Dionisio de Alcedo Herrera

Dionisio de Alcedo Ugarte y Herrera ( Madrid, 1690 - 1777) fue historiador y geógrafo español y como burócrata español en América ocupó las dignidades de Presidente de la Audiencia de Quito y Gobernador de Panamá.

Biografía

Desarrolló una importante carrera administrativa, ocupando altos cargos en la administración de México y Perú. Fue Secretario de Cartas en el Virreinato de Perú para pasar después a Ordenador del Tribunal Mayor de Cuentas de la Ciudad de los Reyes. Fue corregidor de Junja en 1719. En 1723 es nombrado diputado del Comercio en el Perú, y es en esas fechas cuando viaja a Madrid a informar al rey del estado del comercio en América. En Madrid, Alcedo expuso al Monarca el objeto de su comisión y Felipe V dispuso que se celebrase una Junta que había de presidir el ministro José Patiño, compuesta por cuatro ministros del Consejo de Castilla, cuatro del de Indias, cuatro del de Hacienda y el propio Alcedo y Herrera, donde se discutió sobre diferentes puntos tocantes al estado de la Real Hacienda y del Comercio, adoptándose las medidas necesarias para el beneficio de los mercaderes de Indias y el incremento del Patrimonio Real. Además, una vez terminada la guerra con Inglaterra, Alcedo consiguió que se diera por bueno el ajuste hecho por el Consulado de Lima referente a los asientos de avería. Para este tiempo contrae matrimonio con la sevillana María Luisa Bejarano. En recompensa de sus servicios en 1728 regresa a Perú y es elevado a presidente de la Audiencia de Quito en ese mismo año; en el tiempo que estuvo en el cargo colaboró con la expedición científica dirigida por Charles-Marie de La Condamine en la que participaban Antonio de Ulloa y Jorge Juan.

Abandonó su cargo en 1736 y cuatro años más tarde fue nombrado capitán general de Tierra Firme. Entre 1743 y 1749 fue gobernador de Panamá. En 1742 defiende Portobelo de un ataque británico al mando del almirante Vernon con el desembarco de tropas al mando de Wentworth con la intención de ocupar dicha ciudad. El ataque es rechazado con un número considerable de bajas por parte del lado británico, y repelido con facilidad, en una de las últimas operaciones de la Guerra del Asiento.

No tuvo mucha suerte en su nuevo nombramiento, ya que sería acusado y procesado varias veces por irregularidades administrativas y por su tolerancia con el contrabando, así que tuvo que volver a España con su hijo, el que sería militar, geógrafo e historiador Antonio de Alcedo en 1752. Desde ese momento se dedicó a la escritura, recogiendo en varias obras sus conocimientos sobre el mundo americano que sirvieron también a su hijo. En abril de 1763 presentó al rey una Descripción de los Tiempos de España en el decimo octavo siglo. Memorial del glorioso Reynado del S.D. Phelipe V.

En 1725 escribió el Memorial informativo... sobre diferentes puntos tocantes al estado de la Real Hacienda, y del Comercio, justificando las causas de su descaecimiento, y pidiendo las providencias para aumentar la prosperidad de los comercios entre España y las Indias. Varios años más tarde, en 1740, publica en Madrid su Aviso histórico, político, geográfico con las noticias más particulares del Peru, Tierra-Firme, Chile y Nuevo Reyno de Granada... y razón de todo lo obrado por los ingleses en aquellos Reynos. Al año siguiente, en 1741, apareció su última obra publicada: Compendio histórico de la provincia, partidos, ciudades, astilleros, ríos y puerto de Guayaquil. Ya en Madrid, desposeído de sus cargos, intentó ganarse de nuevo la confianza de los Monarcas, para quienes escribía breves memoriales avisando sobre diferentes puntos tocantes al comercio con América, materia en la que era un gran experto.

Other Languages