Departamento Curuzú Cuatiá

Curuzú Cuatiá
Departamento
Curuzú Cuatiá (Provincia de Corrientes - Argentina).svg
Ubicación de Curuzú Cuatiá
Coordenadas29°47′00″S 58°02′00″O / 29°47′00″S 58°02′00″O / -58.033333333333
CapitalCuruzú Cuatiá
 • Población34.470
EntidadDepartamento
 • PaísBandera de Argentina Argentina
 • ProvinciaBandera de Provincia de Corrientes Corrientes
Subdivisiones2 municipios:
Curuzú Cuatiá
Perugorría
SuperficiePuesto 2.º
 • Total8911 km²[1]
Población (2010)Puesto 5
 • Total44 384 hab.[1]
 • Urbana34 470 hab.

Curuzú Cuatiá es un departamento de la provincia de Corrientes, en el noreste de la Argentina, que ocupa 8.911 km² en la región sur de la provincia.

Referencias históricas

Luego del descubrimiento del Nuevo Continente, España, decide emprender la Conquista y Colonización de las nuevas tierras.. El territorio de lo que actualmente comprende la República Argentina comenzó a poblarse hacia el siglo XVI, en las tierras del litoral se fundó en 1588 la ciudad de San Juan de Vera de las Siete Corrientes, y a principios del siglo XVII, en 1627, se fundaba en las Misiones el poblado de Nuestra Señora de los Reyes Magos de Yapeyú. Ambas ciudades comenzaron su expansión y a fines del siglo XVIII se suscita un problema jurisdiccional, entre los Cabildos de las mismas, por las tierras que pertenecen al departamento de Curuzú Cuatiá, que eran conocidas desde tiempos muy lejanos por los guaraníes, quienes le dieron el nombre de Curuzú Cuatiá. Sobre los interfluvios secos del Paiubre, sentaros sus reales varias tribus errantes: Mepené, Mocohetá, Guayquirarog, Arubaí y Caingang. Pertenecientes, casi todas ellas, a la gran raza guaraní. Todos tenían características similares en su organización social, familiar, religiosa, y en sus hábitos alimenticios, en el vestido, la vivienda y los adornos. Los indígenas no se adaptaron a la llegada del español y sostuvieron violentas luchas contra el invasor, pero finalmente, a mediados del siglo XVII , el Cabildo de Corrientes decidió poner fin a esta situación y organizó expediciones armadas.  Ante una serie de violentos ataques de los españoles, y luego de ser derrotados, los indígenas sobrevivientes emigraron a Misiones. [2]

Luego de sofocar los enfrentamientos con las tribus, los españoles comenzaron a asentarse en ellas. Existía en estas tierras una cruz grande con letras, que con el paso del tiempo y las quemazones se fueron borrando, aunque en 1781 aún había vestigios, desde aquí, pues (decía el escrito) acordaron los de Corrientes con los de Yapeyú hacer un cordón con nueve algarrobos, dichos árboles servirían de líneas divisorias a ambas pertenencias. El asentamiento de estancias y poco después, a fines del siglo XVIII, la autorización del Cabildo de Corrientes a Don Tomás del Castillo para levantar una capilla, que nucleaba a los pobladores, en este lugar, y en 1793, la fundación de un poblado alrededor de la Capilla, autorizado por el Virrey Marqués de Avilés y Fierro al Juez Comisionado, don José Zambrana creó un conflicto con Yapeyú. [2]

El poblado se organizó alrededor de la capilla, que era atendida periódicamente por los Párrocos de San Roque y Santa Rita de Esquina, y a la que afluían pobladores desde largas distancias. Se funda el Pueblo y se reparten tierras a sesenta y cuatro pobladores, se propone como nombre para el asentamiento el de “Avilés y Nuestra Señora del Pilar de Curuzú Cuatiá”. Yapeyú inició sus reclamos, entonces el Virrey  le otorgó la jurisdicción del Pueblo y por disposición del 18-VII-1800, se fijaba una línea imaginaria que dividía la región en dos, de las nacientes del hasta las puertas del Paiubre, y desde allí hasta el Iberá. La decadencia de las Misiones era notoria y los pobladores de Curuzú Cuatiá y el mismo Cabildo no abandonaron la esperanza de reintegrarlo a la jurisdicción de Corrientes. El problema se solucionó finalmente cuando el vocal de la Junta de Mayo, Don Manuel Belgrano, creó oficialmente el 16 de noviembre de 1810 al pueblo de Nuestra Señora del Pilar de Curuzú Cuatiá y le señaló una extensa jurisdicción que alcanzaba por el Este las costas del Miriñay. El Cabildo de Corrientes quedaba a cargo del nuevo pueblo. [2]

Palabras en Guaraní: su significado

  • MEE. dar. PEE:camino
  • NE:no-no dan paso a camino.
  • MOCONG: tragar: HETA: mucho- los tragadores o devoradores muchos.
  • GUA: pintura: I: chico: QUIRA: gordo: OG: casa-asentamiento de pequeños gordos pintados
  • ARU: traer: BA: acción: Y: agua- los de fuerte acción como las aguas del rió.
  • Los indígenas llamaban al río Corrientes: ARUHARY- que traen mucha agua o río caudaloso de: A: mucho: RU: traer: HA: verbal, que indica el instrumento u objeto con que, o en que, se ejecuta la acción: Y: agua.
  • CURUZÚ: neologismo: Cruz o cruce
  • CUÁ: lugar, reunión, grabado ondo, agujero, esculpir.
  • TI: punta, extremo y agudo, puntiagudo.
  • A: mucho, montón, cantidad.

Posible traducción

Cruce de caminos, Cruz con escritura o mensaje. Cruce de correos, Cruz grabada con letras, Posta de la Cruz, Puerta de entrada a la tierra de la cruz o Cruz grabada profundamente.