Diamante

Diamante
Brillanten.jpg
General
Categoría Minerales elementos ( no metales)
Clase

1.CBº11

0a ( Strunz)
Fórmula química C
Propiedades físicas
Color Típicamente amarillo, marrón o gris a incoloro. Menos frecuente azul, verde, negro, blanco translúcido, rosado, violeta, anaranjado, púrpura y rojo (fancy diamond).[1]
Raya Incolora
Lustre Adamantino[1]
Transparencia Transparente a subtransparente a translúcido.
Sistema cristalino Isométrico-Hexoctaédrico ( Sistema cristalino cúbico)
Fractura Concoidal
Dureza 10 ( Material más duro conocido)
Densidad 3,5 – 3,53 g/cm3
Índice de refracción 2,4175 – 2,4178
Birrefringencia Ninguna
Pleocroísmo Ninguno
Propiedades ópticas Refractiva simple
Minerales relacionados
Zirconia cúbica, Moissanita, Carburo de silicio
[ editar datos en Wikidata]

En mineralogía, el diamante (del griego antiguo αδάμας, adámas, que significa invencible o inalterable) es un alótropo del carbono donde los átomos de carbono están dispuestos en una variante de la estructura cristalina cúbica centrada en la cara denominada «red de diamante». El diamante es la segunda forma más estable de carbono, después del grafito; sin embargo, la tasa de conversión de diamante a grafito es despreciable a condiciones ambientales. El diamante tiene renombre específicamente como un material con características físicas superlativas, muchas de las cuales derivan del fuerte enlace covalente entre sus átomos. En particular, el diamante tiene la más alta dureza y conductividad térmica de todos los materiales conocidos por el ser humano. Estas propiedades determinan que la aplicación industrial principal del diamante sea en herramientas de corte y de pulido además de otras aplicaciones.

El diamante es uno de los minerales más preciados del mundo por sus características físicas. El diamante tiene características ópticas destacables. Debido a su estructura cristalina extremadamente rígida, puede ser contaminada por pocos tipos de impurezas, como el boro y el nitrógeno. Combinado con su gran transparencia (correspondiente a una amplia banda prohibida de 5,5 eV), esto resulta en la apariencia clara e incolora de la mayoría de diamantes naturales. Pequeñas cantidades de defectos o impurezas (aproximadamente una parte por millón) inducen un color de diamante azul ( boro), amarillo ( nitrógeno), marrón ( defectos cristalinos), verde, violeta, rosado, negro, naranja o rojo. El diamante también tiene una dispersión refractiva relativamente alta, esto es, habilidad para dispersar luz de diferentes colores, lo que resulta en su lustre característico. Sus propiedades ópticas y mecánicas excelentes, combinadas con una mercadotecnia eficiente, hacen que el diamante sea la gema más popular.

La mayoría de diamantes naturales se forman en condiciones de presión y temperatura extremas, existentes a profundidades de 140 km a 190 km en el manto terrestre. Los minerales que contienen carbono proveen la fuente de carbono, y el crecimiento tiene lugar en períodos de 1 a 3,3 mil millones de años, lo que corresponde a, aproximadamente, el 25 % a 75 % de la edad de la Tierra. Los diamantes son llevados cerca de la superficie de la Tierra a través de erupciones volcánicas profundas por un magma, que se enfría en rocas ígneas conocidas como kimberlitas y lamproitas. Los diamantes también pueden ser producidos sintéticamente en un proceso de alta presión y alta temperatura que simula aproximadamente las condiciones en el manto de la Tierra. Una alternativa, y técnica completamente diferente, es la deposición química de vapor. Algunos materiales distintos al diamante, incluyendo a la zirconia cúbica y carburo de silicio son denominados frecuentemente como simulantes de diamantes, semejando al diamante en apariencia y muchas propiedades. Se han desarrollado técnicas gemológicas especiales para distinguir los diamantes sintéticos y los naturales, y simulantes de diamantes.

Historia

El nombre diamantes deriva del griego antiguo ἀδάμας (adámas), «propio», «inalterable», «irrompible, indomable», de ἀ- (a-), «sin» + δαμάω (damáō), «yo gobierno, yo domo».[3]

Los diamantes han sido atesorados como gemas desde su uso como iconos religiosos en la antigua India. Su uso en herramientas de grabado también se remonta a la historia humana más temprana.[6]

En 1813, Humphry Davy usó una lente para concentrar los rayos del sol en un diamante en una atmósfera de oxígeno, y demostró que el único producto de la combustión era dióxido de carbono, demostrando que el diamante estaba compuesto de carbono. Posteriormente, demostró que, en una atmósfera desprovista de oxígeno, el diamante se convierte en grafito.[7]

El uso más familiar de los diamantes hoy en día es como gemas usadas para adorno, un uso que se remonta a la antigüedad. La dispersión de la luz blanca en los colores espectrales es la característica gemológica primaria de las gemas diamantes. En el siglo XX, expertos en el campo de la gemología han desarrollado métodos para clasificar a los diamantes y otras gemas, basándose en las características más importantes de su valor como gema. Las cuatro características, conocidas informalmente como las cuatro C, son usadas ahora de un modo común como descriptores básicos de los diamantes: estos son carat, cut, colour y clarity (peso, talla, color y pureza).

El Cullinan es el mayor diamante hallado en toda la historia del que se tenga conocimiento. Su valor era incalculable, hasta tal punto que debió ser troceado en varios fragmentos.

Other Languages
Afrikaans: Diamant
Alemannisch: Diamant
aragonés: Diamant
العربية: ألماس
مصرى: الماز
asturianu: Diamante
azərbaycanca: Almaz
башҡортса: Алмас (минерал)
беларуская: Алмаз
беларуская (тарашкевіца)‎: Алмаз
български: Диамант
Bahasa Banjar: Intan
বাংলা: হীরক
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: ডিয়ামান্টে
brezhoneg: Diamant
bosanski: Dijamant
català: Diamant
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Cōng
کوردیی ناوەندی: ئەڵماس
čeština: Diamant
kaszëbsczi: Diamańt
Cymraeg: Diemwnt
dansk: Diamant
Deutsch: Diamant
Ελληνικά: Διαμάντι
English: Diamond
Esperanto: Diamanto
eesti: Teemant
euskara: Diamante
فارسی: الماس
suomi: Timantti
Võro: Teemant
føroyskt: Diamantar
français: Diamant
Frysk: Diamant
Gaeilge: Diamant
galego: Diamante
客家語/Hak-kâ-ngî: Chon-sa̍k
עברית: יהלום
हिन्दी: हीरा
hrvatski: Dijamant
magyar: Gyémánt
Հայերեն: Ալմաստ
interlingua: Diamante
Bahasa Indonesia: Intan
íslenska: Demantur
italiano: Diamante
la .lojban.: krilytabno
ქართული: ალმასი
қазақша: Алмаз
ಕನ್ನಡ: ವಜ್ರ
한국어: 다이아몬드
Кыргызча: Алмаз
Latina: Adamas
Limburgs: Diamaant
lumbaart: Diamant
lietuvių: Deimantas
latviešu: Dimants
олык марий: Алмаз
македонски: Дијамант
മലയാളം: വജ്രം
монгол: Алмааз
मराठी: हिरा
Bahasa Melayu: Berlian
Mirandés: Diamante
မြန်မာဘာသာ: စိန်
नेपाली: हिरा
नेपाल भाषा: हेरा
Nederlands: Diamant
norsk nynorsk: Diamant
norsk bokmål: Diamant
occitan: Diamant
ଓଡ଼ିଆ: ହୀରା
ਪੰਜਾਬੀ: ਹੀਰਾ
polski: Diament
پنجابی: ھیرا
پښتو: الماس
português: Diamante
Runa Simi: Q'ispi umiña
română: Diamant
русский: Алмаз
русиньскый: Діамант
संस्कृतम्: वज्रम्
саха тыла: Алмаас
sicilianu: Diamanti
Scots: Diamond
سنڌي: الماس
srpskohrvatski / српскохрватски: Dijamant
සිංහල: දියමන්ති
Simple English: Diamond
slovenčina: Diamant
slovenščina: Diamant
Soomaaliga: Luul (macdan)
shqip: Diamanti
српски / srpski: Дијамант
Basa Sunda: Berlian
svenska: Diamant
Kiswahili: Almasi
தமிழ்: வைரம்
తెలుగు: వజ్రం
тоҷикӣ: Алмос
ไทย: เพชร
Tagalog: Diyamante
Türkçe: Elmas
ئۇيغۇرچە / Uyghurche: ئالماس
українська: Алмаз
اردو: ہیرا
oʻzbekcha/ўзбекча: Olmos
vepsän kel’: Almaz
Tiếng Việt: Kim cương
Winaray: Diamante
ייִדיש: בריליאנט
Yorùbá: Díámọ̀ndì
Vahcuengh: Cuenqsig
中文: 钻石
Bân-lâm-gú: Soān-chio̍h
粵語: 鑽石