Dionisio de Halicarnaso

Dionisio de Halicarnaso.

El griego Dionisio de Halicarnaso (Διονύσιος Ἀλεξάνδρου Ἁλικαρνᾱσσεύς: Dionisio hijo de Alejandro de Halicarnaso, ca. 60 a. C.ca. 7 a. C.) fue historiador, crítico literario y profesor de retórica. Vivió en Roma en la época de Augusto.

Biografía y obra

Viajó a Roma después de finalizada la guerra civil, pasó veintidós años estudiando latín y literatura y preparando materiales para su historia. Durante ese período impartió lecciones de retórica y disfrutó la sociedad de personajes muy distinguidos de la época. La fecha de su muerte es desconocida.

Su gran trabajo, titulado Ῥωμαική ἀρχαιολογία (Rhōmaikē arkhaiologia, Antigüedades romanas), abarca la historia de Roma desde el período mítico hasta el comienzo de la Primera guerra púnica.[1]

La obra fue dividida en 20 libros, de los cuales los primeros nueve permanecen enteros, el décimo y undécimo están casi completos, y los restantes están incompletos en los extractos de Constantino Porfirogéneta y un epítome descubierto por Angelo Mai en un manuscrito de Milán. Los tres primeros libros de Apiano y Plutarco Vida de Camilo abarcan mucho de la vida de Dionisio.

Su principal objetivo fue reconciliar a los griegos con el gobierno del imperio romano, resaltando las cualidades de sus conquistadores. De acuerdo con él, la historia es filosofía que se enseña con ejemplos, esta idea la tomó siguiendo el punto de vista de los retóricos griegos. Cuidadosamente consultó las mejores fuentes y su trabajo y el de Tito Livio son los únicos que detallan la historia romana temprana.

Dionysii Halicarnasei originum sive Antiquitatum romanarum, 1482.

El libro I tiene un extenso prólogo donde expone la justificación y el objetivo de la obra: cubre un vacío, es de carácter didáctico, polémico y de agradecimiento. Es el propósito de Dionisio enseñar a sus compatriotas griegos el carácter de la fundación de Roma y los motivos de su gran expansión. Nuestro autor considera que las etapas de fundación y de realeza son claves, y que éstas no fueron suficientemente desarrolladas por otros historiadores, de hecho el título de la obra Romaniké Archaiología nos hace pensar en los textos griegos que trataban acerca de las fundaciones de los pueblos. Dionisio hace énfasis en los orígenes griegos de Roma y en que es el mérito –y no la Fortuna- lo que les consiguió la hegemonía a los romanos. El historiador explica el éxito de los romanos por el hecho de que ellos habían perfeccionado la herencia griega en lo militar, lo político y lo cívico. Las fuentes de Dionisio son la analística romana (sobre todo la del s. I a.C.), Jerónimo de Cardia, Polibio, Timeo y Varrón, entre otros.

Dionisio es también el autor de varios tratados retóricos, en los cuales demuestra haber estudiado a fondo los mejores modelos áticos:

  • El Arte de la Retórica (que es más bien una colección de ensayos de teoría retórica), incompleto, y ciertamente no todo su trabajo.
  • El Arreglo de las palabras (Περι Συνθησεως Ονοματων), que trata sobre la combinación de las palabras de acuerdo con los diferentes estilos de oratoria.
  • Sobre la imitación (Περι Μιμησεως, Peri Mimeseos), un trabajo fragmentado que trata sobre los mejores modelos en los diferentes tipos de literatura y las maneras pertinentes de imitarlos.
  • Comentarios sobre los oradores áticos (Περι των Αττικων Ρητορων), en el cual únicamente trata de Lisias, Iseo, Isócrates y Dinarco.
  • El estilo admirable de Demóstenes (Περι λεκτικης Δημοσθενους δεινοτητος, Perì lektikês Demosthenous deinotetos).
  • Sobre el carácter de Tucídides (Περι Θουκιδιδου χαρακτηρος), una detallada pero, en conjunto, injusta descripción.

Los dos últimos tratados son suplementados por las cartas a Cneo Pompeyo Magno y Ammaeus (dos).[3]

Other Languages
srpskohrvatski / српскохрватски: Dionisije Halikarnašanin