Dinastía macedónica de Egipto

Para la dinastía que gobernó el Imperio bizantino del siglo IX al XI, véase: Dinastía macedónica.
Alejandro Magno, el fundador de la dinastía. El denominado sarcófago de Alejandro, en el Museo Arqueológico de Estambul.

La dinastía macedónica de Egipto[2]

Historia

En 332 a. C. después de la toma de Tiro y Gaza, Alejandro Magno recibe una delegación de notables egipcios solicitándole que les libere del yugo persa. Acepta ser coronado como faraón en Menfis y con él se inicia la denominada dinastía macedónica.[3]

A la muerte de Alejandro se produjo un dilema sucesorio pues Roxana, la mujer de Alejandro, había quedado embarazada, surgiendo división de opiniones entre los que querían proclamar rey a Filipo, hermanastro de Alejandro, y los que deseaban esperar, por si Roxana daba a luz a un varón. Finalmente, se decidió que Filipo –que al parecer tenía disminuidas sus facultades mentales– fuera el nuevo rey, pero que Pérdicas fuera regente, con poder efectivo. Así, Filipo pasaba a ser faraón de Egipto.

Sin embargo, Pérdicas murió y Antípatro de Macedonia fue el nuevo regente. Cuando este también fallece, se origina un conflicto, pues había escogido como su sucesor a Poliperconte, relegando a Casandro su hijo. Después de una breve guerra civil en la que resultó ganador Casandro, se pactó que Alejandro heredaría el trono cuando Casandro muriera, pero éste, decidido a ocupar el trono, lo asesinó.

Mientras, en Egipto, uno de los antiguos generales de Alejandro, Ptolomeo, desplegó una hábil política destinada a conseguir gobernar Egipto. Viendo esto Pérdicas, invadió Egipto, pero fue derrotado y muerto por sus generales. Su sucesor, Antípatro, en el segundo reparto del imperio lo confirmó como gobernador de Egipto.

Esta dinastía, de breve duración, fue seguida por la denominada dinastía ptolemaica, al autoproclamarse faraón Ptolomeo I Sóter, antiguo general del joven emperador Alejandro. Ptolomeo dotó a Egipto de la estabilidad necesaria para convertirlo en un país relativamente fuerte durante tres siglos.

Máxima extensión del imperio de Alejandro Magno.
Other Languages