Dirección General de Seguridad

Dirección General de Seguridad
Dirección General de Seguridad
Vista lateral de la Puerta del Sol de Madrid.jpg
AcrónimoDGS
Tipodirección general
Campoorden público
Fundación27 de noviembre de 1912
Disolución24 de octubre de 1986
JurisdicciónEspaña
SedeCasa de Correos, Madrid
Dependiente deMinisterio de la Gobernación (hasta 1977)
Ministerio del Interior (desde 1977)
Coordenadas40°24′59″N 3°42′14″O / 40°24′59″N 3°42′14″O / -3.7038888888889
Cronología
DGSSecretaría de Estado de Seguridad

La Dirección General de Seguridad (DGS) fue un organismo autónomo español dependiente del Ministerio de Gobernación y responsable de la política de orden público en todo el territorio nacional de España.

El organismo fue renombrado brevemente como Dirección General de Orden Público entre 1921 y 1923, año en que recuperó su designación original. Finalizada la Guerra Civil Española, el organismo incrementó su papel de control del orden público durante la Dictadura de Franco, convirtiéndose en uno de los resortes principales de la represión franquista. En 1986 aumentó su estructura orgánica al de una Secretaría de Estado, desapareciendo como tal. En la actualidad, el organismo oficial que continúa sus funciones es la Secretaría de Estado de Seguridad.

Historia

Orígenes y creación

El 24 de marzo de 1858 ya se creó una Dirección General de Seguridad y de Orden Público,[1]​ siendo nombrado para el cargo Manuel Ruiz del Cerro. No obstante, este organismo tendría una existencia muy corta, y en octubre de ese año fue disuelto.

En 1886 se volvió a crear una Dirección General de Seguridad, dependiente del Ministerio de Gobernación, que centralizara todos los servicios policiales y cuerpos de seguridad existentes en la época.[2]​ El organismo fue suprimido en julio de 1888, aunque volvería a ser creado nuevamente a finales de 1912. A partir de entonces, el nuevo organismo se convirtió en un importante resorte de las políticas gubernamentales de orden público.

Entre junio de 1921 y noviembre de 1923 el organismo fue denominado «Dirección General de Orden Público», recuperando luego su denominación original.

Guerra civil española

Tras el comienzo de la Guerra civil española, la DGS quedó bajo control republicano, pero se vio impotente para controlar los paseos, checas y otros "actos incontrolados" que se hicieron habituales en los primeros meses.[7]

Manuel Muñoz Martínez, director general de Seguridad, había abandonado Madrid en la noche del 6 de noviembre, siendo asumido su puesto por el subdirector, Vicente Girauta Linares. Al irse el Gobierno a Valencia, la Dirección General de Seguridad, como tal, desapareció prácticamente como entidad policial madrileña y, a partir de entonces, todos sus efectivos, servicios, etc., pasaron a depender de la Consejería de Orden Público de la Junta de Defensa...

Gibson (2005)

Tras los llamados "Sucesos de Mayo" en Cataluña, la DGS se hizo cargo de la represión sobre los grupos insurrectos y, en particular, sobre el pequeño Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM), labor de la que se encargó Ricardo Burillo Stholle como jefe superior de Seguridad en Barcelona.

Dictadura franquista

Tras el final de la guerra civil y el establecimiento de la Dictadura franquista, ésta reorganizó profundamente la DGS con la concentración de numerosos servicios bajo su control directo e incrementando con ello su poder.[9]

Emblema del Cuerpo General de Policía (1942).

José Ungría Jiménez fue nombrado nuevo Director General inmediatamente después del final de la guerra, y José Finat y Escrivá de Romaní a continuación de él.[13]​ el ex-ministro Juan Peiró o uno de los antiguos Directores de la DGS en época republicana, Manuel Muñoz Martínez.

Su sede, que para esta época estaba situada en la Real Casa de Correos de la famosa Puerta del Sol (Madrid), se hizo famosa como centro de torturas, con conocidos casos como los del dirigente comunista Julián Grimau, el Presidente Companys,[15]​ El Cuerpo General de Policía también tenía oficinas en la Puerta del Sol, incluyendo las de la Brigada Político-Social.

El 13 de septiembre de 1974, la organización armada ETA-V Asamblea perpetró el llamado atentado de la Calle del Correo mediante la colocación de una potente bomba en la próxima cafetería Rolando. El objetivo lo constituían los numerosos policías que habitualmente visitaban el establecimiento, pero entre los trece muertos que provocó la explosión, sólo uno resultó ser policía. ETA nunca se atrevió a reivindicar el atentado.[16]

Desaparición

Tras la muerte de Franco y el comienzo de la Transición, en 1978 la DGS fue reorganizada orgánicamente para adaptarla a la realidad de la época.[18]

Other Languages