Disco celeste de Nebra

Estado original: a la izquierda la luna llena, a la derecha el cuarto creciente, en la parte de arriba, entre las lunas, se encuentran las Pléyades (Todas las representaciones están simplificadas).
Segundo estado: se completa con los arcos del horizonte que representan la salida y la puesta del Sol. Para colocar los arcos, se desplazan algunas estrellas, y algunas otras quedan tapadas.
Tercer estado: completada con la barca solar.
Estado actual: el arco del horizonte de la izquierda ya faltaba cuando se enterró el disco, los agujeros del borde ya existían. Las muescas en la parte superior izquierda y el deterioro de la luna llena fueron causadas por los excavadores.
Solsticio de verano: apuntando del monte Mittelberg al monte Brocken se ajusta el disco. Se muestra la puesta del Sol.
Comienzo del otoño y de la primavera: vista de la puesta del Sol en el equinoccio. El monte Brocken está en este momento a 41° a la derecha del Sol.
Solsticio de invierno: la puesta del Sol alcanza su punto más al sur. El monte Brocken está a 82° a la derecha del Sol.

El disco celeste de Nebra es, hasta el presente, la representación más antigua que se conoce de la bóveda celeste y de los fenómenos astronómicos. Se trata de un hallazgo arqueológico descubierto en el año 1999 en el monte Mittelberg, cerca de Nebra (estado federado de Sajonia-Anhalt, Alemania). Es una placa de bronce, casi redonda, que pesa cerca de 2 kg y tiene aproximadamente un diámetro de 32 cm. Pertenece a una cultura de hace 3600 años, cuyos conocimientos eran autóctonos. Los expertos dicen que representa el firmamento, con representaciones de elementos abstractos.

Historia del descubrimiento

En el verano de 1999, Harry W. y Mario R. se dedicaban a buscar municiones y armas militares en el bosque de Ziegelroda (la parte forestal del monte Mittelberg, de 252 m de altura), con la ayuda de detectores de metales. Fue así como se tropezaron, sin sospechar su importancia, con los restos de alguna civilización prehistórica que más tarde se datarían en 1600 años a. C. Los hallazgos fueron los siguientes: Un disco clavado verticalmente en el suelo, acompañado de 2 espadas, 2 hachas, unos brazaletes y un escoplo; todo ello rodeado por grandes piedras que protegían el depósito. No dieron ninguna importancia de momento al disco, pero el resto lo vendieron en el mercado negro por 31.000 marcos (16.000 euros del año 2000).

Hubo un comprador del hallazgo, que lo ofreció a los museos de prehistoria de Berlín y Múnich. Fue entonces cuando el director del museo de Berlín, Wilfried Menghin, recibió unas fotos en que se veía el disco celeste bastante sucio y algunas piezas más. Por todo ello, el comprador anónimo pedía un millón de marcos alemanes. Menghin contestó que el propietario legítimo del tesoro prehistórico era el patrimonio nacional y que, por tanto, debían dirigirse al Museo de Prehistoria de Múnich. Después de esta conversación, el hallazgo desapareció por un tiempo.

En el 2002 otras personas acuden a Menghin con propuestas de venta, pero en esta ocasión el director del museo no quiso perder de nuevo la pista y acude al Ministerio de Cultura de Sajonia-Anhalt, que a su vez da parte del suceso a la policía. Tras la investigación policial se logra poner a salvo el disco celeste y una de las espadas. Más tarde encontraron todo lo demás tras un registro en casas particulares de Alemania. En septiembre de ese mismo año, los implicados son detenidos y condenados a una multa o arresto menor. Es en este momento cuando los descubridores del tesoro hacen una confesión en regla, revelando el lugar y las circunstancias del hallazgo.

Other Languages
brezhoneg: Pladenn Nebra
català: Disc de Nebra
čeština: Disk z Nebry
français: Disque de Nebra
italiano: Disco di Nebra
ქართული: ნებრის დისკო
Plattdüütsch: Himmelsschiev vun Nebra
norsk bokmål: Himmeldisken fra Nebra
polski: Dysk z Nebry
português: Disco de Nebra
русский: Диск из Небры
srpskohrvatski / српскохрватски: Nebeski disk Nebra
српски / srpski: Небески диск Небра
West-Vlams: Nebraschyve