División Azul

No confundir con el grupo español de música RAC División 250.

250.ª División Española de Voluntarios
250 Infanterie-Division
J mmue 210057 00001.jpg

Activa 24 de junio de 194110 de octubre de 1943
País Bandera de España España
Fidelidad Bandera de la Alemania nazi Alemania nazi
Rama Balkenkreuz, emblema de la Wehrmacht Heer (Wehrmacht)
Tipo Infantería
Tamaño División
Comandantes
Comandantes
notables
Agustín Muñoz Grandes
Emilio Esteban-Infantes
Insignias
Emblema Blue division.svg
Cultura e historia
Mote «División Azul»
Guerras y batallas
Segunda Guerra Mundial
Sitio de Leningrado
Batalla de Volkhov
Acción del lago Ilmen
Batalla de Krasny Bor
[ editar datos en Wikidata]

La 250.ª División de Infantería (oficialmente en España División Española de Voluntarios, y en Alemania 250 Infanterie-Division), más conocida como División Azul (en alemán: Blaue Division), fue una unidad de voluntarios españoles que formó una división de infantería dentro del Heer, el ejército de la Alemania nazi. Se creó para luchar contra la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial. Entre 1941 y 1943, cerca de 50.000 soldados españoles participaron en diversas batallas, fundamentalmente relacionadas con el sitio de Leningrado.

Origen y formación

Origen de la División

La Guerra Civil termina el 1 de abril de 1939 con la victoria del bando sublevado. Cinco meses después, el 1 de septiembre, estalla la Segunda Guerra Mundial. España y Alemania empiezan a tener conversaciones diplomáticas, en las que Berlín pide a Madrid (que hasta entonces se declara neutral) una mayor implicación en la guerra, como compensación a la ayuda del Tercer Reich a los nacionales, con la participación en España de la Legión Condor. El 10 de junio de 1940, Italia entra en la guerra. Dos días después, el 12 de junio, Franco cambia la posición oficial española de neutral, a no beligerante. Esto implica que España se convierte en un aliado no beligerante de las potencias del eje, es decir, que toma partida por un bando, pero sin entrar físicamente en la guerra.

Aun así, el 23 de octubre de 1940 tiene lugar la Reunión de Hendaya. En la estación de esta ciudad fronteriza se produce el primer y único encuentro entre Franco y Hitler. En la entrevista, llevada a cabo en un vagón-salón del convoy, los dos líderes están acompañados de sus respectivos ministros de exteriores, el español Serrano Súñer y el alemán von Ribbentrop, así como de dos intérpretes traductores. En la conversación se trataron temas como las condiciones sobre una hipotética entrada de España en la guerra en favor de Alemania. Pero ambas partes exigían puntos inaceptables, que impidieron alcanzar ningún acuerdo concreto. No obstante, España seguía dejando las puertas abiertas a una posible intervención futura, y declaraba su firme apoyo al Reich.

El 22 de junio de 1941, Hitler lanzó por sorpresa la Operación Barbarroja, el Estado Mayor del Ejercito crea Tres Grupos de Ejercito; Norte, Centro y Sur. Se forma una coalición de países adeptos al régimen nazi para la invasión, participaron Finlandia y Rumanía en un principio, después se unieron italianos, búlgaros y rápidamente se utilizaron fuerzas de los países recién invadidos que apoyaron la causa nazi para expulsar a los bolcheviques de sus territorios como Estonia, Lituania, Croacia, Eslovacos y Albania. La invasión de la Unión Soviética de Stalin estaba en marcha y seguía su curso. Para el régimen, supone la ocasión ideal para entrar en escena, aunque abiertamente Franco nunca quiso entrar en la II Guerra Mundial, si autorizó la creación de un Centro de Reclutamiento para los voluntarios que quisiesen ir a luchar contra el bolchevismo y el régimen comunista de Stalin. Propondrían el envío de un contingente de voluntarios, lo que permitiría a España saldar su deuda con Hitler. Sin embargo, mantenía su estatus de no beligerante, porque no existía declaración oficial de guerra hacia la URSS. El día 23, a propuesta del ministro Ramón Serrano Súñer, el Consejo de Ministros aprueba en El Pardo enviar una división,[3]

La iniciativa tuvo una gran acogida entre los partidarios del Bando Nacional y los miembros de La Falange. Culpaban a la URSS de ser la instigadora y responsable de todos los sucesos de los años 30 que llevaron a la Guerra Civil, por la implicación de Moscú y el Komintern en propagar las revoluciones bolcheviques y el comunismo por Europa. Para el régimen, suponía devolver la visita. El 24 de junio[1]

Camaradas: no es hora de discursos. Pero sí de que la Falange dicte en estos momentos su sentencia condenatoria: ¡Rusia es culpable! Culpable de la muerte de José Antonio, nuestro fundador. Y de la muerte de tantos camaradas y tantos soldados caídos en aquella guerra por la agresión del comunismo ruso. El exterminio de Rusia es exigencia de la Historia y del porvenir de Europa.

Ramón Serrano Súñer, 24 de junio de 1941.[6]

Inicialmente se barajaron los nombres de José Antonio Girón y Juan Yagüe (ambos falangistas), para dirigir la División. Al final se acordó que el liderazgo de esta recaería sobre Agustín Muñoz Grandes, propuesto por Ramón Serrano Súñer.[7]

Reclutamiento

Al principio, las exigencias alemanas eran que el contingente estuviera formado íntegramente por soldados experimentados. Pero finalmente se acordó que los soldados serían voluntarios, pero estarían mandados por oficiales profesionales del ejército español. La división quedó oficialmente constituida el 26 de junio, y el 27 comenzó el reclutamiento. Se dispusieron banderines de enganche por toda España, principalmente en las capitales de provincia, en las Academias militares surgió una inesperada voluntariedad que obligó a coger sólo el 50% del cupo. con notable éxito inicial. Se organizó un potente dispositivo de propaganda hasta el 2 de julio, en que finaliza el reclutamiento, habiendo cubierto las expectativas. Se alistaron alrededor de 18.000 voluntarios por lo que en principio se podría haber formado más de una división. Se realizaron pruebas médicas y muchos candidatos fueron rechazados, los motivos fueron variopintos, desde la edad a falta de visión e incluso heridos de la guerra.

Finalmente, la mayor parte de voluntarios inscritos en este primer reclutamiento fueron militares veteranos, y el resto simpatizantes en mayor o menor grado con el falangismo y del bando nacional. Entre las organizaciones que más nutrieron las filas divisionarias se encuentra el SEU, del que se alistaron numerosos estudiantes, su jefe nacional José Miguel Guitarte, así como varios secretarios generales de sus distintas facciones, como Jesús Gutiérrez del Castillo, José María Moro y Martín-Montalbo, o José Hernández Cuevas. La edad de alistamiento estaba entre los 20 y 28 años, aunque también se reclutaron algunos menores con autorización paterna. A los divisionarios se les garantizaba un doble sueldo: cobraban el mismo sueldo que los alemanes (según el rango), y de España cobrarían la misma paga que la legión. Asimismo, se les ofrecían otras ventajas, como que sus familias cobrarían un subsidio de 7,30 pesetas, doble cartilla de racionamiento, el mantenimiento de sus derechos laborales a su vuelta, y algunas otras ventajas.

Se formaron 4 Regimientos que luego se redujeron a 3 por la estructura militar alemana. Los Regimientos de fusiles se denominaron 262,263 y 269 mandados por los Coroneles Pimentel, Vierna y Esparza. El Coronel Rodrigo fue nombrado 2º Jefe de la División. El Regimiento 250 de artillería estaba formado con obuses del 105 y 155. El Batallón Contracarros con baterías del calibre 37.

Se formó también un Batallón de Reserva que se denominó 250 al igual que el de Reconocimiento y el Batallón de Zapadores.

A pesar del rotundo éxito inicial del reclutamiento, el alargamiento de la guerra y las noticias sobre la extrema dureza de la guerra durante el invierno de 1941/ 42 dificultaron la captación de reemplazos en los meses posteriores. Incluso se dieron casos de divisionarios que se alistaron ante la posibilidad de limpiar sus antecedentes o los de familiares por pertenencia a grupos opositores al régimen.

Extraoficialmente, una parte de los reclutados se trataba de personas coaccionadas al reclutamiento debido a delitos o faltas de diversa índole.[8]

Según Stanley Payne, las regiones con menos éxito en el reclutamiento de voluntarios fueron Cataluña, el País Vasco y Navarra.[9]

Other Languages
azərbaycanca: Mavi Diviziya
беларуская: Блакітная дывізія
беларуская (тарашкевіца)‎: Блакітная дывізія
български: Синя дивизия
English: Blue Division
Esperanto: Blua divizio
日本語: 青師団
Nederlands: Blauwe divisie
norsk bokmål: Den blå divisjon
português: Divisão Azul
srpskohrvatski / српскохрватски: Plava divizija
српски / srpski: Плава дивизија
Türkçe: Mavi Tümen
українська: Блакитна дивізія
吴语: 蓝色师团
中文: 蓝色师团