Diócesis de Osma-Soria

Diócesis de Osma-Soria
Diœcesis Oxomensis-Soriana
Catedral de El Burgo de Osma
Interior Catedral Claustro Catedral
Claustro Concatedral de Soria Interior Concatedral
Exterior Concatedral

Provincia de Soria.
Logotipo de la diócesis de Osma-Soria.svg
Información general
Sede Burgo de Osma y Soria (Flag of Spain.svg  España)
Erigida como diócesis Siglo VI
Catedral de la Asunción (Burgo de Osma)
Concatedral San Pedro (Soria)
Sufragánea de Archidiócesis de Burgos
Rito Romano
Sitio web www.osma-soria.org
Jerarquía apostólica
Papa Francisco
Arzobispo metropolitano Fidel Herráez Vegas (Arzobispo de Burgos)
Obispo Abilio Martínez Varea[1]
Jurisdicción
Provincia eclesiástica Flag Soria province.svg  Soria
Población católica 73.190 bautizados
Superficie 10.328 km²
Diócesis de Osma-Soria.svg
Localización y extensión de la diócesis
[ editar datos en Wikidata]

La diócesis de Osma-Soria es una sede episcopal dependiente de la archidiócesis de Burgos, en Castilla y León, España. Sus sedes son las catedrales del Burgo de Osma y de Soria.

Historia

Hay noticias de la existencia de la diócesis de Osma desde el siglo VI. El primer vestigio documental es del año 597 y formaba parte de la provincia eclesiástica de Toledo.

Durante la ocupación musulmana, esta diócesis no existió ni tuvo obispo. Hubo algunos obispos titulares, pero al parecer refugiados en zonas cristianas, como las montañas de Cantabria.

Tras la reconquista ( 1011) se trasladó la vieja ciudad de Uxama (Osma) desde su lugar original, el cerro de Castro, hasta otro cerro cercano, en la orilla izquierda del río Ucero, y más adelante, hasta el actual, en el llano, en la orilla derecha del río, tomando el nombre de Burgo de Osma.

Hasta el año 1101 no se restauró la diócesis, siendo nombrado primer obispo, Pedro de Bourges (San Pedro de Osma), que comenzó a construir la primitiva catedral románica. En el siglo XIII se empezó la construcción de la catedral gótica.

Rivalidad por establecer la Sede Episcopal

La rivalidad entre la sede episcopal de Osma y la colegiata de San Pedro Apóstol de Soria fue constante. Favorecidos por un rey castellano muy agradecido a la ciudad, Alfonso VIII solicitó en el siglo XIII al papa Clemente IV la categoría de ciudad para Soria y el paso de colegiata a catedral, cosa que fue concedida por bula pontifical. El cabildo catedralicio de Osma protestó y a partir de ese momento, todas las peticiones de que se le concediera a Soria una nueva sede obispal o, más drásticamente, que se trasladara la de Osma a Soria, fueron denegadas por los reyes tras consulta con los de Osma al no atreverse a hacer cambios drásticos que provocaran conflictos eclesiásticos.

Pudo existir, como se ha dicho, un hundimiento intencionado de la colegiata, sabiendo que unos años antes el cabildo de la colegiata había solicitado al rey el traslado hacia el interior de la ciudad de la sede colegial, debido a que el centro de Soria se había ido trasladando al este y la colegiata, antiguamente central, había perdido su posición de privilegio. Se pensó en la iglesia de Santa María la Mayor hasta el punto de disputar durante siglos la dignidad de colegiata. El rey se negó aduciendo la belleza de San Pedro y su categoría de obra artística.

Tras el derrumbe, el obispo Pedro Acosta se reunió con la nobleza de la ciudad y el cabildo y les ofreció cumplir el deseo inicial de trasladar la colegiata al centro de la ciudad. Dicen que es posible que el obispo pensara construir su propia sede personal allí, además de su enterramiento, en una forma encubierta de trasladar la sede obispal de Osma a Soria pero estos se negaron a asumir gastos importantes y el obispo, irritado por lo que describió documentalmente como la pusilanimidad de los sorianos, únicamente contribuyó a la reconstrucción del edificio en el mismo lugar donde se encontraba, pero sin gastos adicionales ni obras complementarias.

Finalmente tras años de peticiones el 9 de marzo de 1959, el papa Juan XXIII, con la Bula 'Quandoquidem Animorum', concedió el título de concatedral, fecha a partir de la cual comparte la sede catedralicia con el Burgo de Osma.

Creación de la diócesis de Osma-Soria

El Obispado de Osma formó parte de la Provincia Metropolitana de Toledo desde su fundación, antes del año 597, hasta el 19 de junio de 1861 en que pasó a integrarse en la Metropolitana de Burgos de acuerdo con la bula del Papa Pío IX Ad cumulum tuae, de 10 de junio de 1861, dirigida a Fernando de la Puente y Primo de Ribera, Cardenal de Burgos, haciendo constar que desde el nombramiento de Don Pedro María Lagüera y Menezo para el obispado de Osma la diócesis de Osma dejaba de ser sufragánea de Toledo y pasaba a serlo de Burgos conforme al Concordato de 1851 entre la Santa Sede y el Gobierno de Isabel II.

El 2 de septiembre de 1955 se modificaron de modo importante los límites de la diócesis siendo Obispo de Osma Saturnino Rubio y Montiel (1945-1969), tratándose de los primeros cambios territoriales notables desde 1136. El papa Juan XXIII cambió la denominación a diócesis de Osma-Soria, por la bula Quandoquidem Animorum fechada el 9 de marzo de 1959. Ese mismo día la colegiata de San Pedro Apóstol de Soria fue elevada a concatedral. Desde entonces, los límites de la diócesis coinciden con los de la actual provincia administrativa de Soria. Hasta estos cambios se llamaba diócesis de Osma y su única sede estaba en el Burgo de Osma (Soria) y su territorio alcanzaba las provincias limítrofes de Burgos y Segovia.