Defenestración

Grabado representando la defenestración de Praga de 1618.

La defenestración es el acto de arrojar a una persona por una ventana.[1] La palabra procede del latín "de" (de, desde), y "fenestra" (ventana).

Históricamente, el acto de defenestración tenía el objetivo de lastimar o asesinar a alguien. La segunda defenestración de Praga se considera el detonador de la Guerra de los Treinta Años.

En la restauración de la independencia de Portugal, en 1640 bajo la Dinastía Filipina, los rebeldes entran en el Palacio de Lisboa y sorprender a Miguel de Vasconcelos, que estaba al servicio de Felipe IV de España, quien trata de ocultarse en un armario sin éxito, para no ser defenestrado por la fachada del Palacio Real que da a la Plaza del Mercado de Lisboa.

Adicionalmente, también significa la destitución o expulsión drásticamente de alguien de su cargo o puesto.[1] Partiendo de este último significado, la palabra además se utiliza para implicar una crítica drástica negativa hacia algo o alguien.

Véase también

Other Languages
čeština: Defenestrace
Ελληνικά: Εκπαραθύρωση
français: Défenestration
hrvatski: Defenestracija
italiano: Defenestrazione
Nederlands: Defenestratie
norsk nynorsk: Defenestrasjon
norsk bokmål: Defenestrasjon
português: Defenestração
română: Defenestrație
srpskohrvatski / српскохрватски: Defenestracija
Simple English: Defenestration
slovenčina: Defenestrácia
slovenščina: Defenestracija
српски / srpski: Дефенестрација