Desembarco de Alhucemas

Desembarco de Alhucemas
Guerra del Rif
Landing of Alhucemas.jpg
Desembarco logístico en la playa de Morro Nuevo
Fecha 8 de septiembre de 1925
Lugar Alhucemas, protectorado español de Marruecos
Resultado Decisiva victoria hispano-francesa
Beligerantes
Flag of Spain (1785-1873 and 1875-1931).svg  Reino de España
Flag of France.svg  República francesa
República del Rif
Comandantes
Abd el-Krim
Fuerzas en combate
Fuerzas terrestres

Fuerzas navales

  • 3 acorazados
  • 6 cruceros
  • 1 portahidroaviones
  • 36 navíos menores
  • 58 transportes

Fuerzas aéreas

  • 144 aviones
  • 18 hidroaviones
Fuerzas rifeñas
  • 9000 harkeños
  • 14 piezas de artillería (dirigidas por mercenarios extranjeros)
Bajas
  • 200 muertos
  • 109 heridos[1]
  • ~700 harkeños muertos
  • Número desconocido de civiles muertos por bombardeos.
[ editar datos en Wikidata]

El desembarco de Alhucemas fue un desembarco militar llevado a cabo el 8 de septiembre de 1925 en Alhucemas por el ejército y la Armada españolas y, en menor medida, un contingente aliado francés, que propiciaría el fin de la Guerra del Rif.

La operación consistió en el desembarco de un contingente de 13.000 soldados españoles[4]

La Radio Televisión Española realizó, hacia 1980, un valioso film documental sobre esta importante acción bélica.

Antecedentes

Tras el desastre de Annual, el Ejército español era materialmente incapaz de recuperar el territorio perdido. Por ello se optó por una política de contención orientada a impedir la expansión de la zona rebelde, ejecutada mediante acciones militares limitadas y de carácter local. Paralelamente, se inició la depuración de responsabilidades ( Expediente Picasso), a la vez que las fuerzas políticas, la opinión pública e incluso el Ejército se dividían entre los partidarios de abandonar el Protectorado y los que abogaban por reiniciar cuanto antes las operaciones militares.

En septiembre de 1923 se produce la insurrección del general Primo de Rivera; éste, partidario inicial del abandono del Protectorado, en 1924 y tras nuevos ataques de Abd el Krim que obligan a un nuevo repliegue español a las zonas de Tetuán, Ceuta y Melilla, se hace firme partidario de pasar a la ofensiva para derrotar al líder rifeño y restituir la autoridad española en el Protectorado.

Other Languages