Dinastía XXVI de Egipto

"Estatua cubo" de Padishahdedet. Louvre.

La dinastía XXVI transcurre del año 664 a 525 a. C., también denominada Saíta, por tener su capital en Sais; fue la última dinastía nativa que gobernó Egipto antes de la conquista persa. Se la considera el inicio del Periodo Tardío de Egipto (configuran este periodo las dinastías XXVII, XXVIII, XXIX, XXX y XXXI)

Historia

Tiene sus orígenes en la dinastía XXIV. Psamético I era el bisnieto de Bakenrenef, y al continuar la invasión asiria durante los reinados de Taharqo y Tanutamani, fue reconocido como único rey de todo Egipto.

Mientras los gobernantes del Imperio Asirio estaban ocupados en rebeliones y guerras civiles para mantener el trono, Psamético formalizó una alianza con Giges, el rey de Lidia, y alistó mercenarios de Caria y Grecia para repeler los ataques asirios.

Con el saqueo de Nínive en 612 a. C. y la caída del Imperio Asirio, Psamético II y sus sucesores intentaron conseguir el dominio egipcio en las regiones de Oriente Próximo, pero fueron rechazados por los babilonios bajo Nabucodonosor II. Con la ayuda de mercenarios griegos, Apries fue capaz de contener las tentativas babilónicas de conquista, pero los persas tomaron Egipto, y su rey Cambises II llevó a Psamético III encadenado a Susa.

Other Languages