División de Leipzig

Tierras Wettin según la división de Leipzig. Las tierras electorales de Ernesto se muestran en rojo, las tierras ducales de Alberto III en amarillo

El Tratado de Leipzig, división de Leipzig o Partición de Leipzig (en alemán Leipziger Teilung) es un acuerdo firmado el 11 de noviembre de 1485 entre elector Ernesto de Sajonia y su hermano menor Alberto III, hijos ambos del elector Federico II de Sajonia de la Casa de Wettin. El acuerdo perpetuó la división de las tierras de Wettin entre una rama sajona y otra turingia, lo que a la larga obstruyó el desarrollo de un poder alemán central que contrapesara a Brandeburgo-Prusia.

Historia

En 1423 el abuelo común de Ernesto y Alberto, el margrave Federico IV de Meissen, recibió el Electorado de Sajonia de manos del emperador Segismundo de Luxemburgo. El Electorado — anteriormente el Ducado de Sajonia-Wittenberg — junto con el Margraviato de Meissen y el landgraviato de Turingia formaban el núcleo patrimonial de la casa de Wettin. Al morir Federico en 1464, sus tierras fueron gobernadas conjuntamente por sus dos hijos Federico y Guillermo y, tras la muerte sin descendientes de Guillermo, por los dos hijos de Federico V, Ernesto y Alberto.

En la partición de 1485, el hijo mayor, Ernesto, recibió las tierras Electorales alrededor de Wittenberg. El resto fue repartido según el criterio de "yo corto, tú escoges". Ernesto separó las tierras en dos conjuntos y Alberto eligió para sí el territorio oriental del anterior Margraviato de Meissen, mientras que Ernesto adquiría la mayoría de Turingia en el oeste.[2]

El elector Ernesto fijó su capital en la ciudad de Wittenberg y se proclamó Landgrave de Thuringia. El duque Alberto III estableció Meissen como el centro del ducado sajón albertino y se tituló Margrave de Meissen.

Durante el transcurso de la reforma potestante, las ramas ernestina y albertina de la dinastía se hallaron en bandos opuestos durante la Guerra de Escamalda de 1546/1547. Aliado al vencedor, el emperador Carlos V de Habsburgo, el duque albertino Mauricio de Sajonia obtuvo Wittenberg y la dignidad electoral tras vencer a su primo ernestino Juan Federico y la firma de la Capitulación de Wittenberg. Tras ello, la línea albertina gobernó el anterior Margraviato de Meissen y el Electorado, luego Reino, de Sajonia. Los descendientes de Juan Federico sólo retuvieron el territorio turingio, que posteriormente fue dividido en numerosos ducados ernestinos.

Después de la Primera Guerra mundial, la Casa de Wettin fue depuesta, y el reino sajón albertino convertido en el Estado Libre de Sajonia, mientras que los ducados ernestinos formaron, junto con otros cuatro estados menores, el Estado Libre de Turingia. La única excepción fue el ducado de Sajonia-Coburgo (sin Gotha), que votó anexionarse a Baviera.

Other Languages