Directiva Hábitats

La Directiva Hábitats es una directiva de la Unión Europea adoptada en 1992, que tiene por objeto la conservación, la protección y la mejora de la calidad del medio ambiente, incluida la conservación de los hábitats naturales, así como de la fauna y flora silvestres, en el territorio europeo de los Estados miembros al que se aplica el Tratado. Su nombre completo es Directiva relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Contexto

Es una de las dos directivas de la UE en relación a la vida silvestre y la conservación de los recursos. La otra es Directiva de Aves.[2]

Se desarrolló para empezar a proteger a 220 hábitats y aproximadamente 1000 especies listadas en las directivas Anexas (Anexo I cubre hábitats, Anexos II, IV & V especies). Son para especies y hábitats que se consideran de interés europeo, siguiendo los criterios de las directivas.[3]

La directiva ordena crear una red de Zonas Especiales de Conservación (ZECs), que con la existentes Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs) formen una red de sitios protegidos a través de Natura 2000.[2]