Demografía de la Corte Suprema de los Estados Unidos

Los actuales jueces de la Corte Suprema. De izquierda a derecha, de pie; Juez Breyer, Juez Thomas, Jueza Ginsburg, Juez Alito. De izquierda a derecha, sentados; Juez Kennedy, Juez Stevens, Juez Presidente Roberts, Juez Scalia y Juez Souter.

La demografía de la Corte Suprema de los Estados Unidos ha sido sacada a colación respecto a varios contextos en el último siglo. Por ejemplo, la confirmación de un hombre católico con ascendencia italiana, mantiene a la Corte con una gran mayoría masculina, y al mismo tiempo hace que la Corte por primera vez en su historia tenga mayoría católica.

Introducción

La composición de la corte se mantuvo estable por sus primeros 180 años, con solo algunas desviaciones de la norma sobre elegir solo a hombres blancos protestantes. La preocupación por la "diversidad" de la Corte se ha tocado en términos de diversidad geográfica, en oposición a la diversidad ética, religiosa o de sexo.

Debido a que los miembros de la corte son nominados por el Presidente de los Estados Unidos y ratificados por el Senado de los Estados Unidos, la demografía de la Corte tiene un simbolismo político. Todo Presidente de Estados Unidos ha sido hombre y blanco, y todos han sido protestantes con la sola excepción de John F. Kennedy, quien era católico. Ninguno de los candidatos propuestos por Kennedy fue católicos, Byron R. White era protestante y Arthur Goldberg era Judío. Sin embargo, la Corte no es un cuerpo representativo, y el sexo, raza, trasfondo educacional o puntos de vista religiosos de los jueces no han tenido un papel importante en su jurisprudencia; así, tanto Clarence Thomas cuanto Thurgood Marshall son negros, y tienen un trasfondo personal similar, sin embargo tienen filosofías jurídicas radicalmente diferentes; William Brennan y Antonin Scalia comparten la religión católica y el haber estudiado en la Facultad de Derecho de Harvard, pero no comparten sus filosofías jurídicas. Antes de que la Jueza Sandra Day O'Connor se retirara, ella y su colega, la jueza Ruth Bader Ginsburg, si bien, no eran filosofías opuestas, votaron tanto juntas como votaron con los demás hombres de la corte, y así, no se puede obtener ningún punto de vista "femenino" de sus opiniones.

Other Languages