Devoción

La devoción es la entrega total a una experiencia, por lo general de carácter místico. Es también la irresistible atracción hacia una idea, una persona, un rey, un santo, un dios, una persona amada o un ser vivo.

Etimología

Proviene del latín devotiones: ‘voto, consagración, dedicación’, ‘consagración a los dioses infernales’, ‘imprecación, maldición’, ‘sortilegio, maleficio’.
Devotio vítae: ‘sacrificio de la vida’.
El latín devotus (devoto), significaba: ‘consagrado a, afecto a’, ‘maldito, funesto, impío’.
Devotus alicui: ‘consagrado a la defensa de alguien, devoto de alguien’.
Devoti o devotorum: ‘gentes fieles, leales’.

Un concepto relacionado es el griego eusebes (de donde proviene el nombre español Eusebio): eu (bien) y sebomai (reverenciar). Significaba una reverencia sagrada llena de admiración que se demostraba a través de las acciones, la reverencia y la contemplación. Entre los griegos, la devoción era una forma de piedad práctica dirigida exclusivamente hacia los padres; por extensión se empezó a utilizar dirigida hacia algún dios.

Actualmente el devoto es aquel quien aplica su carácter diligentemente a alguna obra, culto o adoración relacionada con Dios.

Other Languages