Dinastía I de Egipto

La Dinastía I de faraones egipcios forma parte, juntamente con la Dinastía II, del Periodo Arcaico o Tinita, porque tienen su origen en Tinis (en griego, Tis en egipcio), próxima a Abidos, en el Alto Egipto.

Casita de marfil encontrada en una tumba de Abu Roash (cerca de El Cairo) de la época del faraón Den (periodo tinita). Museo del Louvre.

El periodo coincide con el final del periodo denominado Naqada IIId (final del Semaniense), y transcurre desde el 3050 a. C. hasta el 2890 a. C., aproximadamente, variando esta cronología en las fuentes bibliográficas en función de los métodos de datación adoptados.

Los primeros faraones consolidan la unificación del Alto y Bajo Egipto bajo su poder, comenzando la Historia del Antiguo Egipto faraónico y por tanto de la Primera Dinastía de Egipto. A pesar de la unificación, se mantuvieron a efectos administrativos los estados locales, origen de los futuros nomos: son anteriores a la tercera dinastía 16 nomos del Alto Egipto y 10 del Bajo Egipto.

Historia

La Primera Dinastía comienza con la unificación de las Dos Tierras, el Alto y el Bajo Egipto, atribuida por el historiador egipcio Manetón (siglo III a. C.) a Menes, quien ha sido identificado con Narmer (o Aha). Menfis fue elegida como la residencia real. Saqqara se convirtió en la necrópolis real; un gran número de mastabas de la dinastía se encuentran en el borde noreste de la meseta de Saqqara. Un tazón de piedra grabado con el nombre de Narmer se encontró bajo la pirámide escalonada de Dyeser. Sin embargo, también se han encontrado tumbas reales de la época dinástica temprana en Abidos, y se cree que Narmer está enterrado allí. Además de Abidos, Hieracómpolis, la capital del Alto Egipto, también siguió siendo un centro religioso. El sucesor de Aha fue Dyer, cuya tumba en Abidos se consideró más tarde como la tumba del dios Osiris. Dyer logró una importante victoria sobre Nubia, como se muestra en un relieve tallado en las rocas cercanas a la segunda catarata del Nilo.

Tablilla epónima del faraón Den describiendo su Heb Sed, hallada en su tumba de Abidos. British Museum.

Den fue el primer faraón que llevó el título de Rey del Alto y el Bajo Egipto. Varios objetos de marfil y ébano han sido encontrados en su tumba en Abidos; en uno de ellos hay una escena que es probablemente una ilustración del festival Sed del rey, con la primera representación de la doble corona del Alto y el Bajo Egipto. Echos importantes durante este período son la división del país en nomos para facilitar el gobierno y los primeros viajes marítimos a gran escala al Líbano para recolectar madera, que se encuentran entre otros lugares en la construcción de la tumba de Aha (o uno de sus altos funcionarios) en Saqqara. Los pueblos extranjeros rebeldes fueron rechazados con éxito, pero al final de la dinastía la situación interna era inquietante, principalmente porque todavía existían conflictos entre el Bajo Egipto conquistado y el Alto Egipto victorioso.[1]

Other Languages
čeština: 1. dynastie
словѣньскъ / ⰔⰎⰑⰂⰡⰐⰠⰔⰍⰟ: Прьваꙗ дѷнастиꙗ Єгѷпьта
magyar: I. dinasztia
Bahasa Indonesia: Dinasti pertama Mesir
Bahasa Melayu: Dinasti pertama Mesir
polski: I dynastia
русский: I династия
srpskohrvatski / српскохрватски: Prva dinastija Egipta
Simple English: First Dynasty of Egypt