Descubrimiento y desarrollo de las estatinas

El descubrimiento de HMG-CoA (3-hidroxi-3-metilglutaril-CoA) inhibidor reductasa, llamado estatina, fue un gran avance en la prevención de Hipercolesterolemia y enfermedades relacionadas. La hipercolesterolemia es considerada que es uno de los principales factores de riesgo para la aterosclerosis que a menudo dirige a enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y vasculares periféricas.[2]

Historia

Hace más de 100 años un patólogo alemán llamado Rudolf Virchow descubrió que el colesterol se encontraba en las paredes de las arterias de personas que habían muerto a causa de enfermedades vasculares oclusivas, como por infarto agudo de miocardio. Se encontró que el colesterol era responsable del engrosamiento de las paredes arteriales, disminuyendo así el radio en las arterias conduciendo a la hipertensión y aumentando el riesgo de enfermedades vasculares oclusivas.[2]

En la década de 1950s, el estudio del corazón de Framingham dirigido por Dawber reveló la correlación entre altos niveles de colesterol en la sangre y las enfermedades coronarias del corazón. Con el seguimiento de aquel estudio los investigadores exploraron una nueva manera de bajar lo niveles de colesterol de la sangre sin modificar la dieta y el estilo de vida de los las personas que padecían elevados niveles de colesterol en la sangre. El objetivo primario era inhibir la biosíntesis del colesterol en el cuerpo, por ello la HMG-CoA reductasa (HMGR) se convirtió en un objetivo natural. Se encontró la taza de limitación de la enzima HMGR en la ruta biosintética del colesterol. no hay acumulación de precursores potencialmente tóxicos cuando cuándo HMGR está inhibido, porque el hidroximetilglutaril es soluble en agua y hay rutas metabólicas alternativas para su descomposición.[3]

En la década de los 1970s el microbiólogo japonés Akira Endo descubrió por primera vez productos naturales con un potente efecto inhibitorio sobre HMGR en un caldo de fermentación de Penicillium citrinum, durante su búsqueda de agentes microbianos. El primer producto fue nombrado compactina (ML236B o mevastatina). En p ruebas con animales se mostró buen efecto inhibitorio así como en pruebas clínicas, sin embargo, en un estudio de toxicidad a largo plazo en perros se obtuvo que a altas dosis causaba efectos tóxicos por lo tanto sería demasiado tóxico para los seres humanos. En 1978, Alfred Alberts y sus colegas de Merck Research Laboratories descubrieron un nuevo producto natural en un caldo de fermentación de Aspergillus terreus, su producto mostró buena inhibición de HMGR la inhibición y nombraron al producto mevinolin, el cual más tarde se conoció como lovastatina.[4]

La controversia de colesterol empezó en la promoción temprana de las estatinas.[2]

Other Languages