Denominaciones de la Comunidad Valenciana

Las denominaciones de la Comunidad Valenciana han sido varias a lo largo del tiempo, aunque actualmente" Comunitat Valenciana" (en valenciano) es la única que está establecida como oficial en su Estatuto de Autonomía:

Artículo primero.

1. El Pueblo Valenciano, históricamente organizado como Reino de Valencia, se constituye en Comunidad Autónoma, dentro de la unidad de la Nación española, como expresión de su identidad diferenciada como nacionalidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno que la Constitución Española reconoce a toda nacionalidad, con la denominación de Comunitat Valenciana.

Dicho estatuto, además, menciona en su preámbulo las denominaciones no oficiales de País Valenciano y el histórico Reino de Valencia en los siguientes términos:

Aprobada la Constitución Española fue, en su marco, donde la tradición valenciana proveniente del histórico Reino de Valencia se encontró con la concepción moderna del País Valenciano y dio origen a la autonomía valenciana, como integradora de las dos corrientes de opinión que enmarcan todo aquello que es valenciano en un concepto cultural propio en el estricto marco geográfico que alcanza.

Denominaciones

Las denominaciones empleadas a lo largo de la historia han sido las siguientes: El Reino (El Regne o Lo Regne), Valencia, Reino de Valencia, Región Valenciana, País Valenciano y Comunidad Valenciana. En época franquista durante el siglo XX, para evitar su verdadera denominación histórica que era Lo Regne, que tenía connotaciones históricas propias, se usaba la denominación Levante Español. En la actualidad, la denominación oficial y más usada es Comunidad Valenciana (Comunitat Valenciana).

Reino de Valencia

Se trataba del territorio conquistado por tropas cristianas aragonesas y catalanas[ cita requerida], comandados por el rey Jaime I de Aragón en el año 1238. A parte de dicho territorio se le dota de independencia administrativa, jurídica, y política en el marco de la Corona de Aragón en los Costums de València, basados principalmente en los Usatges de Barcelona y los Costums de Lleida. Posteriormente, al convertirse los Costums en Furs de València (fueros), dicho estatus político se extenderá progresivamente a todo el territorio valenciano. Los fueros, su estructura administrativa y jurídica, así como su entidad política fueron disueltos en 1707 por Felipe V con los Decretos de Nueva Planta, asimilándolos a la legislación y estructura del Reino de Castilla.

No obstante, el término siguió usándose comúnmente durante el siglo XVIII y principios del XIX, como por ejemplo en las divisiones en gobernaciones, o en la división provincial propuesta en 1833 por Javier de Burgos. No obstante, a veces se matiza el término como "Antiguo Reino de Valencia", para aclarar la inexistencia de cualquier consideración jurídica o política. A principios del siglo XX el término queda circunscrito al ámbito cultural, académico o literario, especialmente desde la Renaixença valenciana, así como del emergente nacionalismo valenciano, que lo usa indistintamente con "País Valenciano". Su uso con finalidades políticas vuelve durante la transición valenciana hacia la autonomía, a principios de los años 1980 por parte del blaverismo, en este caso en contraposición al de País Valenciano.

En la actualidad el término "Reino de Valencia" queda relegado en el ámbito académico, histórico o cultural, y está recogido en el Preámbulo del actual Estatuto de Autonomía valenciano de 1982, así como en el primer artículo, para evocar el origen histórico de la actual Comunidad Valenciana. No obstante, aún hoy en día en las localidades castellanas fronterizas entre la Valencia y Castilla, especialmente en la provincia de Cuenca y en la comarca valenciana de Requena-Utiel, se utiliza la expresión "bajarse al Reino" cuando alguien marchaba hacia una localidad valenciana.

País Valenciano

Denominación moderna de "Reino de Valencia", y una de las que tiene una base de nomenclatura histórica. Como ejemplos de ello, el fraile Agustín Bella en su obra "Vida de fray Agustín Antonio Pascual"[1] afirmaba en 1699, aún estando vigente las instituciones forales del Reino de Valencia, que:

... no le tenia el Señor destinado para Apóstol de las Indias, sino de nuestro País Valenciano...

O el ejemplo rescatado por Sanchis Guarner en su obra "La llengua dels valencians" que confirma la existencia del documento satírico del 1767 con el siguiente largo título, en valenciano:

Carta no vista, lletra uberta, combit cheneral y particular, que fa Quelo el Roig de Albal, nét de la tia Rafela, a tota la Cort de Madrit, per a que vinga a veurer o mirar la gran Festa Centenar de la Verche Amparadora, ulatant lo lluit que estarà el País Valencià.

(Traducción: "Carta no vista, letra abierta, invitación general y particular, que hace Quelo el Rojo de Albal, nieto de la tia Rafela, a toda la Corte de Madrid, para que venga a ver o mirar la gran Fiesta Centenària de la Virgen Amparadora, comprobando lo lucido que estará el País Valenciano")

Además, el mismo académico considera que en el origen etimológico de "País Valenciano" ya se emplea el gentilicio "valenciano" para definir la colectividad humana que vive en el territorio del entonces Reino de Valencia, y menciona que en 1499 en el texto de "Regiment de la cosa pública" del monje franciscano catalán Francesc Eiximenis se recoge el concepto de "Poble Valencià" (sic, pueblo valenciano) para distinguirlo de los catalanes:

Per totes aquestes coses e raons ha volgut Nostre Senyor Déu que Poble Valencià sia poble especial e elet entre los altres de tota Espanya. Car com sia vengut e eixit, per la major partida, de Catalunya, e li sia al costat, emperò no es nomena Poble Català, ans per especial privilegi ha propi nom e es nomena Poble Valencià.[2]

Traducción: Por todas estas cosas y razones ha querido Nuestro Señor que Pueblo Valenciano sea pueblo especial y elegido entre los otros de toda España. Ya que como es venido y salido, por la mayor partida, de Cataluña, y se encuentra al lado, pero aun así no se denomina Pueblo Catalán, antes por especial privilegio tiene propio nombre y se denomina Pueblo Valenciano.

Así, aunque al principio se utiliza con un significado meramente geográfico, a principios del siglo XX dentro del movimiento obrero y de los primeros movimientos del nacionalismo valenciano se emplea, además, también con un significado político y cultural. Asimismo, las Juventudes Valencianistas en el año 1906 publican un mapa comarcal bajo este nombre. Asimismo, se populariza durante la década de los 30, del mismo siglo, a través de sucesivas publicaciones académicas, culturales, y políticas, especialmente en los "Quaderns d'Orientació Valencianista" de la Editorial Estel (actualmente editados por la Universidad de Valencia).[3]

Tuvo un importante uso durante la IIª República, como refleja, por ejemplo, el uso del término por parte del entonces Consejo Provincial de Valencia (actual Diputación Provincial) en un cartel de Artur Ballester i Marco.[7] en 1937.

En los años sesenta, a raíz de la publicación del tomo "El País Valenciano", escrito por Joan Fuster, en "Guías de España" de la Ed. Destino, vuelve a popularizarse de nuevo hasta el punto de ser el término más extenso y utilizado en los medios de comunicación, especialmente en la prensa escrita local de todas las tendencias ideológicas, sin que la censura franquista objetara gran cosa.

El noticiario NO-DO utilizó la denominación País Valenciano en un reportaje del 1978.[8]

Además, era el término propuesto en el Proyecto de Estatuto de Autonomía de la Asamblea de Parlamentarios del País Valenciano que se acordó en Benicasim el 25 de octubre de 1979 (ver propuesta en Wikisource). El término sólo está recogido en el preámbulo del actual Estatuto de Autonomía, que carece de carácter normativo, y no en el articulado. Por otra parte, existía una entidad gubernamental valenciana, el Consejo Preautonómico del País Valenciano, con diversas competencias hasta la aprobación de un Estatuto de Autonomía.

No obstante, a pesar de que la UCD utilizaba el término, a partir de 1980 tanto el blaverismo como la derecha posfranquista rechazaban dicho término por su vinculación con el concepto político de los Países Catalanes que se venía planteando desde los años 60. En contradicción con lo observado por el académico Sanchis Guarner, el último alcalde franquista de Valencia, Miguel Ramón Izquierdo, justificaba el rechazo porque "país es singular de países, entonces se habla de un País Valenciano dentro de los Países Catalanes".

En la actualidad, su uso es considerable a día de hoy, siendo más común en ámbitos académicos,[9] así como en ámbitos locales (Avinguda, Plaça, Carrer... del País Valencià), políticos ( Partido Socialista del País Valenciano, Esquerra Unida del País Valencià, BNV... ), sindicales (UGT-PV, CCOO-PV, STEPV...), periodísticos, y del asociacionismo. Su forma en valenciano "País Valencià" es más utilizada por los valencianoparlantes en algunas comarcas, incluso por delante del término oficial "Comunitat Valenciana", según los diccionarios normativos del valenciano más conocidos {{ CN}}.

Conflictos con el Partido Popular

El término es rechazado por parte del principal partido de la derecha, el Partido Popular, también el principal partido de la izquierda (PSOE-PSPV) votó a favor del nuevo Estatuto de 2006 en el que se establece como única denominación el término Comunidad Valenciana, no apoyando así al Bloc Nacionalista Valencià en sus pretensiones de cambiar la denominación a País Valencià. Asimismo, diversos miembros de la Unió de Periodistes Valencians afirmaron que desde 1991, fecha en que gobernaba el PSOE-PSPV en la Comunidad Valenciana, en la RTVV existía una "lista negra" de palabras[12]

Otra muestra de la oposición mostrada por el PP con el uso del término País Valenciano se encuentra en el contexto del enfrentamiento entre diversas universidades públicas valencianas con el gobierno valenciano, que caracterizó la segunda legislatura de Eduardo Zaplana como presidente. En esos años, la Universidad de Valencia[16] Se da la circunstancia que en aquellos años el Conseller de Educación, como responsable de los asuntos universitarios, era Francisco Camps Ortiz, posterior presidente de la Generalitat Valenciana hasta el 28 de julio de 2011. En relación con la denominación en los Estatutos de las Universidades de Valencia y Castellón, los tribunales fallaron a favor de la Generalitat, obligando a dichas universidades a emplear en los mismos la denominación Comunidad Valenciana, que es la única establecida en su Estatuto de Autonomía, no estando facultada la Universidad para cambiar la denominación que los valencianos votaron en el Estatuto.

Dichos conflictos no sólo se circunscriben a la Comunidad Valenciana, sino que, además, también se prestan a disputa a nivel nacional. Concretamente, en el Congreso de los Diputados, en Madrid, el Partido Popular protestó que la diputada por la provincia de Valencia, Isaura Navarro, hiciese referencia al ámbito autonómico valenciano con el término de "País Valenciano", tanto en valenciano como en castellano, y solicitó a la Mesa del Congreso que no aceptara, por tanto, sus iniciativas parlmentarias. Aunque en un principio el Presidente del Congreso, Manuel Marín, consideraba como válidas[20] La respuesta del presidente del gobierno fue que se acogía al nombre que utiliza su partido en Valencia, donde se denominan " Partido Socialista del País Valenciano".

También trascendiendo el ámbito de la Comunidad Valenciana, se añadió otro capítulo en las negociaciones entre los gobiernos catalán y valenciano del año 2007 para la emisión recíproca de sus radio y televisiones autonómicas respectivas en ambos territorios. El portavoz valenciano, Vicent Rambla, afirmó públicamente que una de las condiciones que puso el gobierno valenciano para no cerrar las emisiones en la Comunidad Valenciana de los medios de la Corporación Catalana de Radio y Televisión es que se "respetara la denominación estatutaria de Comunidad Valenciana",[24]

Comunidad Valenciana

Se utiliza por primera vez en el articulado de la propuesta de Proyecto de Estatuto de Autonomía de la Asamblea de Parlamentarios del País Valenciano, de forma indistinta junto con el término de "País Valenciano". Esa propuesta, conocida como Acuerdo de Benicásim, en lo que respecta al tema de los símbolos, tanto los partidos valencianos de izquierdas como los de derechas hicieron concesiones para llegar a un consenso. Los primeros asumían como bandera del País Valenciano una señera con franja azul conteniendo el escudo de la Generalidad, mientras que los segundos asumían el término de País Valenciano.

Sin embargo, cuando la propuesta llegó al Congreso de los Diputados, se rompió el consenso al desvincularse la UCD del Acuerdo de Benicásim y, respecto a los símbolos, proponía cambiar tanto la bandera por la señera coronada valenciana, como el término, por el de Reino de Valencia. Debido a la mayoría absoluta de la derecha en el Congreso, como respuesta, los partidos de izquierda amenazaron con recurrir el estatuto al Tribunal Constitucional por la denominación de "Reino" ya que ese rango está reservado para el Estado, Reino de España, que se considera indivisible según la Constitución de 1978.

No obstante, el PSOE forzó una solución de compromiso con la UCD, a través del diputado Emilio Attard, por el que se sustituyó "Reino de Valencia" por el de "Comunidad Valenciana", y recogiendo los términos "Reino de Valencia" y "País Valenciano" en el preámbulo, con la idea de que el partido de turno en el gobierno autonómico valenciano utilizase el que creyese conveniente. El compromiso sobre los términos se aprueba con la abstención del PSOE, y la oposición del PCE.

El término de "Comunidad Valenciana" se ha extendido y popularizado a principios de los años 90 del siglo XX por diversas campañas de turismo promovidas por la Generalidad Valenciana (con el lema "Comunitat Valenciana, vacaciones todo el año"). Por último, en el año 2005 se cambió el encabezado del principal boletín escrito de la Generalitat, que se llamaba "Diari Oficial de la Generalitat Valenciana", por el de "Diari Oficial de la Comunitat Valenciana".

Otras denominaciones empleadas

  • Región Valenciana: Es una denominación regionalista, que tuvo cierta utilización durante el franquismo y que resaltaba el aspecto de ser eso: una región de España. No obstante, el nacionalismo valenciano, a través de Esquerra Valenciana, llegó a proponerlo durante la IIª República como término de consenso que fuese aceptable para los principales partidos, tanto de derecha como de izquierda, en su anteproyecto de Estatuto de Autonomía de 1937.
  • Levante: Denominación que atiende a su posición geográfica en la Península Ibérica. Es relativamente poco usual y, aunque uno de los dos periódicos principales de la autonomía usa tal encabezado ( Levante-EMV) y es el nombre de uno de los equipos de fútbol valencianos más antiguos ( Levante U.D.), ha tenido algunas veces connotaciones negativas. Fue empleado también por organizaciones históricas como el Consejo Levantino Unificado de Exportación de Agrios (CLUEA) o la Agrupación guerrillera de Levante y Aragón. La actual Vuelta a la Comunidad Valenciana recibió en su creación en 1929 el nombre de Vuelta al Levante, manteniéndose con tal nombre hasta 1979.[26] Durante el franquismo se usó[ cita requerida] ocasionalmente la variante Levante español.
  • Mancomunidad Valenciana: empleado en las bases elaboradas por la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de la capital en 1919 para elaborar un régimen descentralizado.[27]
  • Mancomunidad de las provincias valencianas: Su uso fue testimonial durante la Transición española en una propuesta de Estatuto de Autonomía redactado por el partido de Alianza Popular. Esta denominación no fue popular ni tampoco conocida por la mayoría de los valencianos. Pasó casi inadvertida.
Other Languages