Demagogia

Demagogia (del griego δῆμος -dēmos-, pueblo y ἄγω -ago-, dirigir) es una estrategia utilizada para conseguir el poder político. Consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda política.

Historia

En la historia de las doctrinas políticas se considera que fue Aristóteles quien individualizó y definió por primera vez la demagogia, definiéndola como la «forma corrupta o degenerada de la Democracia» que lleva a la institución de un gobierno tiránico de las clases inferiores o, más a menudo, de muchos o de unos que gobiernan en nombre del pueblo.[1]

Aristóteles sostenía que cuando en los gobiernos populares la ley es subordinada al capricho de los muchos, definidos por él como los "pobres", surgen los demagogos que halagan a los ciudadanos, dan máxima importancia a sus sentimientos y orientan la acción política en función de los mismos. Aristóteles define por lo tanto, al demagogo como “adulador del pueblo”.

La demagogia según Platón y Aristóteles, puede producir (como crisis extrema de la República), la instauración de un régimen autoritario oligárquico o tiránico, que más frecuentemente nace de la práctica demagógica que ha eliminado así a toda oposición. En estas condiciones, los demagogos, arrogándose el derecho de interpretar los intereses de las masas como intérpretes de toda la nación, confiscan todo el poder y la representación del pueblo e instauran una tiranía o dictadura personal. En sentido contrario y paradójicamente, muy habitualmente, las dictaduras se han instalado sosteniendo que lo hacían para terminar con la demagogia.

Aristóteles escribe que cuando un gobierno persigue el interés general de su población es virtuoso pero si persigue el de un solo individuo o unos cuantos se desvirtúa. Aristóteles define a la demagogia como la corrupción de la república. En este sentido una República debe velar por el interés de todos incluyendo pobres y ricos, por lo que la demagogia como el predominio del interés de los pobres con exclusión de los ricos constituye una aberración.[1]

Aristóteles se oponía a la República como forma de gobierno ideal, ya que consideraba como la tendencia inevitable a que el pueblo llano caiga en la demagogia como poder. Polibio denominó esta desvirtuación como ὀχλοκρατία [o.xlo.kra'ti.a], término que se mantiene hasta hoy en el español como oclocracia.

De esta forma también se considera como demagogia esa oratoria que permite atraer hacia los intereses propios las decisiones de los demás utilizando falacias o argumentos aparentemente válidos que, sin embargo, tras un análisis de las circunstancias, pueden resultar inválidos o simplistas.

Other Languages
العربية: ديماغوجيا
беларуская: Дэмагогія
български: Демагогия
català: Demagògia
čeština: Demagogie
dansk: Demagogi
Deutsch: Demagogie
English: Demagogue
Esperanto: Demagogio
eesti: Demagoogia
euskara: Demagogia
suomi: Demagogia
français: Démagogie
galego: Demagoxia
עברית: דמגוגיה
hrvatski: Demagogija
magyar: Demagógia
Հայերեն: Դեմագոգիա
íslenska: Lýðskrum
italiano: Demagogia
日本語: デマゴーグ
қазақша: Демагогия
한국어: 데마고기
Кыргызча: Демагогия
Latina: Demagogus
lietuvių: Demagogija
latviešu: Demagoģija
македонски: Демагогија
مازِرونی: دماگوژی
Nederlands: Demagogie
norsk nynorsk: Demagogi
norsk bokmål: Demagogi
occitan: Demagogia
ਪੰਜਾਬੀ: ਡੈਮਾਗੌਗ
polski: Demagogia
português: Demagogia
русский: Демагогия
sicilianu: Demaguggìa
srpskohrvatski / српскохрватски: Demagogija
slovenčina: Demagógia
slovenščina: Demagog
српски / srpski: Демагогија
svenska: Demagogi
Türkçe: Demagoji
українська: Демагогія
Tiếng Việt: Người mị dân
中文: 煽動