Despertar de los elfos

En el universo imaginario de J. R. R. Tolkien y en la novela El Silmarillion, el despertar de los elfos es el suceso en el cual los elfos, la creación de Ilúvatar, aparecieron por primera vez en Arda. Esto ocurrió en las Edades de los Árboles en un lugar del extremo oriente de la Tierra Media conocido como Cuiviénen o la laguna del despertar.

Espera de los Valar

Desde tiempo atrás, los Valar esperaban la llegada de los Hijos de Ilúvatar (en particular de los primogénitos, los Elfos), y para ello habían creado y preparado el Reino de Arda (el mundo) para que fuera su habitación. Las luchas con Melkor habían dejado Arda en un estado muy alejado a como había sido pensado originalmente por los Valar, y sin embargo estos habían logrado hacer su obra.

Después de las Edades de las Lámparas, los Valar se refugiaron en el continente de Aman, y dejaron la Tierra Media en manos de Melkor, que se refugiaba en su fortaleza de Utumno. Sin embargo, no todos los Valar olvidaron la Tierra Media, y en particular Ulmo, Yavanna y Oromë instaban a los demás a retomar la Tierra Media para que los primogénitos de Eru tuvieran un lugar pacífico donde nacer y Melkor no les hiciera daño. Fue entonces cuando Varda realizó su más grande obra, retomando todas las estrellas del cielo y volviéndolas más brillantes. Además, creó varios grupos de estrellas como señales en el cielo, para Melkor (como el Valacirca, la hoz de los Valar) o para los Hijos de Eru.

Other Languages