Delegaciones de la Ciudad de México

Las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México[4]

Jefe delegacional

A diferencia de los municipios del resto de las entidades federativas de México, donde existen presidentes municipales (conocidos también como alcaldes), los jefes delegacionales (antes delegados) son la máxima autoridad dentro de los órganos político-administrativos en los que se divide la Ciudad de México.

Cada tres años, en el primer domingo de julio, los ciudadanos salen a depositar su voto libre y directo a un candidato a jefe delegacional, que cubrirá el mismo período. En algunos casos, la elección para este cargo coincidirá con la de Jefe de Gobierno.[5]

Para aspirar a ser electo como jefe delegacional, el candidato requiere ser propuesto por un partido político, legalmente instituido con presencia nacional, aunque existen partidos u organizaciones políticas locales.[2]

Los jefes delegacionales son elegidos por sufragio universal a partir del año 2000. Anteriormente eran designados por el Jefe del Departamento del Distrito Federal, figura que fue sustituida en 1997 por la de Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, cuando su denominación era simplemente la de Delegado.

Delegaciones de la Ciudad de México.

Para la determinación de las demarcaciones territoriales, la Asamblea Legislativa deberá formular los estudios para establecer, modificar o reordenar la división territorial de la Ciudad de México; para esto, constituirá un comité de trabajo integrado por servidores públicos de la administración pública de la Ciudad de México y por una comisión de diputados a la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México, electos por su pleno, en el número que determine la ley. Este comité deberá realizar los trabajos necesarios, con los apoyos técnicos que requiera, con cargo a la administración pública del Distrito Federal.[2]

Para esto, deberá tomar como base:

  • la población;
  • la configuración geográfica;
  • la infraestructura y el equipamiento urbano;
  • el número y extensión de colonias, barrios, pueblos o unidades habitacionales de las delegaciones;
  • las directrices de conformación o reclasificación de asentamientos humanos con categoría de colonias;
  • la previsión de los redimensionamientos estructurales y funcionales delegacionales;
  • el presupuesto de egresos y previsiones de ingresos de la entidad.

Cada delegación es encabezada por un jefe delegacional y equivale a lo que en el resto de los estados de la república se llaman municipios aunque, a diferencia de éstos, las delegaciones no poseen cabildos. En su lugar, la Ley de Participación Ciudadana del Distrito Federal contempla la conformación de comités vecinales por unidad territorial. En teoría, los comités deberían ser elegidos cada tres años, pero hasta ahora sólo se han elegido una vez, en 1998.

Other Languages