Diócesis de Rancagua

Diócesis de Rancagua
Diœcesis Rancaguensises
Catedral de Rancagua 2011.jpg
Información general
Erigida como diócesis 18 de octubre de 1925 (desmenbramiento de la Arquidiócesis de Santiago)
Ciudad Rancagua
País Flag of Chile.svg  Chile
Catedral Catedral de Rancagua
Diócesis sufragánea de Arquidiócesis de Santiago de Chile
Rito Romano
Sitio web iglesia.cl/rancagua
Jerarquía apostólica
Papa Francisco S. J.
Arzobispo metropolitano Ricardo Ezzati Andrello, S.D.B.
Obispo Alejandro Goic Karmelic
Obispo(s) emérito(s) Francisco Javier Prado Aránguiz
Jurisdicción
Provincia Santiago de Chile
Población 624.501
Región O'Higgins (excepto Navidad)
Superficie 16.387
[ editar datos en Wikidata]
Sede del obispado en Rancagua.

La Diócesis de Santa Cruz de Rancagua ( latín: Dioecesis Rancaguensises), o simplemente Diócesis de Rancagua, es una de las diócesis presentes en el territorio de la República de Chile. Ocupa la totalidad del territorio de la Región del Libertador General Bernardo O'Higgins, a excepción de la comuna de Navidad, que pertenece a la Diócesis de Melipilla. Su sede episcopal se encuentra en la ciudad de Rancagua. Además comprende la ciudad de San Fernando y varios otros centros poblados, menores. Su actual obispo es monseñor Alejandro Goic Karmelic, quien además es vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Chile.

Historia

La Diócesis de Santa Cruz de Rancagua fue creada por el papa Pío XI mediante la bula Apostolici Muneris Ratio, en 1925. Esta consitió en crear 4 nuevas diócesis dentro del territorio de la Arquidiócesis de Santiago de Chile. Simultáneamente a la erección de la Diócesis de Rancagua, fueron creadas las diócesis de Valparaíso, San Felipe, Talca, Linares, Chillán y Temuco.

Su primer obispo fue monseñor Rafael Lira Infante. Desde aquel entonces la diócesis ha tenido 6 obispos titulares, entre los cuales se cuentan el cardenal Jorge Medina Estévez y monseñor Francisco Javier Prado Aránguiz.

En julio de 2003, monseñor Alejandro Goic, entonces obispo de Osorno, fue nombrado por el papa Juan Pablo II como obispo coadjutor de monseñor Francisco Javier Prado, con derecho a sucesión.[2]

Other Languages