Dionisio I de Portugal

Dionisio I de Portugal
D. Dinis I de Portugal - The Portuguese Genealogy (Genealogia dos Reis de Portugal).png
El rey Dionisio de Portugal en una miniatura del siglo XVI
Rey de Portugal y Algarve
16 de febrero de 1279 - 7 de enero de 1325
Predecesor Alfonso III de Portugal
Sucesor Alfonso IV de Portugal
Información personal
Nacimiento 9 de octubre de 1261
Lisboa, Reino de Portugal
Fallecimiento 7 de enero de 1325 (64 años)
Santarém, Reino de Portugal
Familia
Casa real Casa de Borgoña
Padre Alfonso III de Portugal
Madre Beatriz de Castilla
Consorte Isabel de Aragón y Sicilia
Descendencia véase Descendencia

Shield of the Kingdom of Portugal (1248-1385).png
Escudo de Dionisio I de Portugal

[ editar datos en Wikidata]

Dionisio I de Portugal (Dinis en portugués), apodado el Labrador ( Lisboa, 9 de octubre de 1261[2] así como en otros documentos.

Administración

Como heredero, su padre le hizo compartir las responsabilidades de gobierno. En la época de su ascenso al trono, Portugal se encontraba sumida en diversos conflictos diplomáticos con la Iglesia católica. Dionisio firmó un acuerdo con el papa y juró proteger los intereses de la iglesia en Portugal. Por eso, garantizó el asilo de los caballeros templarios perseguidos en Francia y creó la Orden de Cristo, designada a ser la continuación de la Orden del Temple.

Con la Reconquista terminada y el país libre de la ocupación musulmana, Dionisio se convirtió en un rey básicamente administrativo y no militar. Sin embargo, mantuvo una breve contienda con Castilla por las posesiones de Serpa y Moura. Después, Dionisio evitó la guerra; fue un amante de la paz durante un periodo especialmente tormentoso de la historia de Europa. Dionisio firmó un pacto de fronteras (el Tratado de Alcañices) con el rey Fernando IV de Castilla ( 1297) que ha permanecido hasta nuestros días.

La prioridad principal del gobierno de Dionisio fue la organización del país. Siguió las políticas de su padre en los temas de legislación y centralización del poder. Promulgó el núcleo de la legislación civil y criminal portuguesa, protegiendo a las clases bajas de los abusos y la extorsión. Viajó por todo el país, arreglando las situaciones injustas y resolviendo los problemas. Ordenó la construcción de numerosos castillos, creó nuevas ciudades y garantizó los privilegios de numerosas villas. Junto a su esposa, la princesa Isabel de Aragón, Dionisio trabajó para mejorar la vida de los más desfavorecidos y fundó diversas instituciones sociales.

Preocupado por las infraestructuras del país, Dionisio ordenó la explotación de minas de cobre, hierro y plata y organizó la exportación del exceso de la producción a otros países europeos. El primer acuerdo comercial portugués se firmó en Inglaterra en 1308. Dionisio fundó la marina portuguesa al mando de un almirante genovés y ordenó la construcción de varios puertos.

Su principal preocupación fue el desarrollo y promoción de las infraestructuras rurales, de ahí su apodo de El Labrador. Redistribuyó las tierras, promocionó la agricultura, organizó comités de agricultores y tuvo especial interés en el desarrollo de las exportaciones. Instituyó mercados fijos en numerosas ciudades y reguló sus actividades. Uno de sus logros principales fue la protección de las tierras agrícolas del avance de las arenas costeras,ordenando la plantación de bosques de pinos en la zona cercana a Leiria. Este bosque aún existe y está considerado como uno de los más importantes de Portugal. Se le conoce con el nombre de Pinhal de Leiria.

Other Languages