Diezmo

Tabla de los diezmos eclesiásticos de la segunda mitad del siglo XVII.

El diezmo (del latín decimus, décimo) es un impuesto del 10% (la décima parte de los haberes usualmente referidos a la producción o al comercio) que se debía satisfacer a diferentes estamentos, tales como antiguas repúblicas, monarquías, señoríos, vinculado a estos, que se abonaba en razón de obtener alguna contraprestación o utilidad como «contribuyente», razón que fue diversificada durante las respectivas épocas.

Es un arquetipo, uno de los conceptos primigenios que dieran origen a la institución de la hacienda o tesoro público.

Roma, durante su existencia, hizo diversas aplicaciones del concepto matemático del diezmo. Sus juristas crearon variantes de «la décima parte» con carácter impositivo (indistintamente a productos o beneficios del comercio) y con nombres que aludían al concepto que se pretendía regular en cada razón u ocasión impositiva, particularmente en las mercaderías de los puertos romanos.

En un tiempo histórico determinado, presenta dos etiologías, una civil impositiva y otra religiosa voluntaria. Al declarar Roma el cristianismo como la religión oficial del Estado, ambas vertientes se reunieron, confundieron o imbricaron; pese a ello presentan dos praxis:

  • La que podríamos calificar como diezmo político o civil, estamentariamente se promulga y vehicula por el antiguo sistema fiscal romano, civilización que a la sazón compiló ciencias, artes, usos y costumbres de otras culturas más antiguas, tales como Egipto y Grecia. Desde Roma se extendió por vía formal y cultural a todo el ámbito del Imperio Romano con sus seguidas provincias y divisiones, como el Imperio romano de Occidente (los reinos visigodos transliteraron parte de la cultura romana incluyendo al cristianismo).
  • Y el frecuentemente historicista diezmo eclesiástico, que históricamente fue al principio una práctica cristiana privada y voluntaria entre los mismos, y que ulteriormente, en el siglo VI, mudó a un privilegio concesionario, otorgado a este estamento, para recaudarse oficialmente en los reinos cristianos.

Contexto histórico del diezmo en el Cristianismo

La palabra diezmo, en la etimología cristiana primitiva, se entendía por la décima parte de los frutos que provienen de los campos, prados, viñas, árboles y animales (productos, no dinero). Las primicias eran la primera parte de los frutos o ganados que ofrecían los judíos a Dios. (Los diez primeros o la décima parte de los productos para Dios, quizá evocando simbólicamente los Diez Mandamientos).

«En los primeros tiempos de la Iglesia, los Apóstoles y demás sacerdotes se mantenían con las ofrendas voluntarias de los fieles, las cuales eran numerosas y en algunas partes no solo sufragaban para el sustento de los ministros y gastos del culto, sino que excedían y sobraban para los pobres

No está muy claro a partir de qué hito se haya impuesto al pueblo cristiano el precepto de pagar los diezmos. En los tres primeros siglos en que hubo persecuciones a la Iglesia, no consta que se haya introducido la costumbre de pagar décimas, ni estaban registradas entre las rentas eclesiásticas. Una vez cesada la persecución en los siglos IV y V, se encuentran algunas declamaciones de Papas exhortando a los pueblos cristianos a efectuar la regalía en moneda.

Empezó este, como un derecho, a principios del siglo VI y se reputaba por obligación rigurosa el diezmar. Según un sermón de San Cesareo, Obispo de Arlés, se infiere que la costumbre se generalizó a finales del siglo VI. Sin embargo, en Borgoña, en el occidente del país, el año 585 reinando Gontrano, se celebró el Concilio II Matiscolense, en el cual se mandó por el canon V se pagasen los diezmos como devengo de la Iglesia. A partir de aquí, se fue extendiendo la costumbre, que llegó a ser universal en todo occidente.

Other Languages
Alemannisch: Zehnten
aragonés: Decima
العربية: عشر (ضريبة)
asturianu: Diezmu
башҡортса: Дисәтинә
български: Десятък
català: Delme
čeština: Desátek
dansk: Tiende
Deutsch: Zehnt
English: Tithe
Esperanto: Dekonaĵo
français: Dîme
magyar: Tized
Հայերեն: Տասանորդ
Bahasa Indonesia: Persepuluhan
Ido: Dismo
íslenska: Tíund
italiano: Decima
日本語: 十分の一税
한국어: 십일조
Lëtzebuergesch: Zéngten
lietuvių: Dešimtinė
Nederlands: Tiende
norsk nynorsk: Tiend
norsk: Tiende
occitan: Dèime
Ирон: Дæсæтин
polski: Dziesięcina
português: Dízimo
română: Zeciuială
русский: Десятина
srpskohrvatski / српскохрватски: Desetina (porez)
Simple English: Tithe
slovenščina: Desetina
svenska: Tionde
Kiswahili: Zaka
Tagalog: Pahunos
українська: Церковна десятина
walon: Déme
中文: 十一奉獻