Diez plagas de Egipto

Sarajevo Haggadah, de Barcelona, c. 1350

Las 10 plagas de Egipto (מכות מצרים o Makot Mitzrayim), también conocidas simplemente como las diez plagas, son una serie de calamidades sobrenaturales que, según el Antiguo Testamento y la Torá, Dios infligió a los egipcios para que el soberano dejara partir a los hebreos de Egipto.

La narración aparece en el segundo libro del Pentateuco, el Éxodo (en hebreo Shemot). Este libro describe cómo Moisés y Aarón aperciben al faraón que, de no liberar a su pueblo, Dios les castigaría de manera sucesiva con diez grandes males que caerían sobre Egipto. Conforme al relato, sólo después de la última plaga el rey de Egipto libraría al pueblo hebreo de la esclavitud.

El comienzo de las maldiciones (Éxodo 5:1-5:9, 7:8-7:13)

Moisés

se acercaron al faraón y le entregaron la demanda encomendada por Dios, que exigía que los esclavos israelitas pudieran salir de Egipto a fin de que pudieran adorar a su Dios libremente. Tras una primera negativa del faraón, Dios envió a Moisés y a Aarón de nuevo a mostrarle un milagroso signo de advertencia. El cayado (vara de madera) de Aarón se convirtió en una serpiente. Los brujos del faraón también pudieron convertir una vara en serpiente, sin embargo, la otra serpiente se tragó a las serpientes de los brujos. Aun así el faraón rechazó las peticiones de los hermanos.
Other Languages