Die Hard

Die Hard (titulada Duro de matar en Hispanoamérica y Jungla de cristal en España) es una película de acción estadounidense de 1988 dirigida por John McTiernan y escrita por Steve de Souza y Jeb Stuart, basada en la novela Nothing Lasts Forever de Roderick Thorp, publicada en 1979. Die Hard sigue al oficial fuera de servicio del Departamento de Policía de Nueva York John McClane ( Bruce Willis) mientras se enfrenta a un grupo de criminales altamente organizados liderados por Hans Gruber ( Alan Rickman), que realizan un atraco en un rascacielos de Los Ángeles bajo el pretexto de un ataque terrorista utilizando a rehenes, incluyendo a la esposa de McClane, Holly ( Bonnie Bedelia), para mantener a raya a la policía.

Die Hard se basa en Nothing Lasts Forever, la secuela de la novela de 1966 El detective de Thorp, que en sí misma había sido adaptada en una película del mismo nombre de 1968 protagonizada por Frank Sinatra. Fox estaba contractualmente obligado a ofrecer a Sinatra el papel principal en Die Hard, pero éste la rechazó por lo cual fue propuesta a Arnold Schwarzenegger como secuela de la película Comando de 1985, pero también él rechazó el guion. La película fue sucesivamente propuesta y rechazada por varias estrellas del cine de acción de la época antes de que fuera propuesta a Willis y este aceptara. El estudio no tenía demasiada fe en la capacidad como estrella de acción de Willis, ya que en aquel momento era conocido por sus papeles de comedia en televisión.

Realizada con un presupuesto de 28 millones de dólares, Die Hard recaudó más de 140 millones en todo el mundo y fue elogiada por los críticos. La película volvió a Willis en una estrella de acción, y se convirtió en motivo de comparación frecuente con otras películas de acción con un héroe solitario que lucha contra probabilidades abrumadoramente adversas. Obtuvo cuatro nominaciones a los Óscar: al mejor montaje, a los mejores efectos visuales, al mejor sonido y a los mejores efectos de sonido.

Sinopsis

John McClane, es un policía de Nueva York que visita Los Ángeles para reconciliarse con su ex esposa, Holly Gennaro, quien se encuentra en una fiesta de Navidad en el edificio Nakatomi Plaza, piso 30, propiedad de un japonés: Joe Takagi. John es llevado al Nakatomi Plaza en una limusina conducida por un joven llamado Argyle, de quien se gana su confianza y se hacen buenos amigos. John sube al piso 30 donde es recibido por japoneses que lo conducen hasta donde está a su esposa.

Pronto el Nakatomi Plaza es tomado por 12 terroristas: Carl, Franco, Tony, Theo, Alexander, Marco, Kristoff, Eddie, Uli, Heinrich, Fritz, James y su jefe Hans Gruber. Todos ellos equipados con ametralladoras y armas automáticas (Hans con una pistola) en el momento en que John se estaba cambiando la ropa en un baño. Él logra escapar, con pantalón y una camiseta, pero sin zapatos. Los terroristas se presentan en la fiesta del piso 30 buscando al señor Takagi para decirle a Nakatomi Corporations una lección de lo que codicia. Hans y unos cuantos escoltas llevan a Takagi al salón principal mientras John, armado con una pistola, los sigue. Hans interroga a Takagi sobre el código para abrir la bóveda del Nakatomi Plaza y admite que utiliza el terrorismo como señuelo mientras trata de robar los 640 millones de dólares que hay en la bóveda. Takagi se rehúsa a decir la clave y es asesinado por Hans mientras McClane observa la escena escondido. McClane activa una alarma contra incendios para que los terroristas lo descubran e intenta atraer ayuda policíaca. McClane asesina al hermano de Carl, Tony, poniéndolo eufórico. McClane toma su ametralladora y el radio portátil comunicador y escribe en su camisa "Ahora tengo una ametralladora, Jo Jo Jo" para enviarlo en el elevador al piso 30 como un mensaje para Hans.

McClane sube a la azotea e intenta sintonizar a la policía para pedir ayuda militar, pero sintoniza el canal de la policía los cuales le informan que debe utilizar su teléfono o deberán notificarlo como una infracción severa. Hans se percata de que la mejor forma de transmitir es la azotea, por lo cual envía a un grupo de tres personas para eliminar a McClane. Este escapa por los elevadores pero están paralizados dado que Theo anuló los ascensores desde el vestíbulo hasta el piso 30, por lo cual llega al conducto de ventilación hasta que logra llegar al salón principal, en donde Hans mató a Takagi, aunque este ya no se encuentra. Los policías, al escuchar los disparos, contactan con el Sargento Al Powell para que investigue lo que se sucede en el Nakatomi Plaza ya que habían solicitado ayuda para lo que ellos creen es una broma de mal gusto. McClane logra salir de los conductos de ventilación, y ve la sangre de Takagi en la alfombra. Al ver el auto del oficial empieza a romper la ventana para llamar su atención, pero no se percata que uno de los terrorista lo observa. Heinrich envía a Marco a investigar al darse cuenta McClane le dice que arroje el arma en este instante llega Heinrich y McClane le dispara matándolo, al mismo tiempo se enfrenta con Marco quien al final de la mesa le dice "Si tienes que matar a alguien no titubees", a lo que McClane le dice "gracias por el consejo". Powell al inspeccionar al edificio informa que no pasa nada y que muy probablemente sea todo una broma. Al entrar en la patrulla cae el cuerpo de Marco, acto seguido le empiezan a disparar a la patrulla, causándole un accidente, con la intención de atraer ayuda policial.

Los policías llegan y McClane se comunica con Hans. Este le pide al grupo que no utilice sus radios comunicadores hasta que no lo autorizara él, pero McClane le informa que no lo colocó en el tablero, este empieza a entablar conversación e informarle de Marco y de su otro amigo que están muertos. Hans envía a investigar para saber quien era el otro, este empieza a decirle, a McClane que para ser un guarda de seguridad, a lo que McClane se burla y le dice que, es el hosped, Hans le dice cree que podrá con nosotros vaquero. McClane le dice ""Yippi ka yei, hijo de puta". Al Powel se comunica con McClane por radio portátil, pero McClane le que dicen también sus vecinos puede escuchar y que son muy peligrosos este le pregunta por su nombre a lo cual le informa que lo llame Roy. Hans al descubrir que Heinrich llevaba los detonadores se comunica con Theo, quien le pregunta como va este le informa que van 3 cerraduras voladas. McClane comienza a dar datos de los terroristas que se encuentran ahí presentes, lo que causa furia a Hans.

McClane advierte a los policías que los tipos de terroristas son muy peligrosos y que entrar al edificio a detenerlos les causará muchas bajas, estos ignoran las palabras de McClane e intentan penetrar en el Nakatomi Plaza, siendo derrotados por los terroristas ya que Hans les tiende una trampa en la entrada del edificio, Theo al percatarse del un tanque de guerra de SWAT es enviado para combatir a los terroristas, pero les resulta inútil porque estos lo destruyen utilizando lanzacohetes. McClane, al ver los fracasos de los policías tira una computadora con los explosivos C-4 y los detonadores que había dejado Heinrich causando una explosión y la muerte de dos terroristas más: James y Alexander.

Las horas pasan y nada pasa un amigo de Holly, Harry Ellis, cansado y drogándose enfrente de todo el mundo, intenta negociar con los terroristas quien le dice que es su salvador y que puede entregar al tipo que les fastidió todo. McClane quien habla con Al sobre la familia es interrumpido por Hans quien le revela su verdadero nombre este le dice que sus amigos le dicen John y que usted no es lo uno ni lo otro. Hans le dice que una persona muy especial estuvo con usted esta noche a lo que McClane piensa que es su esposa escucha, la voz de Ellis quien le dice que entregue los detonadores y se entregue, este le dice que les ha dicho Ellis le dice que son buenos amigos y que fue invitado a la fiesta de la compañía por error, que de no entregar los detonadores lo mataran, McClane le informa que se callee y que le diga que no son amigos ya que, él sabe perfectamente la clase de tipos que son estos, Ellis al no poder convencer a Jhon lo matan, Hans le dice que le diga en donde están sus detonadores y que tarde o temprano matara a alguien que lo afecte, este le informa que se pudra.

McClane encuentra a Hans en la azotea, que estaba buscando los detonadores y le apunta con el arma, pero como Hans está vestido de traje lo toma como un invitado de la fiesta, Hans miente a McClane diciéndole que quiso escapar y que así fue a parar a la azotea. McClane le da una pistola sin balas a Hans a quien ya descubrió, pero sigue actuando, y cuando Hans quiere dispararle a McClane se da cuenta de su error. Carl, Franco y Fritz llegan antes de que McClane pueda actuar y se produce una balacera en la azotea. McClane logra matar a Fritz y Franco, pero se le acaban las balas y se ve obligado a huir dejando atrás a los detonadores. Como durante la batalla se rompieron varios vidrios McClane se lastima los pies por andar descalzo y se los lava en un baño.

El FBI llega, tomando el mando de la situación y ordena desconectar la electricidad, con lo que la luz de emergencia se activa en la azotea y algunas partes del Nakatomi Plaza. La pérdida de energía desactiva el bloqueo final de la bóveda, como Hans había previsto, lo que les permite acceder al dinero. Hans ordena un helicóptero para que se marche de ahí dejando intactos a los rehenes y el resto del Nakatomi Plaza, pero su intención en realidad es detonar los explosivos en la azotea para matar a los rehenes y simular la falsa muerte de sus hombres y él mismo. Hans ve un noticiero de Richard Thornburg donde el periodista interroga a los niños de McClane, descubriendo que Holly es la esposa de McClane y tomándola como rehén para atraer a John.

McClane se encuentra con Carl y empiezan a pelear a muerte hasta que finalmente McClane se deshace de él. Hans ordena a los demás rehenes subir a la azotea para la detonación de los explosivos. McClane logra asesinar a Uli y les dice a los rehenes que bajen ya que la azotea va a estallar, McClane comienza a disparar a los helicópteros para que se alejen de la explosión, pero estos se niegan y tratan de eliminar a McClane. Los rehenes bajan y McClane toma una cuerda de servicio en la azotea, los explosivos se detonan, destruyendo al helicóptero y salvándose McClane por los pelos logra llegar unos pisos arriba de donde se encuentra Hans.

Theo viaja hasta el estacionamiento para recoger su vehículo de partida (que es una ambulancia, para pasar desapercibido), pero ahí se encuentra Argyle que choca su limusina contra el vehículo de Theo y ansioso por cooperar para McClane golpea a Theo dejándolo noqueado en su auto.

McClane en un salón encuentra cinta adhesiva de regalos de Navidad y la utiliza para atarse en la espalda una pistola que tenía. Cansado y armado con la ametralladora que había obtenido de los recientes terroristas asesinados se dirige hacia Hans, con la esperanza de que solo necesita matar a tres terroristas más. McClane golpea a Kristoff con su arma dejándolo inconsciente y encuentra a Hans en el salón principal con Eddie y como rehén a Holly. Hans apunta con su pistola a Holly, pidiéndole a McClane que suelte el arma, McClane la suelta y es apuntado con una metralleta por Eddie. Hans le dice a McClane cosas sobre su intervención y que va a ser asesinado. Hans comienza a reírse, McClane le sigue la corriente y también comienza a reírse, Eddie también y Holly no tiene idea de lo que está pasando. McClane se ríe para distraerlos, hasta que Hans llega al punto de que la risa le hace bajar el arma. McClane aprovecha la situación y rápidamente asesina con la pistola que tenía en la espalda a Eddie y Hans, estrellándose este en una ventana tomando de la muñeca a Holly, donde tenía un reloj de mano. McClane le quita el reloj a Holly tirando a Hans al vacío, matándolo.

John y Holly se reúnen con Powell en la calle y los demás policías. Carl, que logró sobrevivir al ataque de McClane, emerge de la entrada del Nakatomi Plaza disparando. La gente se asusta y se cubre, pero Powell lo mata a tiros. Thornburg llega e intenta entrevistar a McClane, pero recibe una bofetada de Holly por delatarlos a Hans. Después John y Holly recorren Los Ángeles en la limusina conducida por Argyle terminando la película.

Other Languages
العربية: موت قاسي
български: Умирай трудно
bosanski: Umri muški
català: Die Hard
čeština: Smrtonosná past
Cymraeg: Die Hard
dansk: Die Hard
Deutsch: Stirb langsam
English: Die Hard
eesti: Visa hing
euskara: Die Hard
فارسی: جان‌سخت
galego: Die Hard
עברית: מת לחיות
hrvatski: Umri muški
Հայերեն: Պինդ ընկույզ
Bahasa Indonesia: Die Hard
íslenska: Die Hard
한국어: 다이하드
latviešu: Cietais rieksts
മലയാളം: ഡൈ ഹാർഡ്
Bahasa Melayu: Filem Die Hard
Plattdüütsch: Die Hard
Nederlands: Die Hard
norsk bokmål: Die Hard
português: Die Hard
română: Greu de ucis
Scots: Die Hard
srpskohrvatski / српскохрватски: Die Hard
Simple English: Die Hard
српски / srpski: Умри мушки
svenska: Die Hard
Türkçe: Zor Ölüm
українська: Міцний горішок
中文: 終極警探
Bân-lâm-gú: Die Hard
粵語: 虎膽龍威