Dinastía IV de Egipto

La Cuarta Dinastía forma parte del Imperio Antiguo de Egipto. Se inicia cerca de 2630 a. C. con el reinado de Seneferu y termina ca. 2500 a. C. con el de Shepseskaf (o tal vez con Dyedefptah, citado por Manetón). Estos faraones mantuvieron su capital en Menfis, como los de la dinastía III. No se conoce bien cómo finalizó esta dinastía; el único indicio es que varios dirigentes y altos funcionarios de la cuarta dinastía están documentados permaneciendo con el mismo cargo durante la siguiente dinastía V bajo el reinado de Userkaf.

Pirámides de la meseta de Guiza.

La dinastía IV en los textos antiguos

  • El Canon Real de Turín, que registra algunos nombres de los reyes de esta dinastía, cita dos nombres perdidos, que el escriba indicó con la palabra egipcia usf, "perdidos".
  • Sexto Julio Africano informa que Manetón dio los nombres Bijeris y Tamftis en esas posiciones, mientras que Eusebio de Cesarea no los menciona. Algunas autoridades (tal como K. S. B. Ryholt) sugieren que Africano da una posible versión egipcia de estos nombres en su lista; otros lo descartan totalmente.
  • Los primeros documentos conocidos del contacto de Egipto con sus vecinos son escritos durante esta dinastía. La Piedra de Palermo registra la llegada de cuarenta barcos cargados con madera procedentes de una tierra extranjera innominada durante el reinado de Seneferu.
  • Los nombres de Jufu y Dyedefra se grabaron en las canteras de gneis el desierto occidental, 65 km al noroeste de Abu Simbel; objetos fechados en los reinados de Jufu, Jafra, y Menkaura se ha descubierto en Biblos y del reinado de Jafra aun más lejos, en Ebla, como evidencia de obsequios diplomáticos o tratos comerciales.
Other Languages