremente por las calles.

Budismo

Aunque el budismo no se considera una religión muy dogmática, sí tiene tres conceptos importantes que usualmente definen al budismo: samsara, karma y nirvana, traídos del hinduismo por Buda, su fundador. Los budistas creen en la iluminación propia y de los demás por medio de la práctica de los principios ya mencionados.

Los budistas no suelen hacer proselitismo, pero sí ponen sus enseñanzas a la disposición de quien esté interesado. Muchas personas toman las prácticas de la meditación o la filosofía de vida del budismo con la intención de mejorar sus vidas, sin practicar el budismo como religión o filosofía.

Other Languages
Afrikaans: Dogma
العربية: دوغماتية
مصرى: دوجما
asturianu: Dogma
български: Догма
català: Dogma
čeština: Dogma
Чӑвашла: Догмат
Cymraeg: Dogma
dansk: Dogme
Deutsch: Dogma
Ελληνικά: Δόγμα
English: Dogma
Esperanto: Dogmo
eesti: Dogma
euskara: Dogma
suomi: Dogmi
français: Dogme
Frysk: Dogma
galego: Dogma
עברית: דוגמה
हिन्दी: हठधर्म
hrvatski: Dogma
interlingua: Dogma
Bahasa Indonesia: Dogma
Ido: Dogmato
italiano: Dogma
日本語: 教義
қазақша: Догматизм
한국어: 교조주의
Latina: Dogma
Lëtzebuergesch: Dogma (Beschloss)
lietuvių: Dogma
latviešu: Dogma
Nederlands: Dogma (algemeen)
norsk nynorsk: Dogme
norsk: Dogme
polski: Dogmat
Piemontèis: Dògma
português: Dogma
română: Dogmă
русский: Догмат
русиньскый: Догма
srpskohrvatski / српскохрватски: Dogma
Simple English: Dogma
slovenčina: Dogma
slovenščina: Verska resnica
shqip: Dogmatizmi
српски / srpski: Догма
svenska: Dogm
Kiswahili: Dogma
Türkçe: Dogmatizm
українська: Догмат
oʻzbekcha/ўзбекча: Dogma
Winaray: Dogma
中文: 宗教教義