Dinastía Satavájana

Los śātavāhanas fueron una antigua dinastía que gobernó sobre los territorios de lo que actualmente son los estados indios de Andhra Pradesh, Mahārāṣṭra, Madhya Pradesh y Chattisgarh, a partir del año 230 a. C. aproximadamente. Se ignora con exactitud en qué época se puede hablar del fin de esta dinastía, pero está claro que después de 450 años los territorios gobernados por los shata vájanas se habían dividido en una serie de estados sucesores. A esta dinastía se le conoce por varios nombres, principalmente como andhras, andhrabhrityas, o shata karnis, todos ellos mencionados en sus monedas, y también en los textos Puranás. Son célebres por ser la primera dinastía india nativa en acuñar monedas con los rostros de sus soberanos, costumbre que habían adoptado en imitación de los gobernantes indogriegos del noroeste, así como también por las contribuciones al arte budista bajo su reinado.

Orígenes y numismática

La primera capital de los shatavájanas fue la ciudad de Yunnar, que se encontraba cerca de la actual Pune en el estado de Majarastra. Al parecer recibieron el nombre de andhras debido a su ubicación meridional (en sánscrito, la palabra andhra significa ‘sur’), y ―según se cree― el moderno estado de Andhra Pradesh (‘provincia del sur’), sobre el cual gobernaron por varios siglos, recibió su nombre de esta dinastía. Los shatavájanas empezaron como feudatarios de la Dinastía mauria (del norte de India) pero declararon su independencia tras la muerte del emperador Ashoka en el 232 a. C.

Como se mencionó anteriormente, fueron la primera dinastía nativa de la India en acuñar monedas con los rostros de sus soberanos. Esta costumbre la inició el rey Vashishtiptra Shri Pulumavi, quien gobernó el reino Satavájana entre 130 y 158 d. C.

Las monedas nos proporcionan datos esenciales acerca de la cronología del reino, su idioma y sus rasgos físicos (cabello rizado, orejas largas y labios gruesos). Sus monedas eran principalmente de cobre y plomo. Sus monedas de plata por lo general eran acuñadas sobre monedas de la dinastía de los sátrapas occidentales. Aparte de los rostros de los reyes, otros símbolos tradicionales aparecen en sus monedas, tales como elefantes, leones, caballos y estupas budistas. Sus monedas tenían tanto inscripciones en prácrito como en telegú. Este bilingüismo de sus inscripciones genera mucha especulación acerca de sus orígenes étnicos, pues hay estudiosos que los hacen proceder de Majarastra (donde se hablaba una lengua indoaria), mientras que otros los creen nativos de Andhra Pradesh (donde se habla el telugu, una lengua drávida).

Los nombres de sus reyes revelan la existencia de un matriarcado y con ello, condiciones de vida prearias (la sociedad aria era fuertemente patriarcal, mientras que las sociedades de los pueblos dravídicos tenían y todavía tienen en gran medida fuertes elementos matriarcales, lo cual se refleja aún hoy en la situación de la mujer en el norte y en el sur de la India en la actualidad). Por ejemplo uno de sus más grandes reyes se llamaba Gautamiputrasatakarni, es decir ‘orejas bellas, hijo de Gautami (nombre femenino, lo cual muestra que entre los shatavájanas el linaje se establecía entre ellos por vía materna, como entre los pueblos dravídicos de la actualidad). Por otro lado fue esta dinastía la que introdujo la cultura aria del norte en la India meridional. El sánscrito gozó de una situación de superioridad y budistas y brahmanes hinduistas gozaban por igual de la protección estatal.

Other Languages