Desembarco de Mallorca

Desembarco de Mallorca
Guerra Civil Española
Fecha 16 de agosto - 4 de septiembre de 1936
Lugar Islas Baleares
Resultado Victoria de las fuerzas sublevadas
Consecuencias Los italianos establecen una base aeronaval en Mallorca.
Beligerantes
Bandera de España República Española Flag of Spain (Civil).svg[a] Fuerzas sublevadas
Flag of Italy (1861-1946).svg Reino de Italia
Comandantes
Bandera de España Alberto Bayo Flag of Spain (Civil).svg Luis García Ruiz
Flag of Italy (1861-1946).svg Arconovaldo Bonaccorsi
Fuerzas en combate
Unidades de tierra
• 8.000 milicianos
• 10 piezas de artillería
Unidades marítimas
• 6-10 hidroaviones
• 1 Acorazado
• 1 Crucero ligero
• 2 Destructores
• 3 submarinos
• Varias unidades de Marina.
Guarnición de Mallorca
• 1.200 soldados
• 300 carabineros y Guardias Civiles
• 2.000 voluntarios falangistas
Aviación italiana
• 3 bombarderos SM-81
• 3 cazas CR-32
[ editar datos en Wikidata]

El Desembarco de Mallorca, a veces también denominado como la Conquista de Mallorca, fue una operación bélica de la Guerra Civil Española desarrollada entre los meses de agosto y septiembre de 1936 por el que las fuerzas republicanas trataron de reconquistar las islas de Mallorca e Ibiza, en las que, a diferencia de lo ocurrido en Menorca, la sublevación del 18 de julio había triunfado. El desembarco se saldó con la derrota y retirada de las fuerzas republicanas. Se considera que el desenlace de la guerra civil habría podido ser distinto, ya que Mallorca se convirtió a posteriori en una importante base aeronaval de la aviación y la armada italiana que bloqueaban las comunicaciones marítimas y que funcionaba como plataforma aérea de ataque a la España republicana. Después del otoño de 1937 Mallorca también se convirtió en la principal base de la flota franquista, que pasó a controlar el Mar Mediterráneo.

Antecedentes

La idea de una expedición a Mallorca parece haber estado presente entre las diferentes fuerzas contrarias al golpe militar, desde que el 19 de julio fuera tomada por los alzados junto a Ibiza y Formentera. En estas fechas, Menorca es la única isla del archipiélago balear que no se encuentra alineada con las fuerzas alzadas en armas el 17 de julio de 1936. Sin embargo, la situación revolucionaria que existía en la zona republicana no permitió la necesaria coordinación para el correcto desarrollo de los acontecimientos, quedando tras el desarrollo de la operación la distribución sobre el mapa geomilitar de los contendientes exactamente igual que con anterioridad a su inicio.

Ya desde el 23 de julio se inician distintas acciones contra los sublevados y ese mismo día aviones republicanos bombardean Palma de Mallorca. Otra operación menor será llevada a cabo el 1 de agosto, cuando efectivos republicanos procedentes de Menorca y debido a un incidente aeronáutico, toman Cabrera brevemente, abandonándola al poco tiempo.

Operaciones previas

El día 2 de agosto de 1936 una columna de milicias barcelonesa dirigida por Alberto Bayo desembarca en Menorca como paso previo al inicio de la operación; al día siguiente la aviación republicana repetirá de nuevo el bombardeo sobre la capital de Mallorca. Las fuerzas sublevadas en Mallorca eran débiles y los dirigentes sublevados en la isla eran conscientes de esta circunstancia. Por ello, el 2 de agosto salieron de Palma de Mallorca —por iniciativa del Marqués de Zayas— el capitán Juan Thomas y el falangista Martín Pou Roselló con destino a Roma para solicitar el envío de refuerzos a la isla.[3]

El 6 de agosto en Barcelona concluyen los preparativos logísticos para el desembarco. Tanto el Comité Central de Milicias Antifascistas de Cataluña como el Gobierno autonómico catalán dan su apoyo al plan. El Gobierno de la República no se opone y prefiere observar su desarrollo sin interferir. Al día siguiente la isla de Formentera se rinde a la Columna de Manuel Uribarri,[5] formándose inmediatamente en la isla un llamado Comité Antifascista de Ibiza, bajo la responsabilidad del comunista Antonio Martínez.

El Cuartel General de la operación se instala en Mahón, en la isla Menorca. Un centenar de voluntarios extranjeros entre los que se encontraban franceses, cubanos y argentinos se sumaron a las operaciones. El 13 de agosto unos 400 milicianos catalanes de la FAI (Federación Anarquista Ibérica) no vinculados al plan de Bayo-Uribarri llegan a la isla de Cabrera. Los valencianos de la columna de Uribarri se reintegran a la península tras no alcanzar un acuerdo con Bayo sobre los pasos inmediatos a seguir. El día 15 el capitán Bayo vuela desde Mahón a la isla de Cabrera, donde están agrupados varios grupos anarquistas catalanes. Bayo propondrá a los milicianos de Cabrera que desembarquen en la isla Dragonera como maniobra de distracción, pero el comité anarquista no accede a tomar parte en la operación, aunque después lo hicieran por su cuenta y sin que ni el capitán de la operación ni su estado mayor supieran nada: los anarquistas de Cabrera desembarcarán en Cala Mandia y Cala Anguila antes de que Bayo lo hiciera en Punta Amer.

Other Languages