Departamento Administrativo de Seguridad

Departamento Administrativo de Seguridad
DAS Logo.svg
Departamento Administrativo de Seguridad
Información general
Acrónimo DAS
Tipo Organismo público
Fundación 18 de julio de 1960
Disolución 31 de octubre de 2011
Jurisdicción Flag of Colombia.svg  República de Colombia
Coordenadas 4°36′54″N 74°05′14″O / 4°36′54″N 74°05′14″O / -74.0873
Organización
Dependiente de Presidencia
Histórico
Servicio de Inteligencia Colombiana (SIC) Actual Dirección Nacional de Inteligencia (DNI)
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) fue un organismo estatal encargado de realizar la inteligencia y contrainteligencia en Colombia. El 31 de octubre de 2011 el presidente Juan Manuel Santos expidió el decreto 4057 mediante el cual suprimió esa entidad. La desaparición del DAS se dio, en gran parte, debido al escándalo por las interceptaciones ilegales de llamadas; [1]​ por esos gravísimos antecedentes, el gobierno nacional tomó la drástica decisión de eliminar la entidad.

Las funciones que desarrollaba ese departamento quedaron distribuidas en diferentes dependencias: La inteligencia y contrainteligencia de estado, sin atribuciones de policía judicial quedaron a cargo de la nueva Dirección Nacional de Inteligencia (DNI).[3]​ Las funciones Oficina Central Nacional (convenio INTERPOL-DAS), quedaron a cargo de la Policía Nacional en la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN). Las actividades de control de migración quedaron a cargo de la nueva Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, adscrita al Ministerio de Relaciones Exteriores. Las funciones de protección a personalidades de alto riesgo están a cargo de la Unidad Nacional de Protección, adscrita al Ministerio del Interior. Los casos criminales y sus funciones de policía judicial, fueron transferidos al Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía General de la Nación.


Historia

Sus orígenes se remontan a 1953, cuando el entonces presidente de Colombia Gustavo Rojas Pinilla ordenó la creación del Departamento Administrativo del Servicio de Inteligencia Colombiana (SIC) mediante el decreto 2872 del 31 de octubre de 1953, con el objetivo de crear un organismo de Inteligencia Nacional tanto interna como externa y que existiera dentro del régimen constitucional del Estado.

Durante el gobierno del presidente Alberto Lleras Camargo, el SIC fue sustituido por el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS),[4]​ mediante Decreto 1717 del 18 de julio de 1960. En el gobierno Misael Pastrana Borrero, se reorganizó administrativamente mediante el Decreto 625 de 1974, el cual rigió hasta 1989.

En los gobiernos liberales de Virgilio Barco Vargas y Cesar Gaviria Trujillo la institución recibió mayores cambios; en especial en los campos administrativos y tecnológico con el objetivo de modernizar a la principal agencia de inteligencia, seguridad y espionaje de Colombia.

Al parecer la academia funcionó en sus inicios en la carrera 4° con calle 8° esquina, en el centro histórico de la ciudad de Bogotá, donde en principio se expiden los certificados de antecedentes judiciales y de policía, antes de hacerse en la actual sede del barrio Paloquemao. Se tiene pleno conocimiento de que el centro docente tuvo su sede en un predio ubicado en el barrio Cedritos, al norte de la ciudad de Bogotá, de donde se decide el trasladarse a la escuela de detectives en Aquimindia, en la zona rural de la localidad de Suba, en Bogotá.


Atentado terrorista de 1989

El día 6 de diciembre de 1989 ocurrió el atentado al edificio del DAS a las 07:30 (12:30 UTC) una poderosa carga explosiva que se calcula en 500 kg de dinamita y camuflada en un bus de transporte público de la compañía privada de Sidauto, detonó frente a las instalaciones del D.A.S. en el sector de Paloquemao en Bogotá. En el hecho perecieron cerca de 70 personas entre funcionarios, detectives y transeúntes así como presumiblemente algunos de los encargados de la instalación del carrobomba, además de 500 heridos y cuantiosas pérdidas materiales.

El atentado fue atribuido al cartel de Medellín y a sus máximos jefes Pablo Escobar, así mismo se dice que Gonzalo Rodríguez Gacha estaría vinculado, y cuyo aparente objetivo real era asesinar al director del DAS, general de la Policía Nacional de Colombia Miguel Alfredo Maza Márquez, quien después se corroboró que resultó ileso, pues no se hallaba en las instalaciones del ente de seguridad e inteligencia del país.

En el 2008 como una forma de tributo y honor a los muertos en estos atentados, se realizó una película llamada Fantasmas del DAS; con las actuaciones de Gregorio Pernia, Katherine Porto, Kepa Amuchastegui y Santiago Cepeda bajo la dirección de Humberto Dorado.


Infiltración paramilitar durante el gobierno Uribe

Jorge Noguera Cotes director del DAS durante el primer periodo del presidente Álvaro Uribe Vélez, está siendo investigado dentro del marco del escándalo conocido como la parapolítica por acusaciones que lo señalan de poner el Departamento de Seguridad al servicio de los grupos paramilitares de Colombia. El 16 de noviembre de 2007 la Procuraduría lo destituyó y suspendió por 18 años,[6]​ Este proceso se encuentra en proceso de demanda de nulidad y restablecimiento del derecho.

A partir de este episodio el gobierno de Colombia nombró a Andrés Peñate quien inició un proceso de depuración de miembros infiltrados tanto de la insurgencia, como de bandas criminales, utilizando contrainteligencia, detectores de mentiras y cambios constantes de personal. Peñate dejó su cargo en 2007 por motivos personales, en su reemplazo fue nombrada María del Pilar Hurtado quien renunció a finales de 2008 tras el escándalo de la orden de seguimiento a líderes de la oposición por parte de un alto funcionario de la entidad. En su reemplazo fue asignado temporalmente Joaquín Polo y más tarde nombrado Felipe Muñoz Gómez, quien sería el último director de la entidad en pleno. El director asignado por el Gobierno de Colombia para el proceso de supresión de la entidad sería el señor Ricardo Giraldo.

Escándalo por interceptaciones ilegales

El 21 de febrero de 2009, la revista Semana publicó un informe en el que se detallaba como funcionarios del DAS continuaban grabando ilegalmente a líderes de oposición, magistrados, periodistas y funcionarios del Estado.[11]