Diagénesis

La diagénesis ( gr., δια- dia-, «a través de», y γένεσις genesis, «origen»)[1]

La mayoría de las veces la consolidación de los sedimentos se debe a la infiltración de las aguas que contienen sustancias disueltas. La diagénesis convierte así las gravas en conglomerados, las arenas en areniscas, las arcillas en lutitas, los lodos calcáreos en calizas o dolomías, las cenizas volcánicas en cineritas, etc. Las reacciones y otros fenómenos de oxidorreducción, deshidratación, recristalización, cementación, litificación, mineralización y sustitución de un mineral preexistente por otro constituyen en su conjunto la autogénesis y los minerales resultantes de ésta son calificados de autogénicos. El principio u origen de las rocas sedimentarias es la diagénesis producto de presión y temperatura bajas.

La diagénesis se denomina también diagenización o litificación.

Véase también

Other Languages
العربية: تصلد (أرض)
català: Diagènesi
čeština: Diageneze
Deutsch: Diagenese
Ελληνικά: Διαγένεση
English: Diagenesis
Esperanto: Diagenezo
eesti: Diagenees
euskara: Diagenesi
فارسی: سنگ‌زایی
français: Diagenèse
galego: Diaxénese
Հայերեն: Դիագենեզ
Bahasa Indonesia: Diagenesis
italiano: Diagenesi
日本語: 続成作用
ქართული: დიაგენეზისი
lietuvių: Diagenezė
മലയാളം: ഡയജെനിസിസ്
Nederlands: Diagenese
norsk nynorsk: Diagenese
norsk bokmål: Diagenese
polski: Diageneza
português: Diagénese
русский: Диагенез
slovenčina: Diagenéza
svenska: Diagenes
Türkçe: Diyajenez
українська: Діагенез
中文: 成岩作用