Dinastía IV de Egipto

La Cuarta Dinastía forma parte del Imperio Antiguo de Egipto. Se inicia cerca de 2630 a. C. con el reinado de Seneferu y termina ca. 2500 a. C. con el de Shepseskaf (o tal vez con Dyedefptah, citado por Manetón). Estos faraones mantuvieron su capital en Menfis, como los de la dinastía III. No se conoce bien cómo finalizó esta dinastía; el único indicio es que varios dirigentes y altos funcionarios de la cuarta dinastía están documentados permaneciendo con el mismo cargo durante la siguiente dinastía V bajo el reinado de Userkaf.

Pirámides de la meseta de Guiza.

Historia

El primer faraón de esta dinastía, Seneferu, es considerado a veces como el gobernante más poderoso del Reino Antiguo. Como tal, fue venerado en épocas posteriores. La pirámide de Maidum, probablemente iniciada por Huny en la Tercera dinastía, fue completada por él. Además, construyó dos pirámides en Dahshur. Su hijo fue Jufu, el dueño de la Gran Pirámide en Guiza. El constructor y arquitecto fue Hemiunu (una gran estatua de él fue encontrada en una tumba cerca de la pirámide. Ahora está en el Museo Pelizaeus en Hildesheim). Jufu permitió que sus cortesanos construyeran sus propias mastabas alrededor de su pirámide. Su madre, Hetepheres I, también está enterrada en una tumba cercana, donde se encontraron gran cantidad de muebles y joyas de oro y plata. Después de su muerte, varios de sus hijos compitieron entre sí por el trono. Jafra es el gobernante más conocido y de más largo reinado de ellos. Su hijo Menkaura solo se convirtió en rey después de vencer a un rey rival. Con el tiempo, nuevas luchas por el trono anunciaron el fin de la dinastía. El surgimiento del culto del dios sol Ra tuvo un importante desarrollo religioso en esta dinastía. Dyedefra, otro hijo de Jufu, fue el primer rey en llamarse "hijo de Ra".[1]

Other Languages
čeština: 4. dynastie
Bahasa Indonesia: Dinasti keempat Mesir
polski: IV dynastia
русский: IV династия
srpskohrvatski / српскохрватски: Četvrta dinastija Egipta