Disputas de SCO sobre Linux

The TSG Group
Tipo Suspendida cotización NASDAQ en 2007
Industria software UNIX
Fundación Santa Cruz, California (SCO, 1979)
Lindon, Utah (Caldera, 1994)
Sede central Lindon, Utah, EE. UU.
Personas clave Ralph Yarro III, Presidente
Darl McBride, CEO
Bert Young, CFO
Ryan E. Tibbitts, General Counsel
Ransom Love, Founder (Caldera)
Doug Michels, Founder (SCO)
Larry Michels, Founder (SCO)
Productos UnixWare, SCO OpenServer
Ingresos $36.0 millones USD ( 2005)
Beneficio neto pérdidas ($10.7 million) USD ( 2005)
Empleados 166 ( 2005)
Sitio web sco.com
[ editar datos en Wikidata]

La compañía SCO Group mantenía una disputa con diferentes distribuidores de GNU/Linux y sus usuarios, cuyo resultado final fue que SCO perdió la demanda judicial.

SCO inició una serie de acciones judiciales que será determinante para el futuro tanto de GNU/Linux como de Unix. En esta campaña, SCO trata de hacer prevalecer su punto de vista de que Linux viola propiedad intelectual perteneciente al grupo SCO. Mucha gente es escéptica sobre las posibilidades de éxito de las acciones del grupo SCO; los distribuidores y los usuarios atacados no admiten los argumentos del grupo SCO; algunos han contraatacado judicialmente.

La campaña de publicidad y las querellas en justicia provocaron un alza masiva en el precio de las acciones de SCO, sin embargo, los eventos recientes han hecho bajar nuevamente las acciones a su precio original.

Juicios en curso

SCO contra IBM

El 7 de marzo de 2003, SCO Group introdujo una acción judicial contra IBM. Inicialmente, esta acción era por incumplimiento de contrato y difusión de propiedad intelectual. En el curso de la acción, SCO eliminó la queja sobre propiedad intelectual, de manera que el proceso se enfoca en el incumplimiento de contrato. IBM incluyó por su parte aspectos de derechos de autor al caso.
En agosto de 2004, IBM solicita una decisión sumaria del caso en donde se pone de relieve que el grupo SCO continua distribuyendo bajo licencia GPL el código del cual pretende tener propiedad intelectual y que si antes había argumentado que lo había distribuido sin saberlo, a partir de ese momento ya no puede seguir argumentándolo, de manera que se debe considerar ese código como un aporte del grupo SCO al software libre. Adicionalmente, IBM alega que el grupo SCO no pudo demostrar que el código en disputa contenga código de Unix System V y que en ninguna parte del contrato de licencia se obliga a IBM a no distribuir su propio código por el mero hecho de haberlo distribuido dentro de sus versiones de UNIX.
Últimos desenlaces: En junio de 2006 el juez Brooke Wells desestimó 186 de las 294 acusaciones de SCO Group.

Red Hat contra SCO

Red Hat denuncia al grupo SCO el 4 de agosto de 2003 por publicidad falsa, prácticas comerciales desleales, solicitando una sentencia que indique que esa empresa no infringe ningún derecho de autor de SCO.

Últimos desenlaces: El caso queda suspendido hasta conocer el resultado en el caso SCO contra IBM.

SCO contra Novell

The SCO Group, por medio de sus portavoces autorizados, ha expresado públicamente ser el propietario de Unix en varias ocasiones. Novell asegura que es falso que SCO Group posea Unix. Después de que Novell recientemente registrara derechos de autor sobre componentes esenciales de Unix, SCO denuncia a Novell, afirmando usurpación de propiedad. La querella fue rechazada por razones técnicas pero SCO Group puede introducir una versión corregida. Sin embargo, el juez de la causa expresó dudas de que la compra de activos incluyera los derechos de autor relevantes. Finalmente, en agosto de 2007, el juzgado concluyó que Novell es propietario de Unix y UnixWare.

En agosto de 2009 la Corte de apelación del décimo circuito de Estados Unidos revertió parcialmente la decisión tomada en 2007 por la que se concedía a Novell la propiedad de Unix y reabre el caso para que SCO pueda volver a los tribunales y enfrentarse de nuevo a IBM.

Últimos desenlaces: El 30 de marzo de 2010 Novell publicó en su sitio web la noticia comunicando que: “Novell está muy satisfecho con la decisión del jurado, que confirma la propiedad de Novell sobre los derechos de autor de Unix, que SCO ha clamado como propios en su ataque contra Linux. Novell permanecerá comprometido a promover Linux, incluso defendiéndolo en el frente de la propiedad intelectual”, éste veredicto automáticamente invalidaría las demás demandas de SCO contra Linux

SCO contra AutoZone

AutoZone, un usuario masivo de GNU/Linux y antiguo usuario de productos SCO, fue denunciado por SCO el 3 de marzo de 2004. SCO afirma que AutoZone violó derechos de autor de SCO al convertirse en usuario de Linux.

Últimos desenlaces: El caso queda suspendido hasta conocer el resultado en los casos entre SCO e IBM, Red Hat y Novell.

SCO contra DaimlerChrysler

En diciembre de 2003, SCO envió gran cantidad de cartas a empresas con licencia para utilizar el sistema Unix. En ellas, SCO solicitó que esas empresas certificaran ciertos elementos sobre su uso de Linux. DaimlerChrysler, antiguo usuario Unix y actual usuario GNU/Linux, no respondió a esta carta. El 3 de marzo de 2004 SCO denunció a DaimlerChrysler por violación de su licencia Unix, al no responder la solicitud de certificación solicitada por SCO.

Últimos desenlaces: Prácticamente todas las reclamaciones de SCO fueron desechadas. Restaba decidir si DaimlerChrysler estaba obligado a responder en 30 días la solicitud de certificación de SCO, pero SCO ha solicitado que se desestime esa parte de la demanda.

Other Languages