Dmitri Shostakóvich

Dmitri Dmítrievich Shostakóvich
Dmitri Shostakovich credit Deutsche Fotothek adjusted.jpg
Dmitri Shostakóvich en 1950.
Información personal
Nombre de nacimientoDmitri Shostakóvich
Nombre nativoДмитрий Дмитриевич Шостакович
Nacimiento25 de septiembre de 1906
Bandera de Rusia San Petersburgo, Rusia
Fallecimiento9 de agosto de 1975, 68 años
Bandera de la Unión Soviética Moscú, URSS
Causa de la muerteCáncer de pulmón Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaCementerio Novodévichi Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadRuso
Partido políticoPartido Comunista de la Unión Soviética Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
CónyugeNina Varzar
Margarita Kainova
Irina Supínskaya
HijosGalina Dmítrievna Shostakóva
Maksim Dmítrievich Shostakóvich
Educación
EducaciónDoctorado en Historia del Arte Ver y modificar los datos en Wikidata
Alma máter
Información profesional
OcupaciónCompositor
Cargos ocupados
  • Miembro del Sóviet Supremo de la Unión Soviética Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
  • Théâtre d'Etat de Sun Meyerhold (fr)
  • Workers' Youth Theatre (1930–1933)
  • Conservatorio de San Petersburgo (desde 1937)
  • Conservatorio de Moscú (1943–1948) Ver y modificar los datos en Wikidata
GénerosÓpera, sinfonía y música de cámara Ver y modificar los datos en Wikidata
InstrumentoPiano Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Miembro de
Distinciones
FirmaShostakovich signature.svg
Web
Sitio web

Dmitri Dmítrievich Shostakóvich (en ruso: Дмитрий Дмитриевич Шостакович, romanización: Dmitrij Dmitrievič Šostakovič) (Acerca de este sonido pronunciación ; San Petersburgo, 25 de septiembre de 1906-Moscú, 9 de agosto de 1975) fue un compositor ruso, considerado por muchos como uno de los compositores más importantes del siglo XX. Shostakóvich vivió durante el período soviético y se hizo famoso en los años iniciales de la Unión Soviética, con obras como la Sinfonía N.º 1 o la ópera La nariz, que combinaban con gran originalidad la tradición rusa y las corrientes modernistas procedentes de occidente. Posteriormente, la música de Shostakovich fue unas veces denunciada como decadente y reaccionaria y otras veces alabada como representativa del nuevo arte socialista por el Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). En público Shostakóvich siempre se mostró leal con el sistema soviético, ocupó responsabilidades importantes en las instituciones artísticas, aceptó pertenecer al PCUS en 1960 y llegó a ser miembro del Soviet Supremo de la URSS. Su actitud frente al gobierno y el Estado soviético ha sido objeto de agrias polémicas y se ha discutido enconadamente si Shostakóvich fue o no un disidente clandestino frente a la URSS.

Tras un período inicial en el que parecen primar las influencias de Prokófiev, Igor Stravinsky y Paul Hindemith, Shostakovich desarrolló un estilo híbrido del que es representativa su ópera Lady Macbeth de Mtsensk (1934). Posteriormente derivó hacia un estilo posromántico, donde destaca la Sinfonía No. 5 (1937), y en el que la influencia de Mahler se combina con la tradición musical rusa, con Músorgski y Stravinsky como referentes importantes. Shostakóvich integró todas esas influencias creando un estilo muy personal. La música de Shostakóvich suele incluir contrastes agudos y elementos grotescos,[1]​ con un componente rítmico muy destacado. En su obra orquestal destacan quince sinfonías y seis conciertos; en su música de cámara cabe mencionar especialmente sus quince cuartetos para cuerdas; también compuso varias óperas, así como música de cine y ballet.

Su vida

Sus primeros años

Dmitri Shostakóvich en 1925.

Nacido en San Petersburgo, Rusia, Shostakóvich fue un niño prodigio como pianista y como compositor. Su padre, Dmitri Boleslavovich Shostakóvich, de origen polaco conoció en 1902 a Sofia Vassilievna Kokoulin, futura madre del compositor. La pareja contrajo matrimonio en 1903 y durante los siguientes cinco años dio a luz a sus tres hijos: María, Dmitri y Sofía Shostakovich. La música ocupó un lugar muy importante en la vida de la familia. Su madre fue una gran pianista que tuvo que dejar sus aficiones para dedicarse plenamente a la maternidad. Sin embargo, gracias a su elemental enseñanza musical, su oído absoluto y su extraordinaria memoria, Shostakóvich encarriló su camino como futuro pianista. Tras los acontecimientos de la Primera Guerra Mundial, compuso su primer poema para piano "El soldado". Años después el compositor confesó que "era un pieza excesivamente larga, plagada de detalles ilustrativos y de aclaraciones verbales (del tipo de "aquí disparó el soldado" etc.)".

De una familia intelectual con influencias políticas, en sus años de adolescencia fue testigo de las revoluciones de 1917 y escribió alguna obra conmemorativa de las víctimas de la revolución como :"Himno a la libertad", "Marcha fúnebre por las víctimas de la Revolución" y "Pequeña sinfonía revolucionaria". Shostakóvich fue admitido en el Conservatorio de Petrogrado, donde recibió las enseñanzas de Maximilian Steinberg. Fue uno de los alumnos más asiduos y perseverantes. En las clases de composición se les instruía acerca de las disciplinas de armonía, fuga y contrapunto. Shostakóvich recordaba años después: "Yo estudiaba con una enorme pasión, diría incluso que con un entusiasmo excesivo. Recogía ávidamente cuanto me enseñaba Steinberg y absorbía como una esponja cada una de sus instrucciones y de sus propuestas." Dichas palabras se dieron en forma de agradecimiento por parte del compositor al que fue su gran maestro. Sin embargo, éste nunca llegó a comprender la música de su prodigioso alumno. A su vez, recibió clases de piano de la mano del profesor Leonid Nikolaev, donde desarrolló nuevas técnicas pianísticas y aprendió distintas formas de interpretación. Durante su estancia, sufrió las consecuencias de su falta de interés por la política, y fue suspendido en su examen de metodología marxista

El mismo año de su ingresó en el Conservatorio, la familia Shoshtakóvich sufrió un gran revés. El padre del compositor cayó gravemente enfermo y finalmente murió el 24 de febrero de 1922. La falta de dinero hizo que aquellos años fueran duros para el mantenimiento de toda la familia. A principios de 1923, Dmitri Shotakóvich fue diagnosticado una tuberculosis de los ganglios linfáticos y de los bronquios. Tuvo que someterse a una operación lo que supuso nuevos gastos además de numerosas deudas. Durante su recuperación en el sanatorio de Crimea tuvo la oportunidad de conocer a distintos músicos y entablar nuevas relaciones. A su regreso, obtuvo una beca y así pudo continuar sus estudios en el Conservatorio. Además, durante los dos años siguientes, comenzó a trabajar como pianista en una sala de cines de películas mudas.

Nikolaev dejaba a sus alumnos gran libertad de elección de sus obras. El repertorio de Shostakóvich era muy extenso pero no muy variado. Entre sus preferencias destacaba Beethoven mientras que Haydn y Mozart no despertaban un gran interés en el compositor. Al terminar sus estudios de piano, en el examen final interpretó la "Sonata "Hammerklavier" de Beethoven con la que obtuvo una gran calificación. Por razones inexplicables a día de hoy, tras realizar dicho examen no solo fue denegada su solicitud para el nuevo "curso académico" (también llamado "Aspirantur"), sino que fue expulsado del Conservatorio por su "gran inmadurez". Ante esta situación, su profesor Nikolaev se ofreció a darle clases de piano particulares para así poder continuar con su carrera. Sin embargo, dichas clases fueron muy irregulares y, ante semejante situación, comenzó a dedicarle tiempo a la composición en lugar de a su carrera como pianista.

A principios de 1926, intentó reanudar sus estudios y esta vez fue admitido en el área de composición. Sin embargo, continúo ampliando su técnica y repertorio en el ámbito pianístico. En sus actuaciones públicas interpretaba no solo música clásica o contemporánea sino también música rusa y extranjera. Varias obras de Schuman, Beethoven y Chopin fueron elegidas para su nuevo repertorio así como composiciones de Prokofiev, Rajmaninov y Liadov. Por otra parte, también realizó sus primeros intentos como director de orquesta en el Conservatorio. La primera obra musical que obtuvo fama internacional la compuso a los 19 años: la Sinfonía n.º 1 en fa menor, Op. 10 (1925), que presentó como trabajo de graduación y que ganaría el primer premio de composición. Cuando la obra fue estrenada por la Orquesta Filarmónica de Leningrado, el 12 de mayo del año siguiente, el júbilo se apoderó de los medios artísticos de la joven República soviética. El éxito de la sinfonía en Europa y América corroboró la revelación de un nuevo talento y, lo que era aun más decisivo, del primer gran autor de la "nueva Rusia". Shostakovich transmitió su impresión tras el concierto de la siguiente forma: " Ayer mi sinfonía resultó muy bien. Se percibía la complicidad entre el compositor, el director, la orquesta y el auditorio. El éxito fue enorme. La sala estaba llena. El público aplaudió largo tiempo y tu ve que saludar cinco veces. Todo salió extraordinariamente bien... Todo sonó perfectamente. Todavía estoy aturdido: por la sinfonía, por la interpretación, por el éxito, en una palabra, por todo".

Durante sus años de aprendizaje, siguió firmemente las nuevas tendencias que iban surgiendo en el ámbito artístico. Sin embargo, nunca se sometió profundamente a la vanguardia por su juventud. Tras la graduación, sufrió una "crisis de compositor" acerca de su futuro y de si realmente era válido para la música. Finalmente, tras superarla, decidió iniciar una carrera doble como compositor y pianista, pero su estilo frío de interpretación no fue demasiado apreciado. Escribió así una "Sonata para piano" en un solo movimiento, rompiendo tanto con la tonalidad como con los esquemas formales. Pronto limitaría sus actuaciones básicamente a aquellas en las que presentaba sus propios trabajos. En 1927 compuso su Sinfonía nº2 (denominada Dedicatoria a Octubre). Mientras componía esta sinfonía comenzó a escribir su ópera satírica La nariz, basada en un cuento de Nikolái Gógol. En cada página de la partitura hay ideas marcadas por su fuerte personalidad y carácter. En La Nariz se utiliza casi de principio a fin el recitativo en lugar del canto tradicional. En 1929, su ópera fue tildada de “formalista” por la Asociación Rusa de Músicos Proletarios, una de las asociaciones de músicos de la URSS.

En 1927 comenzó también su relación con Iván Sollertinsky, que sería su mejor amigo hasta su muerte en 1944. Sollertinsky dio a conocer a Shostakóvich la obra de Gustav Mahler, que iba a tener una gran influencia en su música a partir de su Cuarta sinfonía.

Hacia finales de los años veinte Shostakóvich colaboró con el TRAM, un teatro juvenil proletario de Leningrado. Aunque desarrolló poca actividad, el puesto lo protegió de ataques ideológicos. Durante este tiempo se dedicó intensamente a componer su ópera Lady Macbeth de Mtsensk, que se estrenó en 1934 y tuvo un éxito inmediato, aunque luego fue prohibida en su país durante veintiséis años.

En 1932 contrajo matrimonio con su primera esposa, Nina Varzar. Aunque las dificultades que tuvieron desde el principio los llevaron al divorcio en 1935, la pareja se reconcilió poco tiempo después.

Primera denuncia

En 1936 Pravda publicó una serie de ataques contra su música. En un famoso artículo titulado Caos en vez de música, se condenó a Lady Macbeth en términos drásticos, acusándola de esnobismo antipopular, pornofonía y formalismo. El artículo no tenía firma y se creía que el mismo Stalin era el autor. Los biógrafos de Shostakóvich no han establecido en forma unánime la verdadera autoría del artículo. Es posible que su autor haya sido el editor del Pravda David I. Zaslavsky (1880-1965) o el funcionario del área de cultura Viktor Gorodinsky.[2]

Las representaciones de la ópera, que estaban teniendo lugar simultáneamente en varios teatros, fueron suspendidas y el compositor vio desplomarse sus ingresos y su prestigio, en un contexto en el que la represión política estaba haciendo estragos. Era la época de las grandes purgas, en las que amigos y conocidos del compositor fueron enviados a prisión o ejecutados.[cita requerida] En este periodo nació su hija Galina en 1936; su hijo Maksim nació dos años después.

Tras algunos ensayos, en diciembre de 1936 Shostakóvich retiró su Cuarta sinfonía sin llegar a estrenarla, probablemente por temor a la reacción que pudiera provocar. La sinfonía, una de las más trágicas de Shostakóvich, podría haber caído como una bomba en el clima de terror que las autoridades soviéticas pretendían encubrir con obras de arte brillantes y optimistas. La obra, que exige una enorme orquesta, no fue estrenada hasta 1961 y, hasta hoy sigue siendo una de las sinfonías menos conocidas de Shostakóvich.

Su Quinta sinfonía, estrenada en 1937, es musicalmente conservadora. En ella la trágica emotividad de los movimientos lentos se combina con un dinamismo electrizante. La apoteosis final de la obra ha sido interpretada como optimista por unos, como burla a una alegría forzada por otros. Afortunadamente para Shostakóvich, el régimen entendió lo primero y ensalzó la obra, que fue un gran éxito en su país. Aunque recibió malas críticas en Occidente, la Sinfonía n.º 5 era una de las sinfonías más populares del siglo XX. Fue en esa época cuando Shostakóvich comenzó a escribir cuartetos para cuerdas. Sus trabajos de cámara le permitieron experimentar y expresar ideas que hubieran sido inaceptables en sus piezas sinfónicas más populares.

En septiembre de 1937, comenzó a enseñar composición en el conservatorio, lo cual le brindó cierta estabilidad financiera pero a la vez interfirió con su propio trabajo creativo.

La guerra

Prokófiev, Shostakóvich y Jachaturián en 1940.

Cuando Alemania atacó la URSS en 1941, Shostakóvich permaneció inicialmente en Leningrado durante el asedio y comenzó su Séptima sinfonía, conocida precisamente como Leningrado. En octubre de 1941, el compositor y su familia fueron evacuados hacia Kúybishev (ahora Samara), donde terminó su trabajo, que fue adoptado como símbolo de la resistencia soviética tanto en la URSS como en Occidente.

En la primavera de 1943 toda la familia se trasladó a Moscú. De esa época es la Octava Sinfonía, trabajo extenso y oscuro que no fue aprobado por las autoridades. La obra fue muy poco interpretada, pese a su excepcional calidad a juicio de gran parte de la crítica actual. De la Novena Sinfonía (1945) esperaban las autoridades una música adecuada a las resonancias históricas del número 9 en lo sinfónico y a la marcha victoriosa de la guerra contra Alemania. Esas expectativas fueron frustradas por el compositor con una extraña sinfonía, con alusiones a Rossini y momentos que parecen pura música circense.

El 10 de febrero de 1948 Shostakóvich y otros compositores (Prokófiev, que optó por el silencio, o Jachaturián, que cedió a la presión) fueron condenados por «desviaciones formalistas antipopulares» a través de la resolución del Politburó del Partido Comunista de la Unión Soviética sobre la ópera "La Gran Amistad", de Vano Muradeli, también conocida como decreto Zhdánov. Sus composiciones fueron prohibidas y fueron retirados los privilegios de los que gozaba la familia del compositor. Solo en 1958, tras la muerte de Stalin, el PCUS consideró injustas las críticas y levantó las prohibiciones de las composiciones condenadas en las resoluciones de 1948.

Los últimos años de Stalin y el deshielo

En los años siguientes a la condena de 1948 Shostakóvich compuso trabajos oficiales para asegurar su reivindicación oficial, a la vez que trabajaba en obras serias «para el cajón del escritorio». Entre estos estaban el Concierto para violín Nº 1 en La menor, dedicado a David Óistraj y que no se estrenaría hasta después de siete años de su redacción, y el ciclo de canciones De la poesía popular judía (Op. 79), obra que ha provocado controversia por sus indudables connotaciones políticas. Hay quien ha visto en este ciclo de canciones un acto heroico de afirmación crítica contra el antisemitismo ruso, entonces promovido por las autoridades soviéticas. Laurel Fay dice, en cambio, que Shostakóvich estaba intentando adecuarse a la política oficial adoptando la canción popular como tema de inspiración. Las tres últimas canciones del ciclo, en las que se glorifica la situación de los judíos «en la nueva Rusia», parecen abundar en la interpretación de Fay.

Las restricciones impuestas a la música de Shostakóvich y sus condiciones de vida mejoraron en 1949, cuando Shostakóvich fue enviado con una delegación de personalidades soviéticas a Estados Unidos. Ese mismo año, escribió su cantata Canción de los Bosques, la cual elogiaba a Stalin como el «Gran Jardinero». En 1951 el compositor se convirtió en diputado del Sóviet Supremo.

Shostakóvich se representó a sí mismo en algunos trabajos con el motivo DSCH: D-E♭-C-B.

A la muerte de Stalin en 1953 siguió la Décima sinfonía, una de sus composiciones más populares, a menudo descrita como una tragedia optimista. La sinfonía contiene el famoso «tema Shostakóvich», que deriva de las iniciales del nombre y apellido del compositor, transliteradas al idioma alemán, es decir «D SCH». En la notación musical alemana, la serie D–Es–C–H representa los sonidos re natural, mi bemol, do natural, si natural. En el tercer movimiento de su Décima sinfonía, Shostakóvich usa ese motivo DSCH junto con otro que representa el nombre «Elmira», en homenaje a su alumna Elmira Nazírova. Siglos antes, Johann Sebastian Bach había usado el mismo recurso con las letras B–A–C–H que, también en la notación alemana, representan los sonidos si bemol, la natural, do natural, si natural.

Durante los años cuarenta y cincuenta, Shostakóvich tuvo una relación muy cercana con dos de sus alumnas, Galina Ustvólskaya y la citada Elmira Nazírova. Ustvólskaya fue alumna del compositor entre 1937 a 1947. La naturaleza de su relación no está clara: mientras que Rostropóvich la describe como «tierna», Ustvólskaya dijo en una entrevista en 1995 que había declinado una propuesta de matrimonio suya en los años cincuenta. La relación con Nazírova parece haber sido unilateral, según las cartas que él le escribía, y se puede datar entre 1953 y 1956. En el trasfondo estaba el matrimonio abierto de Shostakóvich con Nina Varzar, quien murió en 1954. Shostakóvich contrajo matrimonio con su segunda esposa Margarita Kainova en 1956; tres años después se divorciaron.

La Undécima sinfonía de 1956-1957 se titula 1905 en referencia explícita a los sucesos revolucionarios que ocurrieron ese año en Rusia Revolución Rusa de 1905. Algunos han querido ver también en esta obra una referencia a la Revolución Húngara.

De 1958 es su opereta en tres actos Moscú, Cheryómushki, Op. 105.

Su vinculación con el partido

Rostropovich, Shostakóvich y Richter en 1968.

El año 1960 marcó otro punto de ruptura en la vida de Shostakóvich: se vinculó al Partido Comunista. Este evento ha sido interpretado como una muestra de compromiso o de cobardía, o como resultado de la presión. [cita requerida]

En este periodo también fue afectado por la poliomielitis que comenzó a sufrir en 1958.

La respuesta musical de Shostakóvich a estas crisis personales fue su Octavo cuarteto de cuerdas, que al igual que su Décima sinfonía incorpora diversos códigos y citas.

En 1962 el compositor contrajo matrimonio por tercera vez. La novia, Irina Supínskaya, tenía sólo 27 años. Ese mismo año Shostakóvich volvió al tema del antisemitismo en su Sinfonía n.º 13, Babi Yar. La obra es una sinfonía coral basada en poemas de Yevgueni Yevtushenko, el primero de los cuales conmemora una masacre de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Hay opiniones contrapuestas en cuanto al riesgo asumido por el compositor al estrenar esta obra. El poema de Yevtushenko había sido publicado y no había sido censurado, aunque era controvertido. Después del estreno de la sinfonía, Yevtushenko fue presionado para que añadiera a su poema una estrofa en la que se decía que rusos y ucranianos habían muerto junto a los judíos en Babi Yar. [cita requerida]

Sus últimos años

En sus últimos años de vida la salud de Shostakóvich estuvo seriamente quebrantada por una mielitis, probablemente consecuencia del cáncer, y por problemas cardíacos. La mayoría de sus últimos trabajos –su Decimocuarta y Decimoquinta sinfonías, y los últimos cuartetos– son oscuros e introspectivos. Atrajeron muchas críticas favorables de Occidente, ya que no tenían los problemas de interpretación que tenían sus anteriores trabajos, que eran piezas más públicas.

Shostakóvich, que había sido un gran fumador, murió de cáncer de pulmón el 9 de agosto de 1975. Fue enterrado en el cementerio de Novodévichy en Moscú, Rusia. Su hijo, el pianista y director Maksim Shostakóvich, fue el dedicatario y primer intérprete de varios de sus trabajos.

Other Languages
azərbaycanca: Dmitri Şostakoviç
беларуская (тарашкевіца)‎: Дзьмітры Шастаковіч
Bahasa Indonesia: Dmitri Shostakovich
Bahasa Melayu: Dmitri Shostakovich
norsk nynorsk: Dmitrij Sjostakovitsj
srpskohrvatski / српскохрватски: Dmitrij Šostakovič
Simple English: Dmitri Shostakovich
slovenščina: Dmitrij Šostakovič
татарча/tatarça: Дмитрий Шостакович