Departamentos de Bolivia

En Bolivia, los departamentos son las entidades subnacionales mayores del país en las que se subdivide el territorio del Estado. Desde el 4 de abril de 2010 [1], cuentan con autonomía reconocida por la constitución a nivel ejecutivo y legislativo pero no judicial [1].

Con la nueva constitución, el 4 de abril de 2010 fueron reemplazadas las prefecturas de todos los departamentos bolivianos por los gobiernos departamentales, entidades gubernamentales según el flamante texto constitucional. Los gobiernos departamentales son encabezados por gobernadores electos mediante el voto popular.

Precedentes

El sistema de comunidades autónomas es fruto de una intensa negociación en la época de la Crisis política, entre los partidos que querían el centralismo, y los que buscaban un Estado federal o descentralizado.

La Constitución Boliviana de 2009 introdujo como novedad el estado regional, llevado a la práctica con éxito por España. La Constitución Boliviana de 2009 retoma ese proceso para evitar el federalismo, pero introduciendo dos vías de conseguir la autonomía estableciendo tres categorías de autonomías. La constitución de 2009 se establece la organización territorial del Estado en municipios, provincias y Departamentos autónomos, con competencias para gestionar sus propios intereses.

Other Languages